Sábado 27.02.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de enero de 2021 | Nacionales

Desafíos financieros

Cuáles son las preocupaciones del gobierno en materia económica para el 2021

La irrupción de la pandemia del coronavirus en marzo del 2020 trastocó todos los planes de la gestión de Alberto Fernández, que esperaba mantener un dólar a 102 pesos y una inflación por debajo del 35 por ciento para diciembre de 2021. Es hora de recalcular los objetivos bajo una lupa más realista.

HORACIO DELGUY

por:
Santiago Albizzatti

Solamente en los primeros dos meses del año, el gobierno de Alberto Fernández necesitará 450.000 millones de pesos para cubrir vencimientos de deuda. Esto implica un enorme esfuerzo de ingeniería financiera para el ministro Martín Guzmán. A modo de ejemplo, durante todo el 2020 el país logró hacerse de 386.000 millones en el mercado de capitales. Hoy necesita unos 60.000 millones más, y sólo para cubrir los primeros sesenta días.

Casi todo lo logrado por Guzmán durante los últimos doce meses se debió a emisiones de bonos en pesos y tuvo que enfrentar, además, un desbarajuste en el tipo de cambio y un programa de auxilio financiero para mitigar el impacto por el coronavirus. Teniendo en cuenta éstos obstáculos, el balance general que se hizo desde el ministerio de Finanzas fue positivo. El 2021 será otra cuestión.

Uno de los desafíos más grandes que enfrenta el Banco Central será el de mitigar la emisión de pesos. Durante el 2020, un 68 por ciento del déficit primario provocado por el COVID-19 fue cubierto de esta forma, lo que promete un conflicto inflacionario en el mediano plazo.

Un repaso por dos cifras claves dan muestra de un profundo desequilibrio que aún pone en jaque a la economía nacional. Mientras la inflación anual, acorde a los principales consultores, se ubicó en torno al 36 por ciento, el dólar –la principal moneda de referencia en Argentina –aumentó un 110 por ciento, triplicándola. El Banco Central corriendo detrás del dólar libre en busca de cerrar la brecha cambiaria fue una de las imágenes más icónicas del año que termina.

En éste sentido, tanto Guzmán como Miguel Pesce, presidente del Banco Central, se encontrarán nuevamente con la dificultad de frenar las expectativas cambiarias del público, que aún en semanas en las que el dólar tuvo una baja circunstancial, volvió a volcarse a la moneda norteamericana. La brecha cambiaria, que tan sólo cinco años atrás asustaba cuando se acercaba al 50 por ciento, durante el 2020 fluctuó entre el 90 y el 130 por ciento, para finalmente estacionarse en el 100 por ciento.

El objetivo de la gestión oficial para el 2021 con respecto al dólar será el de mantener al oficial por debajo de la tasa de inflación, lo que sería todo un logro en sí mismo. La meta es lograr una tendencia hacia las inversiones en pesos, que había sido uno de los puntos positivos de la gestión de Mauricio Macri y que, en la improvisación obligada por la pandemia, perdió considerable terreno.

Los planes deben reajustarse, dado que las estimaciones iniciales quedaron completamente desactualizadas. Por ejemplo, y siempre dentro de la misma temática, el objetivo del gobierno de Fernández para el 2021 era de un dólar a 102 pesos. Hoy por hoy, una quimera.

La moneda norteamericana cerró el año en 89,97 y llevarla a 102 implicaría un aumento del 13,5 por ciento, muy por debajo de cualquier estimación, por más optimista que ésta sea. Con previsiones de un aumento del 40 por ciento y una inflación anual rozando los 50 puntos porcentuales, los números deberán modificarse rápidamente para trazar un camino claro a seguir durante los próximos doce meses. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS