Lunes 12.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de febrero de 2021 | CABA

El jefe porteño, en la mira

El titular de SUTECBA y su hijo, otros vacunados VIP

Amadeo y Emiliano Genta son dos más del grupo selecto de la casta política que accedió a la inmunización contra el coronavirus antes de lo previsto. En total son quince los integrantes del consejo directivo de SUTECBA que se vacunaron. Denuncian complicidad de Larreta.

Continúa la ola de los vacunados VIP que pasaron por alto las etapas correspondientes para acceder a la Sputnik V, sin siquiera tener un ápice de sensibilidad por las más de 50 mil personas fallecidas de coronavirus en nuestro país ni los ancianos que aún no fueron inmunizados. En esta ocasión, sucedió en el distrito que comanda Horacio Rodríguez Larreta y fueron dirigentes sindicales los involucrados: el secretario General de SUTECBA, Amadeo Genta, y su hijo Emiliano Genta, secretario de Capacitación.

Si bien deberían haberlo hecho en el sanatorio Julio Méndez, del barrio de Caballito, lo hicieron en la sede gremial de SUTECBA para evitar la exposición que conlleva el nosocomio. De este modo, enfermeras del hospital mencionado arribaron a las oficinas del sindicato de empleados municipales porteños y concretaron la vacunación de la primera dosis tanto para los Genta como para otros trece integrantes más del consejo directivo del gremio. 

Por otra parte, fuentes gremiales aseguraron que el secretario General de SUTECBA orquestó la vacunación masiva porque tiene acceso al Sistema de Registro de Inasistencia Docente (SIAL) y desde allí habrían cargado los datos de todos los inmunizados de la cúpula sindical. En este sentido, quienes conocen el paño y no forman parte del oficialismo en el sindicato, tienen temor por “aprietes y represalias”, según aseguraron.

En tanto vale recordar, tal como viene siguiendo este medio, la constante reciprocidad entre el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y SUTECBA, todo un acto de complicidad en detrimento de los trabajadores porteños ya sea en paritarias a la baja o los nulos controles protocolares para la vuelta a clases. Además, lejos de comprometerse en las responsabilidades que le atañen como funcionario público, Larreta tercerizó la vacunación en las obras sociales porque no confía en la vacuna rusa, en caso que tenga efectos adversos. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS