Lunes 25.01.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de diciembre de 2020 | Judiciales

Ciudad judicial

Despilfarro: La Suprema Corte pagará 14 millones por seguridad privada en su archivo

Será destinado a vigilar el predio de la calle 514 y camino General Belgrano, el mismo en el que se anunció la construcción de un moderno edificio de 15 mil metros cubiertos en el año 2012, que nunca se llevó a cabo.

El máximo tribunal bonaerense continúa despertando polémicas en torno a un extraño raid de gastos en medio de una de las crisis más severas de la historia de la provincia de Buenos Aires. Semanas atrás, la Suprema Corte gastó más de 2.6 millones de pesos para modernizar los baños del fuero penal, contando con las críticas incluso de los propios empleados del sector, quienes tildaron la iniciativa de “innecesaria”.

Días después, y luego de que el presidente del organismo Daniel Soria solicite un mayor presupuesto para obras de infraestructura, el máximo tribunal se despachó con una multimillonaria licitación, a raíz de la cual gastó 10 millones de pesos en el mantenimiento de cinco ascensores en sus oficinas de Lomas de Zamora. Ésta política de gastos indiscriminados, que se repitió incansablemente en los últimos meses, se sumó a los más de 8 millones que ya se habían invertido en insumos sanitarios, indumentaria y elementos de limpieza de cara al retorno de actividades.

Lejos de aminorar la marcha de los gastos, la Suprema Corte lanzó una nueva compulsa, con el objetivo de contratar un servicio de vigilancia privada para sus archivos, ubicados en un predio de la ciudad de La Plata, entre la calle 514 y el camino General Belgrano.

La licitación pública, cuyo número es el 1-0184-LPU20, implicará un gasto total de 13.893.811 pesos que serán distribuidos en un lapso de doce meses, a un costo aproximado de 1.157.000 pesos mensuales.

La decisión del máximo tribunal generó revuelo por ser considerada, una vez más, innecesaria. El predio en cuestión se encuentra enclavado en lo que alguna vez fue llamado la “ciudad judicial” en los terrenos de la antigua fábrica SIAP. El ambicioso plan, que incluía erigir un nuevo palacio tribunalicio para el fuero penal, abarcaba la construcción de un complejo edificio de 15 mil metros cubiertos con ámbitos destinados a audiencias, juicios y despachos de fiscales y magistrados. Poco y nada de esto fue llevado a la realidad.

A pesar de ello, y de tener pocas funciones además de un archivo con escasas visitas diarias, la Suprema Corte volverá a dar la nota. Esta vez, con 14 millones de pesos destinados a vigilar los fantasmas de algo que tuvo la pretensión de ser majestuoso, pero no lo fue. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS