Lunes 29.11.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de abril de 2021 | Provincia

Elefante blanco

El Estadio Único naufraga entre el abandono y el negocio de las horas extras

Trabajadores del lugar aseguraron que se encuentra en un estado edilicio desesperante y que su nuevo director, Enzo Vigliano, fue asignado a dedo sin tener conocimiento del trabajo. Por otro lado, se desató un escándalo por el pago de horas extras irregulares.

El Estadio Ciudad de La Plata, que según el gobernador Axel Kicillof se encuentra pronto a ser rebautizado como “Diego Armando Maradona”, fue considerado en su inauguración en febrero de 2011 como el más moderno de América Latina. La mezcla justa de césped natural y sintético, rodeado de dos perfectos anillos entrelazados diseñados por el arquitecto Roberto Ferreira, coronados por un polémico techo, constituye sin dudas una de las maravillas arquitectónicas de Argentina.

Sin embargo, tan sólo diez años después, de esa maravilla sólo queda un viejo edificio abandonado, un “elefante blanco”, como los propios trabajadores lo llamaron, bajo una dirección que naufraga entre la incapacidad y el desinterés, y constantes acusaciones de corrupción por parte de sus propios trabajadores.

Acorde a testimonios que los empleados de carrera del Estadio Único volcaron a REALPOLITIK, tras la partida de Felipe Vismara a AUBASA, Enzo Vigliano fue designado como director ejecutivo: “Fue elegido a dedo después de haber conocido al jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco”. Acorde a las acusaciones, Vigliano desconoce por completo el manejo interno del estadio y “improvisa” a medida que surgen los problemas.

“El personal de carrera debe explicarle las vicisitudes del Estadio como si fuera un nene, no sabe qué es lo que pasa en el día a día, ni lo entiende. Fue puesto a dedo por la política sin conocer en lo que se estaba metiendo, en vez de darle el lugar a alguno de los trabajadores que están acá desde el inicio, que conocen el Estadio de punta a punta, conocen sus problemas y las posibles soluciones”, aseguraron a REALPOLITIK trabajadores del organismo. “La designación de Vigliano es un símbolo de la política argentina, nombrando gente a dedo, por contactos, sin que estén capacitados para asumir el rol”, completaron.

Entre las apuntadas por los trabajadores se encuentra Claudia Natalia Castro, quien ocupa uno de los dos puestos de directora que se encuentran por debajo de Vigliano. Según los propios empleados del Estadio Único, actualmente se estaría desarrollando un escándalo por el manejo irregular de horas extras en el predio. “Están nombrando asesores porque Vigliano no sabe cómo manejar el Estadio. Como no hay manera de aumentarles más el sueldo, lo que hacen es hacerles cobrar horas extras de forma ilegal para que ganen más, a cambio de decirle a Vigliano lo que tiene que hacer”, aseguraron.

En este escenario, Castro, quien actualmente gana un jugoso salario de 158.972 pesos, sería una de las señaladas como responsable de las irregularidades más graves puertas adentro del organismo. “Es una de las personas que hace la vista gorda ante las horas extras truchas”, aseguró a REALPOLITIK personal de carrera dentro de Estadio Único. Castro además habría llegado desde la fundación Estadio Ciudad de La Plata, integrada por partes iguales por los clubes Estudiantes y Gimnasia, de la que se habría ido en pésimos términos.

El estado general del Estadio Único merece un capítulo aparte. Falto de actividad por la pandemia, el estado edilicio es lamentable. Amplios sectores del mismo, como una estructura de hormigón adyacente a la cancha que se encuentra ganada por los matorrales y la naturaleza, un auditorio interno en estado de abandono o el paradigmático techo, al que le faltan grandes trozos desde hace meses, son sólo algunos de los símbolos de la desidia política que envuelve a la dependencia bonaerense.

“A nadie se le cae una idea para levantar al Estadio Único. Fue una de las inversiones más grandes de la administración provincial y la están dejando venir abajo. Existen propuestas privadas para hacer emprendimientos en los espacios libres, polos gastronómicos, inversiones comerciales, pero Vigliano está anulado, no toma ninguna decisión. La política envenenó al Estadio y cada día se hace más grande la inversión que necesita para volver a estar de pie”, aseguraron los trabajadores.

Naufragando entre la improvisación y la incapacidad de sus funcionarios, el otrora espectacular Estadio Único de la ciudad de La Plata es ahora un fantasma olvidado de la administración bonaerense, una enorme estructura deficitaria que el sector privado propone levantar y la política, como siempre, deja en el olvido. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!