Sábado 02.07.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de noviembre de 2020 | Nacionales

Crisis

Los extremos se tocan: JxC y el FIT no acompañarán la contribución de las grandes fortunas

No es una novedad que la izquierda y la derecha coincidan en su oposición al peronismo. Lo hicieron en el ‘45, cuando ambas formaron parte de la Unión Democrática. También en el ’55, cuando promovieron y celebraron el golpe de estado que derrocó al gobierno democrático de Juan Domingo Perón. 

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

También en 2008, cuando se produjo el conflicto con el campo en oposición a la resolución 125 y en el tratamiento de diversas leyes desde 1946 a nuestros días. Ahora vuelven a repetir su alianza tácita. Como siempre, con fundamentos divergentes pero con una actitud similar. La ocasión la brinda el tratamiento del proyecto de ley de Contribución Solidaria de las Grandes Fortunas por única vez.

Por más que la izquierda intente encubrir su negativa a gravar a la clase propietaria, con argumentos doctrinarios radicalizados, el fondo de la cuestión sigue siendo el mismo: su gorilismo a ultranza. Después no vale la pena que se pregunten por qué razón sólo consiguen el voto de una minoría progresista y económicamente ajena a las necesidades populares. Si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra, no hay dudas de que es un perro. Aunque uno de ellos se crea león.

Mario Negri, radical Pro, jefe del interbloque de diputados nacionales de JxC. adelantó que su coalición defenderá los privilegios de los más ricos y se opondrá al proyecto del oficialismo, presentando un proyecto propio. También irá con proyecto propio el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), que descalifica la propuesta del oficialismo.

Negri aseguró que "no es un problema de solidaridad", tal como el gobierno nacional pretende enmarcar la iniciativa."En los sectores productivos lo que hay que hacer es incentivar y que haya trabajo", algo que pareció no preocuparle demasiado cuando fue gobierno Cambiemos y destruyó empleos y pymes a mansalva. El gobierno "ya metió tres impuestos nuevos en la crisis más compleja”, objetó Negri, desentendiéndose de la responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri en la destrucción del aparato productivo y el endeudamiento salvaje que llevó adelante.

También el jefe del interbloque cuestión el proyecto de Presupuesto 2021. "Este presupuesto es un pastiche que se hizo y no contempla ni siquiera cuánto van a recaudar de este impuesto a los ricos y tampoco lo de la nueva fórmula de jubilaciones". Y agregó que "prevé que baja el déficit sacando los ATP, es decir que a fin de año se terminaron los efectos del coronavirus y presupone que las pymes van a volver al empleo puro". La preocupación por los jubilados, los trabajadores y las empresas nacionales resulta una novedad en el radicalismo Pro, que hasta ahora sólo se había esmerado en pauperizarlos. El teorema de Baglini que sostiene que cuanto más lejos del poder menos se percibe la realidad podría aplicarse con toda propiedad a las declaraciones de su correligionario y de los miembros la coalición que integra la UCR.

Con argumentos diferentes, el FIT adoptará una posición que, en el fondo, es muy similar a la de JxC: defenderá una propuesta propia y no acompañará la del Frente de Todos. Tanto Nicolás del Caño y Romina del Plá, los dos diputados nacionales de esa coalición de izquierda, anunciaron su negativa a que los más ricos aporten por única vez una suma para financiar diversas políticas para afrontar la crisis provocada por el cambiemosvirus y el coronavirus.

Las razones esgrimidas por la izquierda no carecen de cinismo. Según Del Caño, "un impuesto a las grandes fortunas no puede ser utilizado para cubrir el ajuste del FMI". También recordó que "las bancadas de la izquierda presentaron en abril un proyecto propio, con una orientación diametralmente opuesta a la que está llevando adelante el gobierno de Alberto Fernández".

"Se trata un proyecto que le otorgaría a los sectores populares un pequeño porcentaje de lo que les están sacando con el ajustazo en curso, y paradójicamente, se tratará el mismo día en que van a volver a sancionar un presupuesto a la medida del FMI”, concluyó Del Caño. Por esta razón, los revolucionarios marxistas consideran que es mejor proteger los intereses de las clases propietarias, y que los costos los pague exclusivamente el pueblo. Tal como es su costumbre, en la lucha de clases que imagina para la sociedad argentina, la izquierda argenta tiene claro que su lugar es acompañar al capital y no a la clase trabajadora.

Romina Del Plá, por su parte, afirmó que "el aporte solidario de las grandes fortunas, propuesto después de siete meses, viene a encubrir que en este momento se toman todas las medidas del Fondo Monetario: robo de la movilidad jubilatoria mediante otro decreto en diciembre y una fórmula divorciada de la inflación que recrudece; se anula el IFE; se suben las tasas de interés y se le ofrece al FMI un presupuesto de ajuste". Y adelantó que la izquierda propone "un verdadero impuesto progresivo, para recaudar 15.000 millones de dólares con destino social determinado".

Sin embargo, ambos diputados subrayaron que la izquierda está "en las antípodas del cuestionamiento de Juntos por el Cambio", ya que "ellos celebran el pacto fondomonetarista del gobierno”. En cambio el FIT no lo celebra, pero vota del mismo modo.

Pese a los cuestionamientos de la alianza trosko - capitalista, el Frente de Todos considera que conseguirá alcanzar los 129 votos necesarios para la media sanción el proyecto de Contribución Extraordinaria a las Grandes Fortunas, sumando los votos del Interbloque Federal, presidido por Eduardo “Bali" Bucca; la Unidad Federal para el Desarrollo, liderada por José Luis Ramón; y la Acción Federal, encabezada por Felipe Álvarez.

Juntos por el Cambio votará en contra y el FIT defenderá una propuesta propia y se abstendrá en la votación del proyecto del oficialismo para tratar -con evidente hipocresía- de diferenciarse del voto macrista. Como si no quedara claro que no estar a favor significar estar en contra, y defender los intereses de los más poderosos.

Una oposición de JxC que “olvida” su responsabilidad en la mayoría de los males que aquejan a nuestra sociedad y una izquierda revolucionaria que comparte posiciones con el capital, aunque diferenciando sus argumentos. Es la Argentina, ¿qué duda puede caber?. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!