Lunes 25.01.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
2 de diciembre de 2020 | CABA

Un aumento del 30 por ciento

Larreta pretende asignar 2.407 millones a publicidad y propaganda

Mucho se ha hablado del blindaje mediático de Juntos por el Cambio en la CABA, pero hasta ahora no circulaban los números concretos de los dineros públicos porteños destinados a conseguirlo.

Un informe elaborado por el equipo del Legislador porteño Matías Barroetaveña le puso cifras a esa política: en el presupuesto 2021 el jefe de Gobierno ha decidido incrementar un 30 por ciento la pauta publicitaria, que figura en el rubro publicidad y propaganda. De este modo, la suma destinada por Juntos por el Cambio para lograr un trato considerado de empresas periodísticas y periodistas sensibles a los favores públicos trepará a 2.407 millones de pesos.

Mientras el jefe de Gobierno porteño eleva reclamos de todo tipo para evitar la quita de los recursos extra que le había otorgado, de manera inconsulta, Mauricio Macri durante su presidencia, y se dispone a aplicar un impuestazo sobre los consumos en las tarjetas de crédito de todos los bancos que tengan sede en Buenos Aires, aunque las compras se hayan realizado en cualquier punto del país o del exterior, y graves recortes sobre la obra pública y los salarios de los trabajadores para compensar la restricción y predisponer negativamente a los usuarios contra el gobierno nacional que decidió limitar esos fondos que habían sido concedidos esquivando –una vez más- al Congreso Nacional, decide por cuerda separada un significativo aumento en la pauta del blindaje publicitario.  

El porcentaje de incremento, por ejemplo, es sensiblemente mayor al destinado a los organismos de control interno y externo, a los que, en total, les asigna una suma muy inferior a la destinada a conseguir la obediencia periodística: la Auditoria de la Ciudad recibiría 1.967 millones y la Sindicatura 358 millones. Queda claro que al jefe de Gobierno porteño no le gusta demasiado que su gestión sea supervisada.

El incremento del rubro publicidad se concentra en ciertas jurisdicciones nodales para su gestión: 38,2 por ciento en la jefatura de Gobierno, 50 por ciento en la jefatura de Gabinete y 43 por ciento en el ministerio de Justicia.

El jefe de Gabinete, Felipe Miguel, contará con nada menos que 1.301 millones para granjearse la buena voluntad de los medios de comunicación. Esto es, un 54 por ciento del monto total destinado a publicidad y propaganda en el presupuesto.

En su cuenta de Twitter, el legislador Barroetaveña publicó: "El @GCBA gasta más en publicidad que en los organismos encargados del control de gestión. Alcanzando los $2.407 millones. ¿Esta es la ciudad que queremos?".

La pregunta flota en el aire: ¿Los porteños quieren una ciudad con la obra pública cercenada, los salarios públicos deprimidos, el consumo con tarjetas de crédito gravado artificialmente y los espacios públicos privatizados, con limitado control de gestión por las restricciones presupuestarias y con una fabulosa partida destinada a delinear una prensa “amigable”?

El interrogante queda planteado. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS