Lunes 12.04.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
19 de marzo de 2021 | Interior

La Rioja

Continúa el acampe de los choferes despedidos por el gobernador Ricardo Quintela

Son alrededor de treinta -de la empresa San Francisco- que se encuentran en la plaza 25 de Mayo, en frente de la gobernación riojana. Reclaman su reincorporación tras ser despedidos en septiembre pasado cuando el gobernador compró una nueva flota de colectivos y contrató otro personal.

En plena pandemia, el gobernador del Frente de Todos, Ricardo Quintela, decidió dejar sin trabajo a más de sesenta choferes de la provincia que se desempeñaban en la empresa San Francisco. Si bien contó con el apoyo de este sector en las elecciones del 2019, ni bien asumido creó la empresa La Rioja Bus para la que contrató nuevo personal y adquirió una flota de sesenta y cinco colectivos que fueron comprados al municipio de Villa Gobernador Gálvez (Santa Fe).

Para tal adquisición gastó la astronómica cifra de 48 millones de pesos en plena emergencia financiera por la pandemia, sumado a otros 100 millones en diez tractores y diez rolos trituradores, entre los que se destacan como los gastos más irrisorios y exorbitantes. Así, el despilfarro del estado quedó totalmente expuesto dado que los trabajadores de San Francisco ya contaban con sus colectivos, pero Quintela les soltó el brazo y los dejó sin sus puestos argumentando que no cumplían con los requisitos médicos de los estudios psicofísicos.

Lejos de quedarse con los brazos cruzados, los choferes iniciaron protestas y acampes –que ya llevan más de tres meses- y el gobierno riojano no se quedó atrás: reprimió a tal punto que un trabajador perdió su ojo y otro estuvo a punto de suicidarse de la desesperación que conlleva la incertidumbre laboral. De este modo, la tónica se mantiene en la misma línea: los colectiveros esperando una respuesta del estado en sus carpas en plaza 25 de Mayo, mientras Quintela y compañía permanecen totalmente indiferentes. 

A pesar que semanas atrás el delegado de la UTA en la empresa San Francisco, Eduardo Perazzo, reconoció un “avance” en las negociaciones con el gobierno provincial luego de una reunión con el jefe de Gabinete, Juan Luna, las promesas para que la empresa vuelva a prestar servicios en la calles de la ciudad capital parecen haberse quedado en el olvido. En tanto, el mismo dirigente sindical reconoció que les ofrecieron 80 mil pesos a cada operario para dejar el acampe y un contrato de un año en la gestión provincial; no obstante, ellos se negaron y continúan luchando por los empleos que les arrebató Quintela. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Despidos, Juan Luna, La Rioja, Ricardo Quintela

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS