Lunes 29.11.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
8 de abril de 2021 | Interior

En Tartagal

Otro caso de abuso y violación sacude Salta

Los casos de abusos y violaciones sobre las mujeres en Salta se reiteran sin solución de continuidad. Durante el fin de semana pasado, una joven de 17 años consiguió trasladarse a una parroquia de Tartagal en estado de llanto y total desesperación, y allí denunció haber sido víctima durante años de reiteradas violaciones en su casa.

“Me cansé. Siempre lo mismo. Me cansé de que me violen”, explicó la joven al encargado de la parroquia La Purísima. La víctima era presa de una descompensación nerviosa. Inmediatamente la gravísima situación fue comunicada a Lorena Martínez, a cargo de la fiscalía de Violencia Familiar y Género local, quien inició las acciones legales respectivas.

La joven declaró que tres hermanos de 18, 20 y 30 años de edad habían sido sus victimarios durante años, abusando de ella de manera sistemática. Los dos primeros ya se encuentran  detenidos, mientras que el mayor se dio a la fuga y hasta el momento la policía no ha conseguido ubicarlo.

Un patrullero de la comisaría 42 de la policía provincial concurrió a la vivienda familiar para invitar a su madre a acompañar a la víctima en los trámites judiciales y en la acción de constatación médica de los daños en el hospital zonal. Sin embargo, en lugar de preocuparse por la gravísima situación que atravesaba su hija, la madre se negó a recibir a la fuerza policial y, con lenguaje inapropiado, les exigió que se retiraran inmediatamente, ya que su hija era una “mentirosa”.

“Sáquenla de acá, es una mentirosa. Siempre miente. Lo que dice es mentira, mis hijos no hicieron nada”, bramaba la progenitora desde el interior de la casa.

Ante la actitud de la madre, los efectivos trataron de ponerse en contacto con el padre, pero este jamás se apersonó. Por si fuera poco, la madre les advirtió que su hija se cuidara de querer regresar, ya que no sería recibida “por mentirosa y por joderle la vida a la gente”. Directamente la echó de su casa.

Ante la sorprendente reacción materna, la víctima señaló a una tía paterna como la única persona que podría ayudarla. Fue ella finalmente la que acompañó a la joven a realizar la denuncia judicial.

Según refirió una fuente oficial, “la víctima relató cómo pudo ser que había sido abusada por sus hermanos desde los cinco años. Es decir casi doce años de violaciones. Lo soportó sin decirle nada a nadie porque, según aseguró, la tenían amenazada. Si contaba algo la iban a tratar de loca y se iba a quedar sin casa. Aclaró que sus padres no supieron nada de la situación durante todo esos años”.

También su tía formuló una denuncia que se agregó al expediente. Con ambas declaraciones, la fiscal Martínez dispuso la detención inmediata de los victimarios. Una vez más, al llegar la fuerza policial al domicilio familiar la madre trató de impedir su ingreso, por lo que se procedió a ingresar por la fuerza.

Los dos hermanos menores fueron detenidos inmediatamente y al “tercero no lo pudimos encontrar pero por tareas de inteligencia que realizamos sabemos que desde el año 2019 está viviendo en Salta capital. Por eso enviamos los exhortos correspondientes para que lo busquen. Aun no pudimos arrestarlo pero estamos muy cerca”, informó la Justicia.

Pese a la evidencia, la madre continuó en su defensa incondicional de los agresores y la joven víctima debió refugiarse en la casa de su tía mientras las acciones legales continúan su curso. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Salta, Violación, Abuso, Tartagal

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!