Jueves 28.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
16 de marzo de 2021 | Interior

Policías autoconvocados y docentes rechazan la propuesta salarial del gobierno chaqueño

La situación social y sindical en el Chaco no es tranquilizadora. Trabajadores autoconvocados de diversas actividades impulsan protestas y reclamos ante las propuestas salariales del gobierno provincial, por considerarlas “insuficientes”.

Este lunes, levantando la consigna “La lucha está en manos de los docentes”, trabajadores de la educación organizaron una movilización en la rotonda de acceso Norte a Resistencia, generando demoras intermitentes del tránsito. Se trata de docentes autoconvocados de la EES Nro. 60 General A. V Peñaloza, la Corriente Sindical Jorge Weisz, de la EEP Nro. 831 y Sitech Federación, entre otros grupos.

Los organizadores afirmaron que simplemente se trató de una advertencia y que para el próximo jueves está programada una marcha en toda la provincia.

Más preocupación aún causa en las autoridades el accionar del Frente de Policías y Penitenciarios Autoconvocados del Chaco (FREPPACH), organización que tiene como voceros a personal retirado de la fuerza policial, ante la imposibilidad de crear una entidad sindical policial formal.

FREPPACH asegura que la propuesta está muy por debajo de la inflación estimada para 2021 y manifestó su "rechazo de plano" al acuerdo salarial sellado entre la jefatura de Policía y el gobierno provincial, publicado en el decreto Nro. 509/21. La entidad agrupa prácticamente a la totalidad de los policías retirados, y en su declaración denuncia que la negociación "avasalla derechos establecidos en la legislación salarial vigente, provoca perjuicios económicos a los trabajadores policiales y no contempla las legítimas reivindicaciones salariales del sector”.

También se objeta que la "paritaria" policial haya tenido como representantes de los uniformados a dos actores que responden al poder ejecutivo -el jefe de Policía, Ariel Acuña, y el ministro de Economía, Santiago Pérez Pons-, en lugar de haber convocado a una discusión técnica a "legítimos representantes de los trabajadores policiales”.

En el comunicado firmado por Livio T. Fernández (secretario General), Remigio Morales (secretario Adjunto) y Adolfo Segovia (secretario Gremial), los autoconvocados puntualizan que la mesa técnica salarial era un espacio de diálogo institucionalizado en el ámbito del ministerio de Seguridad, articulado con el ministerio de Economía, que funcionó regularmente desde 2010 hasta 2019 inclusive, y que "se desactivó el año pasado por decisión del poder ejecutivo".

También sostienen que "en segundo lugar, el decreto Nro. 509/21 modificó porcentajes de suplementos establecidos por la ley del personal policial Nro. 178-J (antes ley 1134) y su reglamentaria ley Nro. 187-J (antes ley 1215), que establecen determinados topes en los porcentajes de algunos suplementos, los que fueron modificados en exceso, provocando achatamiento salarial en los sueldos líquidos y un evidente perjuicio económico al personal". 

FREPPACH asegura que “las pautas salariales imponen un exiguo 10 por ciento de aumento sobre el sueldo básico de cada grado, que sumado a los aumentos en distintos suplementos en cuestión, representan un aumento del 19 por ciento aproximadamente en el sueldo de bolsillo del agente de policía a partir de marzo, y a su vez menores porcentajes de aumento en otros grados. El aumento acumulado para todo el año para el agente sería del 29 por ciento, y de un porcentaje menor en algunos grados, cuando la inflación proyectada para este año sería del 50 por ciento, según estimaciones privadas". 
 
"De esta forma, este año los sueldos policiales volverían a perder poder adquisitivo frente a la inflación por quinto año consecutivo, arrastrando una caída del salario real catastrófica que condena a la mayoría de los policías en actividad y retirados a sueldos de pobreza e indigencia”, agrega el comunicado.
 
También puntualizan que presentaron una propuesta propia de recomposición, que incluye un pago inmediato del 8 por ciento sobre el sueldo básico y la eliminación del suplemento recargo de servicio, correspondiente a la segunda etapa del blanqueo salarial que está pendiente desde hace seis meses.
 
Finalmente, exigen un programa de blanqueo total de haberes en un plazo de 18 meses, en sintonía con la política salarial que implementó el gobierno nacional para las fuerzas militares y de seguridad, en el que se incluya la eliminación de rubros no remunerativos y su incorporación paulatina en el sueldo básico de cada grado: bono pandemia de 5 mil pesos, suplemento refrigerio de 5 mil y del complemento no remunerativo de 1.700, a valores actualizados netos de bonificaciones y retenciones en el grado de agente, y su incremento proporcional al resto de los grados, respetando la estructura salarial vigente.

El FREPPACH concluye rechazando cualquier clase de aumento por vía de sumas en negro, reclama el pago de deudas salariales de años anteriores y exige la aplicación de una cláusula gatillo que permita equiparar la evolución de los salarios con la inflación, en caso de que ésta supere la pauta prevista.

Docentes y policías autoconvocados inician las protestas frente a la pérdida del poder adquisitivo de sus salarios en el Chaco. En las próximas horas se sumarían muchas otras actividades ante las exiguas ofertas de recomposición que propone el gobierno provincial. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Jorge Capitanich, Chaco

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!