Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de marzo de 2021 | Nacionales

Todo un país a la deriva

Alberto, el lastre de Argentina

A poco de anunciar la salida de la Argentina del Grupo de Lima, Alberto Fernández encabezó un encuentro virtual en el marco del trigésimo aniversario de la creación del Mercosur. “Nuestros pueblos lo merecen; vamos por muchos años más de Mercosur. No es tiempo de individualidades, nadie se salva solo, como dice el papa Francisco".

La reunión transitaba en un clima bastante cordial hasta que el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, reclamó que el Mercosur no se convierta en un "lastre". “Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre”, estableció el mandatario.

La intervención de Lacalle Pou incomodó claramente al presidente argentino, quien salió a cruzarlo inmediatamente, de un modo inusualmente violento en este tipo de cumbres. "Si somos un lastre, que tomen otro barco. No somos lastre de nadie, es un honor ser parte del Mercosur”, disparó Alberto Fernández.

De golpe parecieron revivir las tensiones y rispideces preexistentes y que habían conseguido superarse en los tramos iniciales de esta reunión. De todos modos, las diferencias existentes no consiguieron disimularse del todo. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, propuso avanzar con una reducción de aranceles, iniciativa que contó con el respaldo de Lacalle Pou, quien sostiene una estrecha alianza dentro del bloque con su par brasileño.

La definición del Mercosur como “lastre” incomodó visiblemente al presidente argentino, quien reaccionó de manera extemporánea: "Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento. No queríamos ser una carga para nadie. Terminemos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad. No queremos ser lastre de nadie. Si somos un lastre, que tomen otro barco. No somos lastre de nadie, es un honor ser parte del Mercosur", dijo.

A lo largo de su exposición, Alberto Fernández defendió a capa y espada al organismo de integración regional. "Desde sus primeros años buscó avanzar en acuerdos comerciales con todos los países de la región, lo que permite que hoy en día se haya construido un área de libre comercio con la mayor parte de los países de América Latina y también negociado acuerdos comerciales con otros bloques y países", aseguró.

Durante la mayor parte del gobierno de Alberto Fernández, su política exterior ha sido bastante inconexa, producto de las contradicciones existentes entre los socios mayoritarios de la coalición. Sin embargo, en las últimas semanas el rol protagónico que asumió Cristina Fernández tuvo como correlato un endurecimiento en la línea político-estratégica del estado argentino en el plano internacional. La salida del Grupo de Lima, el discurso reciente de la vicepresidenta sobre las responsabilidades del gobierno de los Estados Unidos y del FMI en el endeudamiento inédito concretado por el gobierno de Mauricio Macri, la atribución a su propia gestión de los méritos de la adquisición de vacunas contra el COVID y el énfasis puesto ahora en la importancia de consolidar y ampliar el Mercosur, son pruebas contundentes de ello.

Alberto Fernández, cada vez más acomodado a su nuevo rol de vocero de Cristina Fernández con el cargo de presidente, estalló de manera poco habitual ante la intervención de Lacalle Pou. Lo que no quedó en claro es si lo hizo por su compromiso y expectativas con el bloque regional, o preocupado por la reacción de la vicepresidenta si no daba muestras de su templanza de carácter. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!