Viernes 22.01.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de enero de 2021 | Provincia

Violencia y descontrol

Un solapado motín en la noche de Navidad dejó al descubierto las carencias del Instituto Almafuerte

Ocurrió entre la noche del 24 y la mañana del 25 de diciembre, cuando un grupo de ocho internos exigieron ser trasladados. Utilizaron un soporte de televisor como facas y rompieron candados. Intervino la fiscalía Nro. 3 de La Plata.

Según fuentes confiaron a REALPOLITIK, el director del instituto y ex funcionario de la gestión de María Eugenia Vidal, Matías Valentini, no se hizo presente en el predio a pesar de la gravedad de lo que estaba ocurriendo. En consecuencia, la subdirectora del organismo, la psicóloga Nerina Zarranz, realizó un detallado informe de lo sucedido.

En ese marco, detalló que en últimas horas de la noche del 24 de diciembre, un grupo de jóvenes del pabellón izquierdo de la recreación A se negó a retornar a sus dormitorios en el horario estipulado, pidiendo que se constituya la dirección del Centro por ser Navidad.

Sólo tres de los jóvenes aceptaron retirarse a sus habitaciones. Los otros cinco, todos recientemente derivados de otros centros, mantuvieron la medida de fuerza. Las autoridades decidieron dejarlos más tiempo, con el objetivo de que puedan llamar a sus familiares después de la medianoche, y luego sí retirarse a sus respectivos dormitorios.

Luego de la medianoche, la propia Nerina Zarranz se acercó al lugar para observar cómo se desenvolvía el acuerdo. Para su sorpresa, los jóvenes seguían rehusándose a volver a sus celdas, esta vez en una clara actitud confrontativa. Cuando la subdirectora se dirigió a ellos para mantener una conversación y convencerlos de deponer la actitud, notó que ya tenían sus rostros tapados y portaban armas improvisadas con fierros que habían arrancado del soporte del televisor.

Ante ese escenario, inmediatamente se ordenó la comunicación con la directora provincial de Institutos Penales y con el director de línea de Institutos Penales, Dante Martínez, quien también se acercó al lugar del conflicto. A pesar de largas deliberaciones, los internos continuaban intentando romper a los golpes el candado que conduce al resto de las celdas, asegurando que querían un traslado porque “eran las fiestas y estaban re zarpados”.

En consecuencia, y ante la imposibilidad de resolver la cuestión a través del diálogo, Martínez dio intervención a la fiscalía Nro. 3 de La Plata, de turno aquella noche. Momentos después, y ante mayores desmanes, los agentes de seguridad comenzaron a arrojarles agua a través de mangueras de emergencia, lo que sólo empeoró las cosas.

Acorde al informe, “lejos de persuadirlos de este modo, continuaron exigiendo hasta que rompieron el candado e intentaron abrir las habitaciones donde se encontraban los demás jóvenes”. De todos ellos, sólo uno se sumó al reclamo. El resto permaneció en sus celdas.

Para las 4.00 de la mañana, ya estaban presentes en el lugar Marcela Leguizamón, asesora de la directora del organismo, y la doctora María Klappenbach, defensora oficial. Al no lograr llegar a un acuerdo, se comenzó a confeccionar las actas para realizar los traslados correspondientes.

El conflicto terminó a las 7.00 de la mañana, cuando los protagonistas del motín fueron derivados al centro cerrado Pablo Nogués, al instituto Aráoz Alfaro, al Copa y al centro cerrado Ibarra. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS