Sábado 13.07.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
11 de marzo de 2021 | Nacionales

El polémico Grupo Valber

El SPF a punto de otorgarle un millonario negocio a una empresa evasora de impuestos

El ya cuestionado Servicio Penitenciario Federal, intervenido por María Laura Garrigós de Rébori, está evaluando otorgar una millonaria licitación por la provisión de alimentos a la firma Grupo Valber SRL, que esta semana fue desestimada por el gobierno bonaerense para participar en los procesos licitatorios por sus desastrosos antecedentes.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

De concretarse el otorgamiento que tiene pendiente el SPF, estaríamos en presencia de una desprolijidad administrativa sin precedentes: que el ministerio de Justicia de la Nación otorgue una licitación a una empresa denunciada por el Banco Central como irrecuperable en situación 5, con más de 400 cheques rechazados, evasión impositiva por falta de pago de cargas sociales y denuncias por mal servicio.

Fuentes cercanas a la cartera de Justicia sostienen que detrás del interés de colocar al Grupo Valber en operatividad otra vez dentro del SPF estaría la muy cuestionada Sonia Álvarez, virtual segunda de Garrigós, conocida por haber estado “apuntada” en la causa de las escuchas ilegales dentro del Servicio.

Por otro lado, la provincia de Buenos Aires decidió desestimar a la firma Grupo Valber SRL, que tiene como CEO a Daniel Lopes Rito, de los procesos licitatorios por moras en aportes patronales, cheques rechazados y situación financiera irrecuperable según el BCRA.

La empresa Valber quedó así afuera de una licitación por servicios de alimentación que llevaba adelante el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, pero continúa firme como candidata a proveedora del estado nacional, por sus vínculos con ex funcionarios de la pasada gestión, conservando cuentas de Salud y Justicia y actualmente con la venia de Sonia Álvarez, “muy interesada en bancar a la cuestionada empresa”.

Valber se hizo fuerte en tiempos de Juan Bautista Mahiques y Emiliano Blanco al frente la cartera de Justicia. Había logrado gran presencia en cárceles federales, donde proliferan las denuncias por mala calidad del servicio y que, en varios de ellos, se cobra incluso más caro que los valores establecidos por la SIGEN en los pliegos licitatorios que están sin resolver aún por la lenta acción de la inactiva interventora María Laura Garrigós de Rebori y la ministra Marcela Losardo, ya de salida y con el boleto picado.

El Grupo Valber conserva aún hoy, como diplomas de buena conducta, un estrecho vínculo con el poder materializado en los lazos con Mahiques y Blanco, quienes le facilitaron a una firma como esta el acceso a millones de pesos del estado, aún con cheques rechazados, falta de pago de aportes patronales y denuncias por mala calidad de servicio.

En sus épocas de oro, Valber y lo que supo ser su pata en el SPF prestaba servicios en el Complejo Penitenciario Federal Ezeiza, el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Complejo Penitenciario Nro. 1 de Marcos Paz, el Complejo Federal de Jóvenes y Adulto de Marcos Paz, el Instituto de Seguridad y Resocialización de Rawson (Chubut). la Prisión Regional del Norte de Resistencia (Chaco), la Cárcel de la ciudad de Formosa, la Colonia penal de Roque Sáenz Peña (Chaco), la Colonia Penal de Viedma (Rio Negro), la Cárcel de Esquel (Chubut), la Cárcel de Rio Gallegos (Santa Cruz) y la Colonia Penal de Candelaria (Misiones).

Además del fuerte anclaje en el Servicio Penitenciario Federal, la empresa realizó numerosas operaciones en centros de formación policial para efectivos de la Policía Bonaerense y el servicio en algunos nosocomios de la provincia de Buenos Aires. El posicionamiento de Valber en este último territorio se dio en tiempos de Cambiemos, más precisamente a través del decreto 304 del 30 de junio de 2017 firmado por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal. Allí, el Grupo Valber se hizo del abastecimiento de raciones al hospital Descentralizado Zonal General de Agudos Doctor Abraham Piñeyro de Junín y del hospital Descentralizado Zonal General de Agudos Dr. Mario Larrain de Berisso. Todo, por casi 50 millones de pesos.

Pero Valber también se metió en el negocio del Servicio Alimentario Escolar (SAE). Con base en Caseros, distrito de Tres de Febrero, este grupo se impuso en varias licitaciones, algunas relativas a la prestación del servicio en jardines municipales (por sumas que superaban los 16 millones) y otras más recientes y ya en tiempos de pandemia, como el abastecimiento de alimentos al hospital de Campaña Municipal, por casi 2 millones.

 El traspaso del manejo del SAE de la provincia a los municipios en tiempos de vidalismo, también le abrió la puerta a Valber en distritos Pro, como lo era por ese entonces el Quilmes, que entregó una porción del abastecimiento de comedores quilmeños a este grupo, por más de 11 millones de pesos. Al poco tiempo, no dejaron de escucharse voces de malestar desde SUTEBA por deficiencias en la prestación de este servicio. 

A pesar del crecimiento de Valber, durante el último tiempo un rojo moroso empezó a asomar en las cuentas de la empresa, al extremo de mantener deudas con trabajadores a cargo de abastecer de alimentos a un nosocomio de relevancia en medio de la pandemia por COVID-19. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!