Domingo 16.05.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
22 de abril de 2021 | Municipales

Preocupación del sector privado

Duras críticas de los gastronómicos a las restricciones: “Los Repro fueron una mentira”

En diálogo con REALPOLITIK, representantes del rubro aseguraron que el programa del gobierno no alcanzó a la mayoría de los comercios durante la cuarentena del 2020. “Piden nueve parámetros casi imposibles de cumplir”, aclararon.

El año 2020 fue uno para el olvido en lo que respecta al rubro gastronómico. O tal vez, para recordarlo como una lección sin precedentes de lo que una crisis sanitaria puede sacudir a todo el sector. La cuarentena impuesta por el gobierno de Alberto Fernández los desnudó de clientes y dejó amplios sectores con facturaciones cercanas a cero, lo que los empujó al despido de empleados y, en algunos casos, al cierre definitivo de sus persianas.

Sólo en La Plata, por ejemplo, el 40 por ciento de los comercios gastronómicos cerraron sus puertas para siempre, y el resto quedó severamente dañado en sus finanzas. En aquel entonces, la gestión nacional lanzó el Repro, un programa que prometía una ayuda para pagar los salarios de los trabajadores. Sin embargo, los gastronómicos criticaron duramente la efectividad del programa y aseguraron que fue “un fracaso”.

“Los Repro anteriores fueron una mentira”, asegura Carlos Leuzzi, presidente de la cámara que nuclea a los gastronómicos en la ciudad de La Plata. “La enorme mayoría no logró acceder a los beneficios, porque exigían nueve parámetros imposible de cumplir”.

Con respecto a la segunda edición del Repro, anunciada recientemente por el gobierno nacional, la incertidumbre es absoluta. “Al día de hoy, 21 de abril, todavía no se encuentra habilitado el servicio en AFIP, por lo que no es posible acceder a inscribirse. Los contadores aún se encuentran a la espera de la aclaración del comité, para que se definan los indicadores nuevos”, aseguraron desde Pulpa.

El temor por el daño que podría ocasionar una extensión de las restricciones es real. “Si no hay ayuda, corre mucho riesgo el pago de salarios. Teniendo en cuenta que estamos, en promedio, a un 25 por ciento de las facturaciones normales”, explicó Leuzzi.

En líneas generales, para la gastronomía tradicional –compuesta de restaurantes y cafés –el cierre a las 19 horas representa una baja en la facturación del orden del 60 por ciento. En efecto, cada comercio está facturando entre el 35 y el 40 por ciento de lo que facturaría en un día normal. Pero para los pubs, bares y cervecerías, la baja sería del 90 por ciento, facturando tan sólo un 10 por ciento de lo habitual. La peor situación, sin embargo, la llevan los salones de fiestas, que directamente se encuentran con facturaciones en cero.

Los próximos días serán claves para decidir el futuro de las restricciones, que ya cuentan con el pedido del ministerio de Salud nacional se extenderla al menos dos semanas más. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS