Miércoles 04.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
5 de marzo de 2021 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

David L. Snyder: “Empecé ‘Blade Runner’ con desgano y es la película por la que me conocen tanto”

El director de arte nominado por el film de 1982 habló de cómo fue el ajetreado proceso mediante el cual el proyecto se hizo realidad, aun cuando parecía que lo iban a cancelar por falta de fondos e interés.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Aunque hoy es considerada una película de culto y, probablemente, no exista fan de la ciencia ficción que no la haya visto y la califique como una obra maestra, “Blade Runner” tuvo un comienzo bastante complicado. Principalmente por razones económicas, distintos estudios rechazaron la posibilidad de rodarla y hubo uno que hasta canceló la filmación cuando los trabajos habían comenzado.

Para fortuna de quienes hoy aman esta película, hubo un productor que se cargó todo al hombro y dio el puntapié con el cual la suerte de Ridley Scott cambió y la financiación apareció: Michael Deeley. Según contó el director de arte nominado por este film, David L. Snyder, se rumoreó que Deeley pagó de su propio bolsillo a todo el departamento de arte para que continuaran los trabajos mientras buscaban un estudio que decidiera concretar el rodaje. Fue tal la incertidumbre que hasta el protagonismo de Harrison Ford estuvo en duda, no porque Scott no lo quisiera, sino porque algunos estudios no lo consideraban tan relevante para que llevara el peso de todo el film. Sin embargo, Ridley, que había visto en exclusiva algunos adelantos de la primera película de Indiana Jones, decidió apoyar al actor.

Así, tomó forma este proyecto inspirado en un cuento de Philip K. Dick, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”. Vale destacar que, aunque el éxito de “Blade Runner” hoy es incuestionable, cuando se estrenó no fue bien recibida y quedó casi en el olvido. Fue una proyección especial en el Nuart de Los Ángeles, junto con algunas publicaciones periodísticas y estudios universitarios, quienes rescataron esta producción y la convirtieron en lo que es hoy en día. En diálogo con REALPOLITIK, David L. Snyder contó cómo fue este trabajo.

RP.- ¿Cómo llegó a la película?

Larry Paull, que era el diseñador de producción y mi mentor, me llevó de la televisión a las películas. Creo que llevo diseñadas cerca de 50. Creo, no lo sé. No puedo llevar la cuenta. Me llamó para ser director de arte de la película y lo rechacé. Le dije: "Ahora que me mostraste cómo se diseñan, hice mi primera película, 'The Idolmaker'. Ahora estoy en Universal y voy a diseñar 'Zoot Suit'". Cuando la estaba empezando, los actores hicieron una huelga y se suspendieron la mayoría de las producciones.

Larry me llamó: "Por segunda vez, te invito a hacer 'Blade Runner'". Le dije que no, que iba a hacer otra cosa y que no quería que fuera mi jefe, solo que fuera mi amigo. Empecé el piloto de una serie que se llama "The Greatest American Hero", una muy famosa, no sé en el resto del mundo, y se suspendió por la huelga. Larry me llamó por tercera vez: "Última vez que te invito" y le dije que sí. Empecé con desgano la película por la que me conocen tanto que probablemente va a estar en mi lápida.

RP.- ¿De qué forma comenzó a trabajar?

Me dijo: "No quiero un asistente, quiero un compañero. Es una producción gigante, quiero que vengas a ayudarme, confío en ti así que por favor haz esta película". Le dije que sí. Cuando empecé, se llamaba "Dangerous Days" (Días peligrosos). En ese momento, echaron a todos los que empezaron por la huelga de actores, salvo al departamento de arte. Michael Deeley, productor, que acaba de ganar el Óscar por “El Francotirador”, se rumoreó que le pagó al departamento de arte de su bolsillo, para que la producción continuara. En esos días, para crear los documentos necesarios para construir los sets, los dibujos, todo se hacía a mano.

RP.- ¿Qué puede contar del rodaje?

Mi trabajo fue liderar el departamento de arte y después Larry me pidió que lidere el de construcción. Lo mejor que hicimos fue llamar a Syd Mead (artista visual), que no era del mundo del cine, era un diseñador industrial que trabajó con Volvo, General Electric, aerolíneas. Diseñaba el futuro.

Tan pronto como el rodaje comenzó, mi trabajo cambió. Nos dimos cuenta que alguien iba a tener que estar en el set, porque tan pronto como Ridley viera por la lente, iba a pedir cambiar cosas y alguno tenía que estar a cargo de eso. Me eligieron a mí. Lo último que se veía no era lo que Syd había diseñado sino lo que Ridley veía a través de la lente y me dirigía a mí para modificar.

RP.- ¿Cómo fue su experiencia con Ridley Scott?

Trabajar con Ridley Scott todo el tiempo era agotador y emocionante al mismo tiempo, porque era el nuevo. Un día me apartó y me dijo: "Escuchame, te prometo que si lo construís, lo filmo". Es la pesadilla del director de arte. Diseñar sets y edificios y que digan: "Oh, son las dos, no hay más tiempo para rodar. Terminamos", y que nunca se use. Antes, Ridley Scott era un director de arte de la BBC en Londres. Diría que fue el diseñador ejecutivo de producción, no solo en "Blade Runner" sino en todas las películas que hizo. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!