Lunes 02.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
23 de abril de 2021 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

De'voreaux White: "Querían catapultar a Bruce Willis para que tuviera una carrera como actor de cine"

El actor fue responsable de dar vida a Argyle, el chofer de John McClane en "Duro de Matar" y recordó cómo fue ser parte de este clásico del cine de acción.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

Dentro del género de acción, "Duro de Matar" tiene valor de clásico indiscutible. De la película de 1988 protagonizada por Bruce Willis se desprendieron unas cuantas producciones más, así como debates en torno a si es una película navideña, o no, y si tiene el guion mejor escrito en la historia del cine. Citada en infinidad de ficciones, como "Friends", donde sus protagonistas eran fanáticos de la historia, se volvió parte de la cultura popular y sigue recordándose aún más de treinta años después.

Uno de los que formó parte de la producción fue De'voreaux White, quien dio vida a Argyle en la primera de las películas. Fue el encargado de trasladar a McClane desde el aeropuerto hasta la Torre Nakatomi y entabló un vínculo de amistad con el protagonista gracias a su personalidad. Al parecer, ese fue el pedido que le hicieron en la producción: "Necesitaban a alguien gracioso y funcionó muy bien", explicó el actor.

Sin dudarlo, White aseguró que "Duro de Matar" es "un clásico navideño de culto". Durante 2020, revivieron a sus personajes junto a Bruce Willis en una publicidad que los reunió después de muchísimo tiempo. En diálogo con REALPOLITIK, se encargó de revivir algunas historias del rodaje y contar cómo fue su vida después. 

RP.- ¿Cómo llegaste a la película?

Cuando salió "Duro de Matar" yo ya había hecho otra película, "En un lugar del corazón", con Danny Glover y Sally Fields. Ganó dos Óscar el año anterior al rodaje. Cuando me presenté a la audición, estaba Bruce Willis. Querían catapultarlo de la televisión, para que tuviera una carrera como actor de cine. Necesitaban a alguien gracioso, alegre. Funcionó muy bien, nos divertimos mucho. Inventamos mucho de lo que se vio, empezamos a inventar cosas y reírnos.

RP.- ¿Qué te pidió el director?

El director nos dijo que improvisáramos e inventáramos cosas que fueran divertidas. Ahí inventé las cosas de cuando nos ves en el auto. Empezamos con eso y no paramos de reírnos. El personaje John McClane es más serio, el mío se la pasó provocándolo. Lo pinché una y otra vez, esa era la idea de las escenas de cuando lo recogí en el aeropuerto, pincharlo. 

RP.- ¿Qué recordás del rodaje en la Torre Nakatomi?

20th Century Fox pagó mucho dinero para usar la torre del Nakatomi Plaza. Ese edificio era nuevo, en Century City, cerca de Beverly Hills. Habían gastado mucho dinero para hacerlo y de pronto, llegamos nosotros diciéndoles que queríamos usarlo para una película y destruirlo por completo: "Les vamos a pagar esto para destruirlo". Lo hicieron y lo dejaron impecable.

"Duro de Matar" fue la primera película de acción real. La hicimos y parecía que eso pasaba delante tuyo, pasaba de verdad. A diferencia de hoy, que hay tantas cosas hechas con computadora y ni la iluminación es real. Esto era todo real. Eran las dos de la mañana y yo estaba en mi camarín, mientras ellos explotaban cosas.

RP.- ¿Cuánto hiciste de tus escenas de conducción?

Hollywood es Hollywood. Para eso tenemos dobles. Parece real, sin embargo, soy pésimo conduciendo. Era otra persona, pero hicieron que se viera bien. Para algunas conduje, como cuando va rápido en el subsuelo, que estaba yo en el auto, pero cuando pasó el choque real, yo no lo hice.

RP.- ¿Cómo siguió tu vida una vez que se estrenó la película?

En Hollywood se mueve todo tan rápido. Después de hacer "Duro de Matar", empezaron a llegar cosas de todos lados. Hice una serie con Mike Tyson y su esposa, "Head of the Class", tenía dinero, iba a fiestas, vivía en Hollywood Hills. Madonna vivía ahí, Rod Stewart ahí, Eddie Murphy... Era una locura, una locura. En ese momento me enfoqué en mi espiritualidad, mi humanidad, mi vida. Y ahora, sobre todo, aprecio cada día en que me despierto. Abro los ojos y digo: "Gracias por un nuevo día". (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!