Lunes 01.03.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
30 de enero de 2021 | CABA

Comenzó el año electoral

Por el negocio de la basura, Pablo Moyano enfrenta a Larreta

El secretario Adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, le advirtió al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que si avanza con los recortes en la recolección de residuos convocará a un paro general.

La advertencia se funda en el blanqueo de una medida que está estudiando el gobierno de la CABA, consistente en la reducción de un día en la recolección de residuos y, adicionalmente, eliminar el pago de los feriados.

Al enterarse de la iniciativa, Pablo Moyano avisó que el gremio que conduce junto a su padre evalúa la realización de "movilizaciones, un paro general (del gremio) y todo lo que sea necesario", en caso de que el gobierno porteño insista en "sacarle a los trabajadores" de la recolección de residuos "un porcentaje importante de los salarios". Según aclaró Moyano, la reducción sería "de 15.000 o 23.000 pesos" en el bolsillo de cada trabajador.

Pablo Moyano denunció además que "la ciudad de Buenos Aires, tomando como pretexto la ley que votó el Congreso en la que se quita 1 punto de la recaudación (por el recorte de la coparticipación adicional de la CABA que se aprobó en el parlamento), está tratando de ajustar sus gastos en todas las actividades posibles de la Ciudad de Buenos Aires".

"Por todo esto siguen insistiendo en este proyecto del gobierno de la Ciudad, de quitarle un día a la recolección o sacar los feriados. La recolección de los residuos se hace de lunes a lunes, que es lo que pagan los vecinos a través del ABL (Alumbrado, Barrido y Limpieza). Yo no voy a firmar nada (en contra de los trabajadores) y mucho menos rebaja salarial", afirmó.

Desde que se conoció la decisión del gobierno nacional de recortar parte de los fondos de coparticipación a la CABA que arbitrariamente había dispuesto Mauricio Macri durante su gestión, el gobierno de Rodríguez Larreta no ha hecho más que victimizarse, generando nuevos impuestos y tasas para incrementar sus ingresos y predisponer a la población contra el gobierno de Alberto Fernández.

En esa victimización, Rodríguez Larreta llegó a denunciar la cantidad de escuelas y de establecimientos públicos de salud que podrían construirse con los fondos recortados, aunque omitió aclarar que, durante los más de trece años de gobierno del Pro en la Ciudad tanto la educación como la salud pública sólo fueron objeto de recortes y de devaluación de su calidad. Más aún, son muchos más los establecimientos educativos que cerró que los que habilitó, y tras casi una década y media de gobierno todavía la demanda de vacantes en las escuelas porteñas está lejos de ser cubierta.

Días atrás, en un escandaloso fallo, la Justicia porteña -que se lleva la mitad de los ingresos de la CABA y mantiene una sólida alianza con el gobierno porteño-, determinó que para conseguir una vacante en las escuelas del distrito debería presentarse un certificado de pobreza o similar.

Pero Pablo Moyano no se limitó a opinar sobre el ajuste que la Ciudad pretende imponer a los recolectores, sino que también se refirió al gobierno nacional. En este tema, definió como "una iniciativa importante" el proyecto oficial de convocatoria de un acuerdo de precios y salarios, tomando como referencia el parámetro del 29 por ciento de inflación anual previsto por el ministro Martín Guzmán. El secretario Adjunto de Camioneros no ignora que las consultoras estiman que ese índice se elevará por encima del 50 por ciento, por lo que llamó la atención sobre que este tipo de acuerdos "se firman y lamentablemente luego no ocurren", ya que los empresarios "aprovechan las crisis económicas, o en este caso una pandemia, para llevar adelante sus políticas de ajuste".

Moyano expresó su deseo de que la iniciativa tuviera éxito. "Ojalá que esto, este nuevo llamado del gobierno (por el acuerdo de precios y salarios), sea el inicio para poder consensuar el tema precios, porque lamentablemente se están deteriorando los salarios en distintos sectores y creo que el gobierno se tiene que poner al frente del control”.

Y en seguida vino el palo para Alberto Fernández: “Creo que el gobierno debería ser más fuerte, ese debe ser el objetivo que tiene que tener este año". Un objetivo que todos los funcionarios repiten, pero que cada día parece más lejano debido a la permisividad de las autoridades.

No por casualidad dos de cada tres argentinos responsabiliza al gobierno nacional por los aumentos. Un estado de opinión que no debería pasar desapercibido. Mucho menos en un año electoral. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS