Miércoles 12.05.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
14 de abril de 2021 | Nacionales

Al final eligió la economía

Alberto Fernández busca evitar una cuarentena estricta por miedo a una escapada del dólar

El discurso épico de marzo de 2020 encontraría su límite en el rojo de las cuentas públicas. A pesar de las recomendaciones de los expertos, el gobierno busca evitar un nuevo cierre total para evitar una disparada inflacionaria en pleno año electoral.

En un país tan sorprendente y cambiante como Argentina, los discursos políticos (especialmente aquellos vendidos como “épicos” y cargados de retórica) suelen caer rápidamente en la contradicción. Algo de esto le pasó al presidente Alberto Fernández, cuando allá por marzo del 2020 aseguró que “si tengo que elegir entre la economía y la salud, mi elección es salvar las vidas de las personas”.

Tan sólo un año después, aquel discurso y aquella frase, que fue replicada hasta el hartazgo por el kirchnerismo más inocente en la búsqueda de transformarla en una gesta patriótica sin antecedentes, estaría próxima a quedar en la nada. Según supo REALPOLITIK, entre la salud y la economía, el presidente Fernández buscará encontrar un sano equilibrio que evite una escalada inflacionaria.

El grupo de expertos médicos del presidente Fernández, quienes hasta ahora tuvieron poder absoluto sobre las medidas de aislamiento llevadas adelante por el gobierno, le recomendaron al primer mandatario un nuevo aislamiento ante el avance de la segunda ola de coronavirus. Preocupados, alertaron a las autoridades sobre la poca eficacia que están teniendo las medidas tomadas en las últimas semanas por la Casa Rosada y la necesidad de ir hacia escenarios más drásticos. Sin embargo, ésta vez se toparon con un inesperado obstáculo: la economía.

En efecto, economistas cercanos al ministro de Finanzas Martín Guzmán aseguraron que una nueva cuarentena estricta impactaría directamente sobre la brecha cambiaria y terminaría de condenar al fracaso las metas inflacionarias del gobierno nacional. La advertencia no fue inadvertida por el Gabinete nacional, especialmente teniendo en cuenta que éste es un año electoral en el que se pone en juego, nada más ni nada menos, que el control del Congreso.

Según los expertos en finanzas, un cierre total como el de marzo de 2020 –recomendado por los expertos médicos –generaría una enorme necesidad de auxilio por parte del gobierno de numerosos sectores de la economía formal, lo que aumentaría la obligación de la gestión de Guzmán a emitir pesos para paliar esta nueva demanda, lo que impactaría directamente en el dólar, que volvería a estirar la brecha cambiaria.

Por primera vez, la gestión nacional ignoraría los consejos de los expertos médicos y rechazaría de plano la cuarentena estricta. Se buscará, por el contrario, cierres de actividades focalizados y puntuales, apuntalados por el Repro II, planes para pagar parte de los salarios a empresas privadas en crisis.

La movida le generaría al gobierno una erogación de unos 6 mil millones de pesos, que si bien es una cifra alta, es muy poco significativa desde el punto de vista del déficit fiscal. Los economistas allegados al gobierno no mostraron dudas al respecto: una nueva cuarentena, incluso más corta que la del 2020, tendría efectos devastadores sobre unas cuentas públicas muy golpeadas, obligaría a una gran emisión de pesos y generaría una disparada del dólar. En consecuencia, el gobierno nacional estaría dispuesto a modificar la épica frase del presidente Fernández, que ahora sería: “Entre economía y salud, elijo las dos”. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS