Domingo 01.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
26 de febrero de 2021 | Interior

Echando culpas

En Jujuy también hay un vacunatorios VIP, pero Gerardo Morales se hace el distraído

Poco después de que estallara el tema del vacunatorio VIP que funcionara en el hospital Posadas y el ministerio de Salud, que le costó su cargo y una imputación judicial a Ginés González García, comenzó a conocerse que el disfrute de estos privilegios se extendía a buena parte del territorio nacional.

En algunos casos se trata de “amigos” del poder y empresarios. En los distritos que maneja Juntos por el Cambio -como la CABA y la fortaleza de Jujuy-, las autoridades decidieron “tercerizar” la aplicación de la vacuna distribuyéndolas entre clínicas privadas y obras sociales sindicales con buena sintonía con el poder, que las aplicaron sin protocolo ni orden de prioridad alguno. De este modo, quienes tienen los contactos adecuados o una buena sintonía con el poder político son más iguales que el resto. Algunos pueden acceder a ser vacunados. Los prestadores privados, beneficiar a sus clientes.

No debería sorprender que en la Argentina pasen cosas de esta calaña. Lo llamativo es que le haya costado la cabeza a un ministro de la Nación y que los mismos medios y fuerzas políticas que reclamaron inmediatamente la cabeza de Ginés miren para otro lado cuando la situación se reproduce en aquellos distritos a los que se les provee de blindaje mediático a cambio de abultadas pautas publicitarias. Las acciones deben ser juzgadas más allá de quienes sean sus autores. Lamentablemente eso no sucede.

Gerardo Morales -gobernador de Jujuy- es el responsable natural de la campaña de vacunación en su provincia. Sin embargo, sorprendió al declarar que en Jujuy hay listas de vacunados VIP, y hasta denunció a dos clínicas privadas… ¡A las que su propio gobierno les distribuyó esas dosis!

“Han habido algunas clínicas privadas que faltó que pongan hasta el perro y el gato para que se vacunen”, declaró el gobernador radical en un acto en el que exigió que la lista de inmunizados jujeños se haga pública y anticipó que emitirá un decreto provincial al respecto. El enojo de Morales se produjo en el mismo momento en el que esas listas comenzaron a circular, dejando en evidencia que su gobierno había distribuido las dosis entre las clínicas top de la provincia, dejando librada a su voluntad su aplicación al no ejercer ninguna clase de control.

Puesto en evidencia, Morales decidió contraatacar en lugar de salir a dar explicaciones, y anticipó que hará tronar el escarmiento. Por esta razón exigió que su decreto sea ratificado inmediatamente por la Legislatura de Jujuy. Entre sus considerandos incluye la aplicación de multas de hasta 1 millón para aquellos casos en los que se haya violado el orden de prioridades dispuesto por las autoridades sanitarias.

Morales explicó que, aunque exista una ley nacional de protección de datos personales, se cuenta con mecanismos para que éstos sean “recolectados y objeto de tratamiento cuando medien razones de interés general autorizadas por ley”. 

“Quiero que se publiquen las listas de los vacunados”, reiteró el gobernador de Juntos por el Cambio. Y anticipó que emitirá un decreto que instruye “al ministerio de Salud (de Jujuy) para publicitar periódicamente la lista completa de personas que hayan recibido la aplicación de la vacuna contra la COVID-19 y la razón que justificó la prioridad estratégica, además de los listados de personas incorporadas en orden de prioridad para ser vacunadas”.

También se implementará un régimen de sanciones para todo aquel que “disponga, permita o facilite la aplicación de la vacuna sin respetar el orden de prioridad dispuesto por el plan estratégico de vacunación en la provincia, siendo solidariamente responsables agentes públicos o privados de establecimientos públicos o privados y/o sus autoridades”. Y señaló que “el máximo de las multas llegarán hasta el millón de pesos”.

Tratando de despegarse de toda responsabilidad sobre el tema de los vacunados VIP jujeños, señaló a los sanatorios privados Los Lapachos y Clínica Rosario como responsables del desaguisado. Más aún, denunció que “muchos trabajadores han sido amenazados en el hospital de campaña (el principal centro vacunatorio de la provincia) por aquellos que se creen con poder económico y van a ser denunciados”.

Ni lerdo ni perezoso, el gobierno jujeño radicó una denuncia judicial contra las dos clínicas privadas. Y, tomando distancia con lo sucedido a nivel nacional, remarcó que “no se vacunaron dirigentes de la política, ni legisladores, ni concejales, ni intendentes. Ninguno de ustedes me han llamado para pedirme ese favor”, subrayó señalando a sus funcionarios.

Morales aclaró que él no se había aplicado ninguna dosis y que será “el último en vacunarse en la provincia”.

Finalmente instó a que “todas las provincias publiquen las listas de vacunados y también el gobierno nacional” y lamentó que en otros lugares del país se hayan vacunado a jóvenes militantes de organizaciones políticas del oficialismo. “Debería darles un poco de vergüenza, fíjense cómo la pandemia desnuda la madera de las personas”.

Lo que no aclaró Morales es por qué su gobierno tercerizó la vacunación sin control alguno, distribuyendo generosamente las dosis entre las clínicas que ahora denuncia, una vez que la existencia de vacunatorios VIP en Jujuy tomó estado público. Tampoco parece muy creíble que en una provincia como Jujuy ningún legislador ni funcionario se haya vacunado aún.

¿Qué grado de confiabilidad tendrán las listas que publicará el gobierno jujeño para no desmentir las afirmaciones del gobernador? ¿O pretenderá hacerse el sorprendido?. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!