Miércoles 20.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de mayo de 2021 | Nacionales

Crisis para pocos

Alberto Fernández gasta 8.2 millones en muebles nuevos para la cocina de Casa Rosada

Con la crisis económica a cuestas, el cierre de cientos de comercios en la región del AMBA, la inflación superando las expectativas oficiales y la brecha del dólar agigantándose, los funcionarios del gobierno nacional preparan tres cafeterías nuevas.

Según analistas económicos privados, la crisis que envuelve al país se retrotrae a varias décadas atrás y tiene una connotación endémica y cíclica. No importa el color político que se turne en ocupar el sillón de Rivadavia, las políticas macro y micro económicas que se impulsen, todo apunta a que a la Argentina aún le restan muchos años de crecimiento para llegar al punto de maduración en el que pueda atravesar al menos quince años sin una seria crisis económica.

Inmersa en un proceso inflacionario que pareciera no encontrar límites y envuelta en una recesión que se remonta, como mínimo, a principios del 2016, el país no pareciera poder despertar de su destructiva modorra financiera. En este aspecto, el sector privado resultó ser el más golpeado.

En este escenario, la cuarentena impuesta por el gobierno de Alberto Fernández no hizo más que profundizar la caída del sector, que en los últimos doce meses se llenó de noticias de despidos, suspensiones y cierres de comercios e industrias por doquier, especialmente en la región del AMBA.

A pesar de ello, el poder político pareciera continuar sin descanso un interminable derrotero de gastos que poco y nada tienen que ver con una solución para los sectores más golpeados con el nuevo aislamiento y el fracaso de la política sanitaria del gobierno nacional.

Las últimas compras del presidente Fernández dan cuenta de ello. Luego de mostrarse consternado por las consecuencias económicas y financieras del aislamiento, con una inflación que sólo en el primer trimestre tiró por la borda las aspiraciones de su ministro Martín Guzmán y un dólar que comienza a dispararse a pesar de los esfuerzos del Banco Central, decidió salir a remodelar la cocina de la Casa Rosada.

Según el proceso de compra 23-0006-LPR21, el presidente aprobó la compra de nuevo equipamiento gastronómico para tres sectores de cafeterías de la Casa Rosada. Según las ofertas presentadas en el proceso licitatorio, Fernández gastará 1.711.544 pesos en tres lavavajillas, 127.500 pesos en tres termotanques, 1.028.044,14 en tres heladeras, 1.107.124,47 en tres mostradores refrigerados, 1.084.360,71 en otros mostradores, 173.100 en tres mesadas de acero inoxidables, 2.191.583,46 en tres barras mostradores hechas a medida, 605.103,57 en tres alacenas y 218.650,87 en tres mesadas de compuesto mineral.

El aspecto positivo de la compulsa, si lo hay, es que los comercios continuarán cerrando, los niños seguirán sin clases presenciales y el sistema sanitario continuará luchando contra el inminente colapso, pero la cafetería de la Casa Rosada estará impecable. Lista para que los funcionarios del gobierno nacional continúen disfrutando de un café mientras piensan en los próximos pasos a seguir. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!