Domingo 13.06.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
12 de mayo de 2021 | Interior

Escándalo

Un concejal de Tucumán celebró los quince años de su hija rompiendo todos los protocolos

A esta altura, parece ser que muchos argentinos han naturalizado la pandemia y no tienen inconveniente alguno en violar las normas de protección dispuestas por el gobierno nacional.

Lo más llamativo del caso es que no se trata simplemente de individuos anónimos, sino que es un lugar común que personajes destacados de la vida política y social insistan en desconocer las disposiciones que deberían hacer cumplir. 

El domingo al mediodía, en Tucumán, la policía desactivó una fiesta clandestina con más de cuatrocientos participantes que se llevaba a cabo en el predio de Camioneros de la localidad de El Bracho. El organizador del evento en celebración de los quince años de su hija fue Luis Correa, concejal de Alderetes, descartando toda clase de protocolos en su realización.  

La celebración fue interrumpida por un fuerte operativo policial, que además secuestró equipos de sonido y diversos elementos. Los videos del desalojo se viralizaron en tiempo real en las redes sociales, generando una verdadera polvareda de intervenciones críticas. 

Si bien la fiesta se realizó al aire libre, con los invitados distribuidos en distintas mesas en gazebos, la fiesta transgredió claramente las disposiciones vigentes en la provincia que prohíben la realización de reuniones de más de 20 personas en espacios públicos abiertos.

Como no podía dejar de suceder, el evento ingresó inmediatamente en la disputa política, cuando el diputado nacional de Juntos por el Cambio, José Cano, publicó en su cuenta de Twitter: “Luis Correa celebró este fin de semana la fiesta de quince de su hija con cuatrocientos invitados entre los que había varios funcionarios del gobierno provincial”, tras lo cual exigió la renuncia del concejal.

Inmediatamente miembros del gobierno de Juan Manzur salieron a desmentir la participación de funcionarios provinciales, aunque sin aportar precisiones. 

Sin embargo, Cano se mostró decidido a aprovechar la oportunidad que le dejó servida el concejal Correa, y este martes presentó una nota a la titular subrogante del ministerio Público Fiscal (MPF), Estela Giffoniello, en la cual solicita la publicación de los nombres de los asistentes, como así también los vehículos que estuvieron en el lugar. 

“Siendo el caso registrado de una gravedad extrema, por el volumen de invitados y la magnitud del evento -con el agravante de que sus organizadores detentan el carácter de autoridades públicas y encontrándose entre los invitados participantes funcionarios públicos-, es necesario hacer conocer a la opinión pública -en detalle- el procedimiento desarrollado, las personas identificadas, vehículos y equipamiento secuestrado".

El gobierno de Juan Manzur ya venía siendo cascoteado por la interna con el vicegobernador Osvaldo Jaldo. La irresponsabilidad de un concejal de su tropa profundiza esa debilidad, mientras que el caos parece imperar en el tablero político tucumano. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS