Lunes 25.01.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de noviembre de 2020 | Judiciales

Preocupación en el entorno familiar

Por ser grupo de riesgo, le dan prisión domiciliaria a un ex policía que abusó de su hijastra

El beneficio procesal fue otorgado por el juez de Ejecución Penal de La Plata, José Villafañe, en abril pasado. Sin embargo, la ex pareja del agresor sigue luchando para que vuelva a cumplir el resto de su pena, que caduca en 2028. “Mi miedo es que le den otras salidas más allá de la domiciliaria”, expresó la madre de la nena abusada.

Desde 2015, el ex subcomisario Miguel Ángel Morosini (68) se encontraba en la unidad 25 de Olmos cumpliendo su condena de trece años por abuso sexual agravado por el vínculo y corrupción de menores, hasta que fue beneficiado con la prisión domiciliaria, en abril pasado, por “su edad y problemas de salud” ante la pandemia de coronavirus, según indicaron fuentes judiciales. No obstante, dicha concesión no fue informada con previo aviso a la denunciante.

“Nos enteramos un mes más tarde de su liberación que estaba en su casa y no por mi abogado o los jueces, sino por gente que trabaja en la unidad”, comentó la denunciante en diálogo con REALPOLITIK. “Por lo menos tuve recursos para informarme, porque hay gente que es víctima y tampoco les comunicaron sobre la excarcelación de sus agresores”, agregó. Con respecto a Morosini, actualmente está en su domicilio, con monitoreo electrónico y prohibición de cualquier tipo de contacto con la víctima.

En tanto, la denunciante relató cómo vivió los primeros tiempos de la liberación de su ex pareja. “Fue una semana de desesperación con mis nenas; tuve que poner rejas en mi casa y gastar plata que no tenía. Con mis hijas nos comimos un proceso de la puta madre, pasamos dos juicios en total y te da bronca que después de las pruebas no haya sentencia firme”, indicó. En esta línea, amplió: “No tiene que salir hasta que cumpla la sentencia, me cago en la pandemia. Él ya estaba enfermo cuando cometió los delitos”.

“Yo me pude ir de mi casa para salvar a mis hijas y a mí, sabiendo que él iba a prender fuego todo, pero hay víctimas de violencia de género que no lo pueden hacer y se cansaron de denunciar en la justicia para que no hagan nada. Las entiendo que aprenden a convivir con el dolor del que las maltrata y a veces parece que no les queda otra”, manifestó. Por otra parte, si bien sigue luchando para que Morosini vuelva a la cárcel, se mostró resignada ante la posibilidad que esto no ocurra: “Hice de todo para que siga adentro, pero sé que no va a suceder”, dijo. 

Asimismo, destacó la “intervención psicológica” brindada por el ministerio de las Mujeres, políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires porque tanto ella como sus hijas “estuvimos muy mal”. Finalmente, se despachó contra el juez José Villafañe, quien le otorgó la domiciliaria a su ex pareja: “Le pedí por favor que reviera la causa porque hay una menor de por medio y me contestó con el supuesto número de teléfono de la Defensoría de la provincia; llamé y me respondieron que era el número de la Defensoría de los presos. Nunca me dio una solución ni nada”, concluyó. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS