Lunes 18.01.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de enero de 2021 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Emily Hahn, la cuota argentina del momento más triste de “Toy Story”

La actriz de veinte años fue parte de la tercera película de la saga, donde interpretó a Bonnie, protagonista del final de una era para los fans.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Para los nacidos entre finales de los 80 y principios de los 90, “Toy Story” es parte sustancial de la infancia. La película de Pixar la consagró como estudio y llamó la atención de toda la industria, al punto de que años después Disney pagaría por ella unos 7.400 millones de dólares.

Con cuatro películas en la historia de la franquicia, para varios la saga tuvo su punto final en 2010, con el famoso “adiós, vaquero” con el que Woody se despidió de Andy luego de ser regalado a Bonnie. En 2019, Pixar y Disney estrenaron una cuarta parte que se sintió como una suerte de epílogo en donde se ahondó en otros aspectos filosóficos.

Una de las personas involucradas en el rodaje de la tercera cinta fue Emily Hahn, hija de padre argentino, que contó cómo fue el trabajo en esta producción; incluido el momento más triste de la franquicia. La actriz contó que su padre se fue a vivir a los Estados Unidos cuando era adolescente y que ella solo visitó el país una vez, cuando tenía cerca de ocho años, pero que le encanta todo lo referido a la Argentina y sueña con volver.

RP.- ¿Cómo te iniciaste en la industria?

Vivía en un pequeño rancho en Ojai, California, allí jugaba sin ningún interés en Hollywood o en la industria. Pero hice una obra escolar y había un manager en una muestra. Me vio, se me acercó después de la presentación y me dijo que tenía que hacer esto de manera profesional y que le gustaría representarme. Al principio, pensé que yo no hacía esas cosas, pero después de pensarlo, probé hacerlo por diversión. Me acercó a la agencia con la que todavía estoy, y tuve mi primera audición para un doblaje. 

RP.- ¿Qué sabías de este tipo de trabajos?

No sabía qué era el doblaje, pensaba que era gente de mentira en la televisión, hablando. Era muy chica y no entendía lo que hacía. Pero fui a la audición, creo que fueron siete llamados, hasta que eventualmente me dijeron que era para "Toy Story 3". 

RP.- ¿De qué forma te tomaste la noticia?

Estaba muy entusiasmada, porque me crié viendo las primeras dos películas, fueron parte clave de mi infancia. Amaba a Andy y los juguetes, estaba bastante obsesionada antes de ser parte de la película. Estaba fascinada con Pizza Planeta.

RP.- ¿Cuánto sabías de lo que iba a pasar en la película?

Me contrataron y no sabía nada de mi personaje. Lee Unkrich, el director, me decía las líneas oralmente, así que casi no vi los libretos. Yo entraba a repetir líneas y divertirme. Lee me ayudó mucho. Recuerdo tener que hacer mi voz un poco más aguda, porque yo tenía ocho y Bonnie cuatro o cinco, así que él me ayudó a encontrar eso.

RP.- ¿Qué recordás de grabar ese final tan triste en el que Andy se despide de los juguetes?

Voy a ser 100 por ciento sincera, no tenía idea, no recuerdo haber hecho esa escena porque filmamos de manera desordenada. Yo solo decía mis líneas y no conocía las de Andy. No tenía contexto. No fue hasta que estuve en el estreno, viendo el final, cuando Andy le dio los juguetes a Bonnie, ésa fue la primera vez que supe cuál era la trama. No tenía idea de que ése era el final. Me acuerdo de estar un poco triste, porque me crié con Andy y pensé lo mismo que todos, que no podía darle los juguetes a Bonnie. Pero después fue como: "Ah, pará. Ésa soy yo. Qué genial".

RP.- ¿Volviste a ver la película? ¿Cambió tu percepción con respecto a la primera vez que la viste?

Cuando era chica tuve una percepción muy simple, no entendía la magnitud de la escena. Recuerdo que mis amigos, cuando estaba en la escuela, me contaban que habían llorado, todos lloraban y me dio pena. Pero también se sintió bien, interpreté a ese personaje clave. Ahora que soy más grande y la vuelvo a ver con un poco más de sabiduría, estoy agradecida por la oportunidad, de que hayan confiado en mí siendo tan joven. Me impulsó a hacer más proyectos y me formó como persona.

RP.- ¿Cómo fue tu trabajo en “Ralph, el demoledor”?

Es divertido, mucha gente me marca la película en mi currículum. Hice voces adicionales en algunos diálogos, no tuve un personaje específico. Algunos actores de doblaje graban las voces del entorno, hacemos el trabajo que se escucha de fondo, son voces aleatorias. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Toy Story, Emily Hahn, Woody, Bonnie, Lee Unkrich

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS