Miércoles 21.02.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de noviembre de 2020 | Nacionales

Entrevista REALPOLITIK FM

Mamá Cultiva: “Es positivo sacar de la clandestinidad una actividad que mejora la calidad de vida”

Lo aseguró la integrante de Mamá Cultiva Argentina, Romina Cárdenas, en diálogo con RADIO REALPOLITIK FM (www.realpolitik.fm) tras la legalización del autocultivo de cannabis para uso medicinal por parte del gobierno nacional. “Con la anterior reglamentación accedías al cannabis por la importación o cayendo al mercado clandestino”, afirmó.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico
HORACIO DELGUY

por:
Alejandro Costanzo

A través del decreto 883/2020, publicado en el Boletín Oficial, el gobierno nacional reglamentó la ley de uso medicinal de cannabis autorizando el expendio en farmacias y habilitando a prepagas y obras sociales para que garanticen su acceso. Además, el Estado brindará colaboración técnica para impulsar la producción pública de cannabis, en todas sus variedades, y su eventual industrialización para usos medicinales y terapéuticos.

Al respecto, desde Mamá Cultiva celebraron este cambio en la reglamentación: “Es una excelente noticia, nos pone muy contentas. Lo veníamos esperando desde el 2017 y se pudo realizar ahora, con la particularidad de la pandemia, por más que se venía dilatando”, aseguró Romina Cárdenas. En tanto, explicó qué establece la normativa: “Implica la creación de un registro dentro del programa de cannabis para que los usuarios puedan inscribirse en su modo de acceso. Los detalles  específicos, que van a plasmarse en distintas resoluciones, no los tenemos pero lo positivo es sacar de la clandestinidad una actividad, que venimos desarrollando hace un montón de tiempo, para mejorar nuestra calidad de vida”.

Por otra parte, detalló cómo es el nuevo registro: “Es a partir de la indicación médica, de un profesional de la salud. Con la anterior reglamentación el acceso estaba restringido a una patología muy específica como la epilepsia refractaria; ahora se amplió a usos psiquiátricos y paliativos de dolores, aunque no sabemos cómo van a ser los controles”, dijo. A su vez, analizó lo que implicará el rol del Estado: “Se pone en lugar de garante de acceso a la sustancia. Antes, este artículo había quedado trunco ya que no había un registro de cultivadores y la única forma de acceder al cannabis era mediante la importación o cayendo al mercado clandestino”.

“Es una actividad que amamos y por eso levantamos las banderas del autocultivo, para acceder a una sustancia de calidad y a un precio razonable, con controles de lo que consumimos”, expresó. No obstante, aclaró que la lucha continúa: “Esta reforma es grande pero todavía falta un montón, como por ejemplo la ley de drogas que sigue vigente”. En otro punto, hizo mención a la comunidad científica: “Es una ley de investigación científica-médica y así como somos muchas organizaciones, también hay muchísimas médicas que luchan por sus proyectos profesionales”.

“Sabemos que pueden ampliarse los usos del cannabis en afecciones cardiológicas, o enfermedades como Alzheimer o Parkinson. Es una sustancia segura, de bajísima toxicidad, que no tiene dosis mortales y mejora la calidad de vida de un montón de personas”, añadió. También, aclaró acerca de la importancia de la formación de los profesionales de la salud: “Su rol va a ser clave porque tienen que capacitarse para estar a la altura de las circunstancias; de nada sirve tener una excelente normativa si después no se puede aplicar”, comentó.

En cuanto a la calidad de la planta de cannabis, declaró: “Es muy compleja porque tiene distintos usos; su efectividad mayor radica en los compuestos enteros de la planta en lugar de los cannabinoides. Lo importante es que los compuestos sean de calidad, que los procesos de cultivo puedan llevarse adelante de manera orgánica y que las personas tengan confianza sobre estos”. Siguiendo esta idea, prosiguió: “Es una oportunidad enorme para validar los conocimientos populares”.

Asimismo, contó cómo Mamá Cultiva argentina fue ampliando su abanico de destinatarios. “Comenzamos con un grupo de madres que nos unimos en el 2016, pero desde aquel entonces cambió nuestro público porque se empezaron a acercar adultos mayores que tienen achaques de salud por su edad”. En este sentido, profundizó: “Nos nutrimos de cultivadores solidarios que piensan la actividad para personas que no pueden llevar adelante un cultivo y si bien es importante el lugar que tienen les niñes, hoy los políticos están escuchando a la sociedad toda para mejorar su calidad de vida”.

Finalmente, relató cuál es su fantasía personal en torno al acceso al cannabis y cómo luchan para romper los prejuicios existentes. “Yo deseo que las personas que no tienen cobertura médica, tengan la posibilidad de estar cubiertas por el Estado y que no queden afuera de una actividad terapéutica que los pueda abrazar en su dolor”. Y concluyó: “Es difícil pero no imposible derribar sentidos comunes ya que venimos desandando muchos y, por eso, lo importante es brindar información de calidad. Estoy convencida que nadie puede prohibirte algo que mejore tu calidad de vida, además todos conocemos a alguien que consume cannabis y se siente mejor; estoy segura que en poco tiempo esto se va a transformar”, concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar)

 

*La entrevista se realizó en el marco del programa Te la Debo que se transmite de lunes a viernes de 14.00 a 16.00 por RADIO REALPOLITIK.


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!