Miércoles 20.01.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de diciembre de 2020 | Interior

Gestión Gerardo Zamora

El gobierno santiagueño obliga a firmar una declaración jurada al personal de salud que no se vacune

El documento comenzó a circular entre los profesionales sanitarios, cuya firma lleva el nombre del ministerio de Salud de Santiago del Estero. A pesar que la vacuna contra el SARS-CoV-2 no es obligatoria, el gobierno de Gerardo Zamora intenta imponerla a la fuerza.

“Declaración jurada renuncia a inmunización SARS-CoV-2”, así se titula el documento oficial del gobierno de Gerardo Zamora que compromete legalmente al personal de salud que resista a vacunarse contra el coronavirus. En tanto, el apartado señala que quien suscriba a la solicitud recibió previamente “el ofrecimiento para ser vacunado/a de forma gratuita” y que entiende “los riesgos y beneficios de dicha vacunación”.

Por otra parte, aclara: “Manifiesto haber recibido información clara, precisa y adecuada respecto a la circunstancia de que, si cambio de opinión, debo esperar la reprogramación de mi turno en la nueva etapa que oportunamente implemente el ministerio de Salud de la provincia”. Además, las autoridades sanitarias “recomiendan la administración de la vacuna (…) declarada de interés nacional, considerada como la mejor medida de prevención de la enfermedad pandémica” aunque destacan que de acuerdo al marco legal no es obligatoria y, en caso de no aceptarla, “se requiere la renuncia expresa”.

Finalmente, quien deniegue la aplicación de la vacuna deberá reconocer los siguientes ítems: "a) He sido informado de la necesidad de administrar a la población destinataria la vacuna SARS-COV-2 con la finalidad de prevenir la propagación del COVID-19; b) He sido informado de sus ventajas e inconvenientes y he tenido la oportunidad de plantear mis dudas; c) Se me han proporcionado fuentes de información como así también sobre el elevado nivel de eficacia y seguridad de la vacuna; d) He recibido información sobre la importancia de la vacuna y del riesgo al que me expongo en caso de no aceptar su administración; e) He tomado conocimiento que puedo reconsiderar mi decisión y solicitar la vacunación en el momento que la autoridad sanitaria local reprograme una nueva campaña de vacunación".

Asimismo, como respuesta a esta obligación del gobierno santiagueño, movimientos anti-vacuna comenzaron a asesorar legalmente a los profesionales médicos para que envíen una nota a sus superiores en la que manifiestan su rechazo a firmar la declaración jurada bajo los argumentos que el formulado “no se ajusta a la verdad en cuanto a sus aseveraciones” y solicitando información adecuada sobre la “evidencia científica” de la vacuna, más las contraindicaciones de la misma.

Por último, recomiendan al personal sanitario accionar legalmente, en las instancias que sea necesario, para la protección de su “integridad física y moral”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS