Domingo 19.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de febrero de 2021 | CABA

Presidenciales 2023

Larreta no logra acomodar el frente interno

Horacio Rodríguez Larreta tiene como horizonte alcanzar la presidencia de la Nación en 2023. Por esa razón trata de allanar el camino y silenciar las discordias. Pero no tiene mucho éxito, ya que las ambiciones de poder se sobrevalúan dentro de una coalición estallada internamente.

No es secreto que el jefe de Gobierno porteño negoció con Martín Lousteau y “Coty" Nosiglia la cesión de la CABA a la UCR en 2023 a cambio del respaldo del radicalismo a su candidatura presidencial. Pero esa negociación afecta el disciplinamiento dentro del Pro, ya que tanto el larretismo como, sobre todo, el macri - bullrichismo, quieren ese botín para ellos.

Para tratar de calmar las aguas internas, Horacio Rodríguez Larreta le ofreció a Patricia Bullrich ser la cabeza de la boleta de Cambiemos en la Ciudad, a cambio de que la ex ministra y presidenta del Pro lo reconozca como jefe político del espacio. Esto implicaría una distensión de la interna y una travesía relativamente dentro del Pro hasta 2023. Pero Patricia rechazó la oferta, ya que esa jefatura le quitaría la lapicera para el armado de las listas este año e implicaría su renuncia a su viejo sueño de convertirse en candidata presidencial.

Patricia está entusiasmada con los números que le llegan sobre la aceptación entre los votantes porteños del ala dura del Pro. Rodríguez Larreta maneja los mismos números, y de allí el ofrecimiento, resignando a quienes aparecían como sus candidatos propios: Fernán Quirós y María Migliore.

Si bien Mauricio Macri ya cerró con Rodríguez Larreta y lo bendijo como candidato presidencial en 2023, Patricia se muestra como una incómoda piedra en el zapato. Cree que ganándole una interna a la lista de Rodríguez Larreta este año, y con la sobreexposición que tendría de allí hasta las elecciones presidenciales, podría aguarle el asado el jefe de Gobierno porteño. Todo el macrismo duro la respalda e, incluso, el propio Macri de manera solapada, ya que no termina de digerir la opción de Larreta presidente.

Los gestos de acercamiento entre el larretismo y Patricia incluyeron también la invitación de Rogelio Frigerio para que la ex ministra vaya a presentar su libro a Entre Ríos. Está claro que Frigerio quiere pelear por la gobernación entrerriana y que las encuestas lo avalan con generosidad. El problema es que la política de seducción del larretismo, en lugar de calmar a Patricia Bullrich la envalentona.

Lo que puede ser negativo para las expectativas de Rodríguez Larreta se vuelve un factor a favor para los aspirantes a candidaturas dentro del Juntos por el Cambio en las provincias, ya que la “Piba” mide muy alto en los centros urbanos. El primero en advertirlo fue Jorge Macri, quien picó en punta con las invitaciones y acuerdos políticos con la ex ministra. A partir de ahí le llueven las convocatorias.

En épocas de crisis, los discursos autoritarios seducen a las sociedades. La Argentina no parece ser una excepción. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!