Miércoles 14.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
7 de enero de 2021 | Judiciales

Alcaldía 3 de Melchor Romero

Asegura estar preso por denunciar crímenes de lesa humanidad y teme que lo “asesinen” como a Julio López

Se trata de Daniel De Olivera, privado de su libertad en la alcaldía departamental III de La Plata. Afirma que está detenido ilegalmente por denunciar a miembros de la Justicia involucrados en delitos de lesa humanidad y en el plan Cóndor iniciado en la previa de la última dictadura militar.

Se trata de Daniel De Olivera, privado de su libertad en la alcaldía departamental III de La Plata. Afirma que está detenido ilegalmente por denunciar a miembros de la Justicia involucrados en delitos de lesa humanidad y en el plan Cóndor iniciado en la previa de la última dictadura militar. Exige la intervención de organismos de DD.HH. en su causa y teme por su vida.

Daniel De Olivera (DNI. 21.466.251) se define como un luchador de la justicia social y los derechos humanos, perseguido y encarcelado por levantar las banderas que “nos enseñó y legó su padre, nuestro gran presidente, el compañero Néstor”, en una carta dirigida al candidato a conducir el PJ Bonaerense, Máximo Kirchner. Tanto en dicha misiva como en otra dirigida a la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el convicto refiere a ambos como “compañeros” y relata los motivos de su detención.

Por otra parte, en diálogo con REALPOLITIK, profundizó sobre la situación que atraviesa. “Estoy preso ilegalmente por la corporación judicial de La Plata, por denunciar a miembros de la Justicia que fueron parte del plan Cóndor (1975) en lo que fue la sistematización de secuestros, torturas seguidas de muerte y la desaparición forzada de personas”, denunció. En tanto, agregó: “Estoy siendo perseguido, soy un preso político que no tiene derechos”.

Además, imploró por “ayuda” ya que teme por su integridad física. “Necesito que vengan a hablar conmigo urgente, mi vida y la de mi familia están en peligro”, narró a la par que especificó su ubicación actual: la alcaldía 3 de Melchor Romero, en el pabellón 9, celda 19. En esta línea, continuó: “Dependo de la intervención urgente de abogados de derechos humanos y de acogerme al programa de protección al testigo del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, todo por mis denuncias hechas”.

Por otro lado, tras la grabación de una llamada telefónica efectuada con su hijo, le solicitó que mande un mail reclamando asistencia psicológica. “La necesito porque cada vez que salgo me verduguean y siempre terminó aislado, sin contacto con nadie. No voy a permitirlo, prefiero morirme acá adentro; me pueden asistir desde acá”, relató. De este modo, prosiguió la conversación con su primogénito: “Para la causa que me acusan tengo un equipo de abogados que me van a defender; a mí me tienen que dar los beneficios que me corresponden como la domiciliaria si no tengo antecedentes y siempre estuve ajustado a derecho”.

“Quiero que vengan a verme abogados de derechos humanos y constitucionalistas para que pidan una audiencia con un juez que escuche mi relato y que yo pueda declarar en el Congreso de la Nación para desenmascarar el plan Cóndor”, amplió. De este modo, describió el alcance de su pedido: “Esto tiene que ser internacional, tiene que ir a la Corte de la Haya; es un juzgamiento contra todas las dictaduras de Sudamérica. Si a Julio López lo mataron por denunciar a Etchecolatz y a cinco pelotudos vigilantes de mierda que tenían 70 años y ya se cagaban encima, ¿cuánto más me va a pasar a mí que estoy desenmascarando el plan Cóndor? Estoy destrozando toda la estructura de Sudamérica”, apuntó.

“Yo les voy a decir dónde están los cuerpos, pero tienen que venir a escucharme con la garantía de veedores internacionales. Tengo todas las escrituras que se hicieron con sangre inocente desde 1974 a 1985 para quedarse con la soberanía argentina, con los recursos naturales, con el petróleo en la provincia de Buenos Aires, con todo el patrimonio. Es un plan sistemático para quedarse con las riquezas de Sudamérica; contra eso estoy peleando”, detalló. Finalmente, le exigió a su hijo que grabe el audio y que dé a conocer que lo están “apretando” para sacarle carpeta psiquiátrica y, también, le están pidiendo “coimas”. “A mí me sacan con los pies para adelante o me sacan parado; yo soy un patriota, me jugué la vida por el país”, concluyó.

Asimismo, en la carta enviada a Máximo Kirchner, precisó: “Me tiene detenido para silenciarme, en castigo por mi apoyo incondicional a su madre, en la gran batalla judicial y reformas judiciales que lleva adelante (…). Soy un preso político en democracia por denunciar una fosa común con desaparecidos de la última dictadura que compromete a la ‘corpo’ judicial”. Con respecto a la misiva para CFK, el privado de su libertad enumera las veces que la respaldó. “Compañera, humildemente digo, cuando la acusaron de la muerte del fiscal Nisman yo la defendí y me quisieron dejar por loco armándome causas”, indicó.

“Cuando usted viajó a Estados Unidos y habló en Harvard, yo advertí que iban a intentar matarla y mi denuncia la tomaron Cristina Caamaño y la jueza Servini (de Cubría), quien habló conmigo. Ya el día jueves, cuando partió, advertí que usted el día domingo iba a romper el protocolo de seguridad presidencial y que iba a salir a caminar sola con su secretario por Central Park, por eso describí cómo estaría vestida: jogging gris, remera y zapatillas blancas, más ropa interior roja, ¿recuerda si fue así?”, le preguntó a la mandataria. De esta manera, añadió: “Eso me valió una medalla afuera y, en mi país, un intento de homicidio que después llevaron adelante, en sendas causas, tanto el juez Ercolini, en Comodoro Py, como el fiscal Cartasegna, en La Plata”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS