Martes 13.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de marzo de 2021 | Interior

En Rosario, el crímen nunca descansa

Santa Fe: El ministro de Seguridad, Marcelo Saín, en la cuerda floja

Rosario no deja de batir récords en materia de delincuencia. El último viernes, en sólo doce horas, se produjeron cinco crímenes. De casualidad salvó la vida un abogado de una balacera de sicarios en el barrio fashion de Pichincha. ¿Las fuerzas de seguridad? Siempre llegan tarde, están en otro lado o se ven involucradas en los ilícitos.

La que supo ser la Chicago argentina ahora va camino a convertirse en Sinaloa. Sólo en lo que va de 2021, Rosario ya registra cincuenta asesinatos. El abogado atacado había estado preso por tráfico de droga sintética a Europa, causa en la que salió a la luz la superbanda liderada por Mario Segovia, el "Rey de la Efedrina".

La reiteración de los crímenes ha puesto en la cuerda floja al ministro de Seguridad, Marcelo Saín, quien viene siendo objeto de diversas “operaciones” para tumbarlo. La última fue la distribución a través de grupos de WhatsApp de antiguos audios suyos en los que condena el “ritmo provinciano" de la policía a su cargo. Si bien del entorno de Saín salieron a desmentir los rumores de que habría presentado su renuncia, en el gabinete de Omar Perotti se considera como “terminada” su experiencia.

El problema es que la mayoría de los crímenes están asociados al narcotráfico en todas sus vertientes, desde el narcomenudeo hasta el tráfico de sustancias ilegales. Un desafío de magnitud exagerada para una policía pueblerina.

Nadie está a salvo de los daños colaterales de la acción de los sicarios. En los barrios más pobres la presencia policial es algo que se reclama sin respuesta efectiva desde hace años. Pero tampoco están a salvo los sectores más acomodados, ni el barrio fashion de Pichincha ni la zona gastronómica. Arrebatos y asaltos a mano armada se suman a los crímenes ordenados por las bandas.

Saín es muy cuestionado por el socialismo, cuyos lazos con el narcotráfico siempre se dieron por sobreentendidos. Hace sólo algunas semanas que el jefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas, Alejandro Druetta, fue condenado por su vinculación con el tráfico de sustancias. Duretta es hombre del ex ministro de Seguridad de la gestión del Frente Progresista Cívico y Social (socialistas y UCR) entre 2015 y 2019, el radical Maximiliano Pullaro.

Justamente Pullaro es el principal crítico de Saín. Los audios que circularon –y cuya difusión se adjudica a una decisión del ex ministro de Seguridad- expresaban conceptos descalificatorios sobre las fuerzas de seguridad rosarinas y santafesinas, a las que denominaba "negros pueblerinos". Pero también hay sectores del peronismo que piden la cabeza de Saín, como el que encabeza el senador Armando Traferri, denunciado e investigado actualmente por sus supuestos vínculos con el crimen organizado.

La situación de Saín es tan insostenible, que ya han comenzado a circular algunos nombres. El que suena con más fuerza, es el del empresario de transportes Alejandro “Fratacho” Rossi, polémico hermano de Agustín Rossi, ministro de Defensa de la Nación. En su círculo afirman que aún no hubo ofrecimiento alguno y que "tampoco está en sus expectativas" aceptarlo.

La otra opción para reemplazar a Saín en una cartera que nadie quiere tener a su cargo es el actual secretario de Seguridad, Germán Montenegro, quien tiene un perfil más técnico. Pero las dudas en este caso subsisten por su limitada espalda política, que se considera esencial debido a la magnitud de los jugadores con los que le tocaría interactuar. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS