Miércoles 03.03.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de febrero de 2021 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

“Stranger Things” en tiempos de coronavirus: El director de fotografía creyó que no volvían a trabajar

Lachlan Milne fue parte de la tercera temporada del éxito de Netflix y se encuentra en pleno rodaje de la cuarta. En diálogo con REALPOLITIK habló de la “nueva normalidad” y cómo es el día a día en el set.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

En el marco de una pandemia que nadie hubiera esperado, mucho menos que se extendiera por más de un año, la industria cinematográfica intenta recuperar el ritmo y volver al trabajo. Ninguna producción se salvó de las consecuencias del coronavirus, y tanto mega proyectos como “The Batman” y “Stranger Things”, como algunas de menor talla, tuvieron que frenar sus filmaciones. Llevó un tiempo, pero todo indica que el cine y las series encontraron cierta solución para retomar, en parte, los trabajos.

Una de las ficciones que se vio afectada por la pandemia fue “Stranger Things”, que se encontraba en pleno rodaje de su cuarta entrega, allá por marzo de 2020, y de un día para otro debió suspenderse. Pasaron cerca de nueve meses para que la creación de los hermanos Duffer para Netflix pudiera volver al set. 

Uno de los involucrados fue Lachlan Milne, director de fotografía que llegó a “Stranger Things” en la tercera temporada y se quedó para la cuarta. El realizador fue responsable de cuatro episodios de la ficción, casi el 50 por ciento, entre los que se destacó el final de la entrega. Según contó, se consideraba un fan de la producción incluso antes de sumarse al trabajo.

RP.- ¿Cómo se filma en “Stranger Things”?

Es una serie muy divertida para trabajar, hay muchas referencias a películas que recuerdo ver de chico. Por un lado, tenés las referencias: Spielberg, John Carpenter, esos films de los 80’. Pero también tratamos de rodar todo de forma sofisticada, si se entiende: Muchas grúas telescópicas, tomas con muchas cámaras, steadicams. Herramientas que tal vez no existían cuando se hicieron esas películas, y apelamos a la nostalgia de esa época. Los hermanos Russo son geniales, muy inteligentes moviendo la cámara.

RP.- La tercera temporada estuvo particularmente cargada de colores muy definidos. ¿Cómo influyó esto en su trabajo?

Hablamos mucho de eso con el diseñador de producción y los directores. Sobre todo en el shopping, pasaron muchas cosas ahí, sobre todo hacia el final. Quería mucho contraste de colores entre partes, como la guarida rusa y el parque de atracciones. Después tenías los colores hipersaturados de los neones del shopping. Quería que se sintiera que estaba iluminando a los actores, con la secuencia final del monstruo. Tratar de meterlos más dentro de lo que pasaba en esa realidad, que se sintiera como que el ambiente interactuaba con ellos y con el monstruo. 

Cableamos todo el shopping de cero. Me quería asegurar de que el neón iba a titilar pero no fallar, y preparamos todo para poder controlarlos de manera independiente. Mucha gente capaz se reunió, charlamos y así salió. Quedé muy contento con eso. Fue muy divertido.

RP.- ¿Qué puede contar de trabajar con estos adolescentes que ya son estrellas?

Lo más complejo son las horas limitadas de trabajo que tenés. Tiene sentido, debería ser así. Se reduce a planificar bien el cronograma y usar dobles cuando se pueda. Más allá de actores, son niños que van a la escuela. Más allá de eso, trabajé con niños y siempre hay algo inesperado que puede ser muy interesante. Se les pueden ocurrir cosas que nadie había pensado.

RP.- Leí que Dacre Montgomery (Billy) asustaba mucho a los chicos cuando estaba en personaje...

Dacre Montgomery trajo mucho de lo que había investigado para el papel. Tuvo muchas ideas en el día que a nadie se le habían ocurrido, le voy a dar crédito por eso. Dejó todo en escena, es un muy buen actor. Puede encender y apagar eso de una forma que da mucho miedo, pero de forma fantástica como villano.  

RP.- ¿Cómo fue realizar el momento musical de la temporada, con el homenaje a “La historia sin fin”?

Ése fue el pedacito del guion que sobresalía y estaba muy entusiasmado por rodar. Obvio que hay otros por otras razones, pero este fue muy divertido. Gaten Matarazzo tiene una voz asombrosa, yo no lo sabía. Rodaron en habitaciones separadas, pero se podían escuchar para poder armonizar y tener los pies correctos para cada escena. Fue muy divertida, además tenés la reacción ridícula de todos escuchándolos en medio del caos, en la radio. 

Fue una de las cosas inteligentes de la tercera temporada, el balance entre grandes escenas de acción y la tragedia. También mezclados con esos momentos graciosos de comedia, como la relación entre Steve y Dustin, que llega a otro nivel como de padre e hijo, en tono de comedia, de una forma muy pero muy divertida. Está todo escrito de manera muy inteligente en la tercera temporada: camina la línea entre "feliz" y "triste", "tragedia" y "acción". Cuando es demasiado de algo, cambia de marcha y se convierte en otra cosa, es muy astuto.

RP.- ¿Recuerda cómo fue el llamado cuando le avisaron que suspendían el rodaje de la cuarta temporada?

Nos llamaron para suspender el rodaje un viernes 13 de marzo, aunque parezca gracioso. Fue un freno para todos en la industria, tomó mucho tiempo resolver (cómo trabajar). No sabía lo que era el coronavirus o cómo iba a ser la nueva versión de un set en trabajo durante la pandemia, para mantener a todos a salvo. Llevó mucho tiempo para resolverse.

RP.- ¿Qué hizo?

Me volví a Sidney en marzo hasta diciembre del año pasado, así que fue un gran tiempo de incertidumbre, lo pasé en casa y me encantó, fue una bendición poder pasar más tiempo con mis niños, no tener que trabajar todos los días. 

Ahora es muy distinto, es diferente, pero el coronavirus va a seguir un tiempo y a todo el mundo le gusta trabajar, tienen que trabajar por sus familias, tienen responsabilidades. Todos son extra cuidadosos, se hacen muchos test, se lavan las manos, se usan máscaras, hay distanciamiento social, todas esas cosas. Es como la nueva normalidad. Creo que en especial para los equipos de rodaje, es difícil, porque si perdés a un actor por una infección o algo así, se cierra la producción.  Hay que calcular mucho, pero hay que gente que se asegura de que estemos seguros.

RP.- ¿En algún momento llegó a dudar de que volvían?

Sí, hubo mucho tiempo en el que nadie sabía qué iba a pasar. Ahora estoy en EE.UU. donde, lamentablemente, no lo manejaron de la mejor forma como en otros países y todavía están sufriendo las consecuencias. Así que sí. Ir de un lugar como Australia a aquí, había mucha gente que no podía creer lo que iba a hacer. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Netflix, Serie, Stranger Things

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS