Lunes 01.03.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de febrero de 2021 | Interior

Chaco

Directora de refugio de víctimas de violencia de género encubrió a agresor y compromete a Capitanich

Se trata de Norma Almirón, la principal autoridad de “Madres del Sol”, en la localidad chaqueña de Barranqueras, quien le dio asilo por dos días al agresor de una mujer que, previamente, se había acercado al refugio. El espacio fue creado con fondos de la provincia y actualmente se encuentra subsidiado por el gobierno de Jorge Capitanich.

Durante el pasado año una joven, de nombre Araceli, se acercó al refugio “Madres del Sol” para buscar contención luego de las reiteradas denuncias por violencia de género hacia su agresor, de apellido López. No obstante, después de un tiempo alojada allí, la víctima abandonó el lugar, según relató la directora del establecimiento, Norma Almirón, quien alegó que se retiró por su propia voluntad. Ya entrado el 2021, la denunciante volvió al hogar y solicitó nuevamente ayuda, por lo que se consiguió una perimetral contra el agresor aunque, días más tarde, fue cobijado por la misma institución.

Posteriormente, tal como declara Almirón en un expediente público que lleva la firma del fiscal Héctor Elio Valdivia, unos vecinos de López se acercaron al refugio para contar su versión sobre los hechos en la que defienden al agresor argumentando que la denunciante es muy influenciada por su madre, Patricia Gómez, quien “siempre anda armada y amenaza a la gente” y que la intención de la acusación fue “quedarse con la casa” del denunciado.

Desconcertada ante tal situación, la directora de “Madres del Sol” pidió ayuda al procurador general del municipio, Miguel Fonteina, a quien le atribuye un rol “muy importante” en la lucha contra la violencia de género. Tras recomendarle que elabore un informe sobre lo sucedido, Almirón esgrime que Araceli volvió a alejarse del hogar y que, inmediatamente, se acercó López para contar su testimonio, quien, lejos de ser rechazado o denunciado por estar prófugo dada la causa de violencia de género en su contra, fue recibido por la referente del establecimiento.

Aquí es donde comienzan los alegatos a favor del agresor por parte de Almirón, que se justificó tras una charla que tuvo uno de los psicólogos del equipo con el denunciado: “Tanto para mí como para el personal que trabaja en el hogar estamos muy sorprendidos y le creemos absolutamente al señor López, por lo que le pedimos que siga viniendo a las entrevistas con el psicólogo”, esgrimió la directora de la institución aunque, tras el pedido del doctor Valdivia para que hable con el agresor y así se acerque a Fiscalía –ya que estaba prófugo-, recapacitó y luego de dos días de apañarlo se presentó a la Justicia.

Por otra parte, Almirón continuó con su proclama en defensa del acusado. “Desde que lo excluyeron de su hogar, el señor López estuvo en Resistencia en la casa de su expareja, con quien tiene una hija, lo recibieron y le dieron una pieza; yo creo que el señor López nunca se acercó a Barranqueras –donde vive actualmente la joven- y las denuncias de Araceli siempre fueron constantes; yo creo que lo que ella está buscando es quedarse con la casa del señor López, con todas sus pertenencias”, aclaró. A lo que después se defendió: “Queda mal que hable así, pero creo que tengo que decir lo que es y lo que me parece”.

Finalmente, la máxima autoridad del refugio se victimizó: “La verdad es que sigo en el medio de esto, y es lamentable que esta mujer esté haciendo beneficio de la ley a su favor y la de su hija. Creo que es muy injusto que el señor López esté pasando por esta situación; quiero y deseo que se resuelva esto lo antes posible”. Por otro lado, lo que no especifica Almirón es por qué llevaron al refugio al denunciado, algo que está terminantemente prohibido por su condición de presunto victimario.

En tanto, cabe destacar que el albergue es costeado por las arcas provinciales del gobierno de Jorge “Coqui” Capitanich y también por los fondos municipales de Barranqueras cuya intendenta es la pejotista Magdalena Ayala, acusada de hacer la vista gorda en torno a la distribución de drogas en su distrito. Por último vale preguntarse qué trasfondo hay detrás de la denuncia que se hizo pública o desde la propia Fiscalía o mismo del establecimiento: ¿Pase de facturas? ¿Intereses políticos? ¿O acaso será un favor del mandatario chaqueño para limpiar su imagen en la provincia tras los rumores que lo mencionan como sucesor del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas? (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS