Lunes 02.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de abril de 2021 | Judiciales

Denuncia

El procurador de la Nación fue acusado de “discriminación” y misoginia

Eduardo Casal fue acusado de efectuar un “acto discriminatorio” contra 13 fiscalas que se reunieron 10 días atrás con el ministro de Justicia, Martín Soria. En el encuentro, plantearon una agenda de reformas feministas. Casal reaccionó inmediatamente dirigiéndoles una reprimenda fue repudiada por las organizaciones de trabajadores.

Las denunciantes son un grupo de 13 fiscalas nacionales y federales, que se reunieron con el ministro Soria y con el secretario de Justicia, Juan Martín Mena, para plantearles sus aportes para la inclusión de una perspectiva de género en la reforma del Ministerio Público que se encuentra actualmente en discusión.

Ya que la reunión tuvo carácter de pública, inmediatamente después de concluida, la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, y la dirigente de Juntos por el Cambio, Florencia Arietto, enviaron un correo electrónico a la Procuración denunciando que las fiscalas se habían abrogado la representación del Ministerio Público al entrevistarse con Soria, exigiéndole la aplicación de una “sanción ejemplificadora”.

Si bien Casal no llegó a tanto, de todos modos les llamó la atención a las fiscalas participantes, señalándoles que su actitud podía “conducir a interpretaciones equívocas”. También les ordenó que, en adelante, canalizaran sus inquietudes a través de las vías institucionales. Esto es, el propio Casal, quien ocupa el cargo de manera interina desde 2017, después de que Cambiemos forzó la salida de Alejandra Gils Carbó.

La reprimenda no amedrentó a las fiscalas, quienes calificaron la actitud como “discriminatoria” y de “afección” a sus derechos civiles más elementales. También le recordaron que Soria se había reunido previamente con Carlos Rívolo y Susana Pernas, de la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (AFFUN) y que posteriormente recibió a los representantes de la Asociación de Magistrados.

“La única diferencia entre los tres eventos fue que la reunión protagonizada por mujeres tuvo por finalidad conversar sobre una agenda de género en la Justicia y fue la única respecto de la cual se entendió que podía resultar equívoca en términos institucionales”, puntualizaron las fiscalas Gabriela Baigún, Mariela Labozzetta, Laura Belloqui, Cecilia McIntosh, Indiana Garzón, Josefina Minatta, Virginia Miguel Carmona, Cinthia Oberlander, Iara Silvestre, Ana Russo, María Schianni y María Hermida, quienes además condenaron la resistencia de Casal ante el avance sobre los derechos de mujeres y de diversidades.

“Las inquietudes que llevamos como propuesta para la reforma de la ley que regula el organismo que integramos nos compete en aquel carácter. Y nos compete, de manera más amplia, la construcción de un sistema judicial con mirada de género. Esta agenda es una demanda social que nos toca representar hasta el máximo de nuestros esfuerzos y capacidades como mujeres integrantes de un sistema judicial que no ofrece una respuesta adecuada frente a las violencias por motivos de género. Nos compete porque esta agenda no la representan las corporaciones ni las instituciones que también están dirigidas centralmente por varones y que se resisten con vehemencia a las transformaciones que las mujeres estamos reclamando. Motorizar estas demandas es nuestro derecho y también es nuestra obligación”, continúa el escrito.

Finalmente, llamaron la atención sobre la situación de discriminación que viven las fiscalas dentro de la Procuración: “Usted (Casal) dirige un organismo en el cual las mujeres no alcanzan ni el 30 por ciento de los cargos de fiscales. La necesidad de trabajar para revertir el lugar minoritario y subordinado que ocupamos las mujeres no admite dilaciones”.

La actitud de Casal fue criticada con dureza por organizaciones de trabajadores de la Procuración. “Envidiamos la rapidez que le destinó a Bullrich en responderle un mail. Ojalá pueda aplicar esa rapidez para revertir la lentitud que nos destina cuando denunciamos la violencia que despliegan en ámbitos laborales fiscales varones”, respondieron las Mujeres Trabajadoras del Ministerio Público Fiscal (MPF).

"¿Hizo lo mismo con los fiscales varones?", se preguntó el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJU). "No. Ni con un fiscal que se reunió con el mismo ministro ni respecto a esos fiscales que acordaban sus dictámenes con Mauricio Macri".

Para el MPF, la conducta de Casal “constituye un intento de disciplinamiento hacia las mujeres del ministerio al recomendar qué, cómo y cuándo las mujeres tienen que llevar adelante sus reivindicaciones” Para rematar: “Si intentan disciplinar a las fiscalas, ¿qué queda para las trabajadoras?”.

La Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (AFFUN) condenó la denuncia de Bullrich y Arietto y respaldó a las fiscalas. "Consideramos que debemos reafirmar la libertad de expresión de los/las magistrados/as del Ministerio Público Fiscal en todas las instancias y en todos los escenarios posibles", aseguraron.

La Lista Celeste también se sumó al repudio de la acción, destacando que "decisiones de ese tenor pueden entrañar actos de discriminación por razón de género por lo que, en sintonía con los compromisos asumidos por Argentina en la Cedaw y en la Convención de Belem do Pará y lo establecido por la ley 26.485 se lo convoca a rectificar lo resuelto y a reparar el lamentable error".

“Es un acoso”, caracterizó la fiscala Gabriela Baigún a la acción de Casal. “Nosotras nos juntamos, le pedimos una audiencia y de hecho fue una reunión que duró dos horas que la calificaría como fructífera porque al ministro realmente le interesaba toda la perspectiva que planteamos”.

Para Baigún, “se aprovechó de esta denuncia para darnos un tirón de orejas y para decirnos: no pueden ir a ver más a ninguna autoridad si no pasan primero por mi oficina para pedirme permiso”. “Jamás pasó” algo parecido, destacó. “Se han visto reuniones de fiscales con ministros de Seguridad, con presidentes” y hasta “la propia Bullrich en su gestión tuvo reuniones con fiscales”, aseveró.

Si bien Baigún recordó que “el trato con el procurador siempre fue muy correcto”, en este lamentable incidente “Casal nos prohíbe derechos básicos como el derecho a expresión a reunirse con las autoridades”. “Son cuestiones de género, (que) sólo nosotras sabemos cuáles son las que nos atañan”, resaltó.

“Que venga un fiscal general de Casación y te diga qué fue lo que dijeron o hablaron ya es un acoso”, concluyó.

La discusión de la reforma de la Ley de Ministerio Público tiene muy preocupado a Casal, quien viene disfrutando de un inédito interinato que se extiende ya por cuatro años. “Siente que su situación está muy comprometida. Sabe que, aunque sea legal, no le corresponde ocupar ese lugar durante tanto tiempo”, indicó

Una vez más, las mujeres no se quedaron calladas ante la injusticia. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!