Sábado 04.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de mayo de 2021 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Los desafíos de rodar en pandemia: “Decir que te acostumbrás, no es verdad”

Maxime Alexandre fue el director de fotografía de "Oxígeno", la nueva película de Netflix dirigida por Alexandre Aja y protagonizada por Mélanie Laurent que se rodó íntegramente en cuarentena.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

A casi un año y medio del estallido del coronavirus, la industria cinematográfica encontró en los protocolos sanitarios cierta estructura para seguir adelante con sus proyectos. Aunque las salas del mundo están abiertas en porcentajes muy reducidos, todavía quedan las plataformas que se convirtieron en importantes aliadas para generar entretenimiento. Una de ellas fue Netflix, que hace algunos días estrenó el film francés "Oxígeno", dirigido por Alexandre Aja y protagonizado por Mélanie Laurent.

La historia se centra en la vida de una mujer que se despierta encerrada en una cápsula sin saber quién es o por qué está allí. A base de flashes que vayan despertando su memoria, el relato avanzará por poco más de una hora y media a pura tensión. Uno de los grandes desafíos de esta producción pasó por la creatividad a la hora de mostrar un lugar tan chico y mantener la frescura en los encuadres para que la audiencia no se aburra.

Maxime Alexandre fue el responsable de la dirección de fotografía, y en diálogo con REALPOLITIK se refirió a lo compleja que es la situación en un rodaje tan intenso y preciso como el de "Oxígeno". Además, habló de lo agobiantes que son las circunstancias mediante las cuales la industria intenta seguir adelante y continuar generando producciones. "'Oxígeno' fue diferente. Estábamos en medio de la pandemia, pero las reglas fueron diferentes políticamente hablando. En Francia no podés imponer a alguien que se haga un set para ir a trabajar, y en EE.UU. y Canadá te hacen tres tests semanales. Tan pronto como estornudás, te sacan el trípode. En Francia no. Las reglas son más severas en el set, pero no te hacen tests", aseguró.

RP.- ¿Cómo fue el trabajo en el set?

La rodamos respetando la seguridad del equipo y las reglas de sanidad. La industria cinematográfica trabajó muchísimo en pandemia, probablemente, por esta necesidad de streaming y de películas. Necesitábamos producir, producir, producir. A veces fue duro. No te acostumbrás, decir que te acostumbrás no es verdad. En la pandemia rodé "Resident Evil" y "Oxígeno", pero no te acostumbrás. Incluso ahora, que filmo en EE.UU., hace algunos días dijeron que los que se vacunaron se pueden quitar las máscaras, pero los estudios no quieren. Mantenemos la severidad: nos hacen tres tests semanales, y separamos los sets en tres zonas, por colores o números. Cuanto más te acercás al elenco en el set, más severas y restrictivas son las reglas.

RP.- ¿De qué manera se manejaron con Mélanie?

Para preparar una escena, tenés lo que se llama "stand in" (suplente), que es alguien que se parece físicamente al actor para que prepares la iluminación, los movimientos, lo que necesites antes de llamar el elenco. En "Oxígeno", cada vez que venía la suplente, sabíamos que cuando organizábamos las cosas minuto a minuto, que había que esperar entre 5 y 10 minutos, porque la suplente salía de la cápsula y el "equipo de coronavirus" tenía que limpiar la cápsula. Cuando entraba Mélanie, cortábamos y avanzábamos, había que limpiarla para la suplente porque las reglas aplicaban para ambas.

RP.- ¿Qué tan intenso fue para ella?

Aunque no seas claustrofóbico, estar en esa caja por, no sé, 45 minutos sin parar, a veces más, te pone nervioso. Pero ella fue completamente asombrosa, cooperó al extremo. Estuvo ahí mucho tiempo. Fue muy complicado, nos movíamos en una pequeña caja con la cámara tanto como si fuera un partido de fútbol. No se trata solo del movimiento, sino de mejorar la imagen de la narrativa. No querés repetirte. Fue todo muy preciso.

RP.- Originalmente, la película iba a ser protagonizada por Anne Hathaway. ¿La iban a rodar en inglés?

La película iba a ser en inglés hasta el final, hasta que Alex la llevó a Netflix para rodar en Francia. Fue una decisión importante, fue difícil, porque si apuntás a un público global... Pero me parece increíble, fue una gran decisión. Hablo muchos idiomas, y el que más me cuesta aceptar es el francés, porque puede ser muy elaborado y a veces pierde emotividad y peso. Pero para esta película fue una elección excelente. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!