Miércoles 14.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de marzo de 2021 | Nacionales

“El muerto se ríe del degollado”

Garavano afirmó que “el gobierno va por la Justicia” (pero no lo hace tan bien como lo hacíamos nosotros)

El ex ministro de Justicia de Mauricio Macri, Germán Garavano, salió a responder los conceptos vertidos por el presidente Alberto Fernández en su discurso de apertura de sesiones parlamentarias para el corriente año en duros términos. Según Garavano "el gobierno va por la Justicia".

HORACIO DELGUY

por:
Alberto Lettieri

Mucho se ha opinado por estos días sobre los juicios expresados por Alberto en esa ocasión, que permitieron elevar una vez más la temperatura de la grieta que divide a la sociedad argentina. Lo llamativo es que quien asegura horrorizarse ante el pretendido avance del poder político sobre el judicial sea nada menos que quien ofició como principal operador en la mesa judicial que implementó el macrismo, y que convalidó la Doctrina Irurzun y el lawfare para perseguir y negar las garantías constitucionales de legítima defensa a ex funcionarios del cristinismo.

Garavano, figura clave en el plan de judicialización de la política que alentó el macrismo se opuso drásticamente al proyecto adelantado por Alberto Fernández de creación de una bicameral parlamentaria para controlar los desaguisados del poder judicial. "El Congreso de la Nación nada tiene que hacer con las justicias provinciales que son las que investigan los casos de violencia común. La Justicia Federal es la que investiga los casos de corrupción".

Sin embargo, no consiguió explicar, por ejemplo, por qué motivos la Justicia tiene un desempeño tan lamentable frente a los reiterados crímenes con violencia de género, cuando la mayoría de las víctimas previamente radicó sus denuncias y contaba con órdenes de restricción que no implican ninguna acción de control ni de protección efectiva, por lo que se convierten en tácitas sentencias de muerte.

Garavano, experto en el arte de disciplinar a la Justicia desde el ministerio público, aseguró que "el oficialismo tiene hoy mecanismos, lo nuevo parece una nueva forma de presión para que los jueces no hagan lo que a ellos no les parece". Toda una confesión de que, durante su gestión, se las arregló muy bien con las herramientas que ahora están en vigencia.

Allí fue donde disparó: "Esto se parece más a una cooptación del poder político, controlar el tercer poder del estado". “El muerto se ríe del degollado”, podría comentarse desde la sabiduría popular. Y, no conforme  con esa afirmación, advirtió: "Pareciera que desde el gobierno falta dominar a la Justicia. El gobierno se está excediendo en sus funciones".

Tal vez Garavano haya olvidado las presiones a los jueces indisciplinados y las sanciones aplicadas a los jueces y fiscales renuentes a implementar las bajadas de línea en materia judicial que Mauricio Macri no se privaba de lanzar desde el sillón presidencial.

También Garavano descalificó la investigación que Alberto Fernández prometió impulsar sobre la turbia negociación express entre el gobierno de Cambiemos y el FMI. Pese a que la gestión de Macri desconoció el texto constitucional que exige la intervención parlamentaria en materia de endeudamiento externo y que el FMI violó de manera flagrante sus propios estatutos para asignarle a ese gobierno recursos excepcionales para su reelección, aunque la mayoría terminaron siendo fugados, el ex ministro de Justicia concluyó: “No hubo delito, la denuncia es un disparate".

Argentina, país generoso. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS