Martes 16.08.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
13 de mayo de 2021 | Literatura

El supremo entrerriano

La cabeza de Ramírez (capítulo XXVII)

Para finales de 1820, Ramírez había fundado la República de Entre Ríos. A la provincia entrerriana se habían anexado la de Corrientes y el territorio de Misiones, constituyéndose un bloque que afirmaba las pretensiones federales y salvaguardaba el nordeste del país de la presencia amenazante de José Gaspar Rodríguez de Francia, tirano de Paraguay.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Basterra

Ramírez había realizado una tarea ciclópea: los reglamentos para el gobierno de los órdenes militar, económico, político y del papel sellado estaban en pleno funcionamiento; se había logrado el concurso de naturalistas como el francés Aimé Jaques Bonpland para la descripción, clasificación y catalogación de la enorme diversidad de especies de las tierras entrerrianas; la organización del culto católico y la instrucción básica obligatoria de la lengua y la matemática comenzarían la etapa augural de su desarrollo; la edición de la “La Gaceta Federal “ inauguraría la actividad periodística y se realizaría el primer censo general de la pequeña república.

Ramírez sería elegido en comicios libres entre el 23 de noviembre y el 25 de diciembre. El 24, antes de la Nochebuena, y en la plenitud de su dominio terrenal, escribe desde San Roque, Corrientes: “Tengo el honor de asegurar a ustedes y a los habitantes de esa ciudad, que sus votos no serán desmentidos al llenar tan sagrado deber”.

De opinión muy diferente a Ramírez eran Estanislao López, Juan Bautista Bustos y Martín Rodríguez, gobernador de la provincia de Buenos Aires. El 24 de noviembre, y a espaldas del entrerriano, un grupo de hombres reunidos en la estancia de Tiburcio Benegas, a poca distancia del Arroyo del Medio, comenzaría a urdir el complot contra Ramírez mediante la redacción y la firma de un tratado que estipulaba la paz entre las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, el libre comercio de armas, municiones y todo artículo de guerra entre las partes contratantes, la liberación de prisioneros de guerra y hacendados y la reunión de un congreso en la ciudad de Córdoba.

El entrerriano, que comenzaba a ser visto como una amenaza por sus antiguos aliados López y Bustos y como un peligro real por sus antiguos enemigos bonaerenses, sería omitido del tratado. (www.REALPOLITIK.com.ar)


ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Arte, Martín Rodríguez, Estanislao López, Juan Basterra, Yo Aldao, La cabeza de Ramírez, Juan Bautista Bustos, Literatura, Aimé Jaques Bonpland

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!