Miércoles 16.06.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
9 de junio de 2021 | Interior

Todavía buscan a otros

Formosa: Detuvieron a un empresario gastronómico por un reclamo frente a la casa de gobierno

Este lunes una protesta de empresarios gastronómicos terminó en escándalo, cuando uno de los participantes se colgó del capot de la camioneta de un ministro provincial. Al día siguiente llegó la reacción: Marcelo Ocampo, uno de los organizadores, fue detenido, y las fuerzas del orden buscan casa por casa a otros participantes activos.

“Estoy esperando en el restaurante que me vengan a buscar”, aseguró Patricio Evans, otro empresario gastronómico que participó de la movida que incluía la entrega de un petitorio a las autoridades, pero se fue de cauce. “Nosotros estuvimos en rebeldía todo marzo y nos pusieron multas; pero ahora no, no aguantó nadie. Nos persiguieron mucho. Sólo con delivery y estamos en fase uno total”, sostuvo.

“Acá si alzás la voz te llevan puesto. Te intiman por tener un foco quemado o vender papas fritas, es una locura. Es inhumano lo que está pasando en la provincia”, indicó Evans.

Marcelo Ocampo es dueño de varios locales y, antes de ser detenido, denunció: “Esto es una persecución por la protesta de ayer donde nos acercamos a presentar una nota para pedir trabajar. El comisario me dijo que tengo una orden de detención por la protesta de ayer frente a la casa de Gobierno.”

Él y buena parte de los empresarios gastronómicos que participaron de la protesta del lunes “fueron imputados y estarían siendo perseguidos por la policía provincial, casa por casa y en sus locales, por lo que no se descarta que las detenciones se multipliquen”, explica el comunicado de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), que definió a la situación que vive la provincia como un “ataque” al sector y exigió la “urgente liberación” de Ocampo.

La administración de la provincia argumentó en conferencia de prensa que se trata de “miradas sesgadas” y “espejos distorsionadores de la realidad”. El ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge Abel González, puntualizó que hubo muchos brotes de COVID en varias empresas, que no prestaron el debido cuidado a sus trabajadores. “Nos importa la vida de todos”, subrayó, y aseguró que “se está abierto al diálogo”. Nada se dijo sobre la detención.

El empresario Evans indicó que el lunes fue “con dos colegas a presentar a la casa de Gobierno una petición de apertura con protocolo al libre para para salir de esta fase uno permanente que tenemos en la provincia. Necesitamos trabajar. Todo el año pasado, teniendo un solo muerto por COVID-19, nos tuvieron en fase uno”. Dicho protocolo incluye testeos previos al ingreso a los locales, ampliar los horarios de atención, ampliar las calles peatonales y utilizar el “Mi QR Salud”, que ya se utiliza en la provincia.

Los reclamos en Formosa se extienden en el tiempo. El gobierno provincial implementó una política muy restrictiva que le permitió tener un bajísimo nivel de contagios y evitar las muertes por el virus, pero fue resistida por los comerciantes, que convocaron a la oposición nacional de Juntos por el Cambio e hicieron presentaciones judiciales. Las sentencias respectivas obligaron a las autoridades a abrir la circulación. En tres meses, la provincia llegó a los 36.756 contagios y sumó 592 muertos.

Evans asegura que después de las manifestaciones de marzo el clima se enrareció. “Desde ese momento nos estigmatizaron como los barderos. Yo no tengo ninguna militancia política de ningún tipo, lo único que quiero es trabajar. A muchos de la asociación de gastronómicos, que integro, los amenazaron e intimidaron. Ayer no nos dejaban entrar a presentar la nota, es muy loco. Nos cerraron la puerta en la cara, pero finalmente logramos que la sellen. Luego se sumaron algunos comerciantes de otros rubros y en ese contexto se dio el tema de la camioneta”.

 “A Marcelo lo llevaron a la comisaría 8, que es semirrural, a 10 kilómetros de la ciudad, en Nueva Formosa. Le pusieron un candado a la reja y hay infantería afuera porque hay gente que se está movilizando. Él está incomunicado, es la misma causa en la que estoy yo y nos imputan por intimidación, incitar a cometer delito y lesiones. Todo por el tema de ayer”, continuó.

“Lo estaban esperando afuera de la casa. Ahí me enteré que estoy con pedido de captura, que mis abogados vieron online, y ya presentaron la eximición de prisión. También están en esa situación, Pablo Siddig, que es quien se tiró ayer arriba de la camioneta, y Gabriela Padrón, que tiene locales de ropa. Acá si alzás la voz te llevan puesto. Te intiman por tener un foco quemado o vender papas fritas, es una locura. Nos acusan de estar politizados y nada que ver. El año pasado, a mí y mi padre nos golpearon adentro del hotel. Es inhumano lo que está pasando en la provincia”, concluyó Evans.

En la jornada del lunes, el ministro de la Comunidad, a cargo de la cartera de Desarrollo Humano de Formosa, Aníbal Gómez, lanzó su camioneta sobre los manifestantes, cerca de la casa de Gobierno. Un comerciante, Pablo Siddig –referente de Comerciantes Unidos Formoseños-, se arrojó sobre el capot hasta que el vehículo se detuvo.

“Nos están pasando por encima, literalmente. No doy más, esto te da mucha impotencia. Encima que me chocan, me quieren llevar detenido”, se quejó Siddig. Inmediatamente la policía local arremetió contra los manifestantes, generándose una situación de extrema violencia.

Los comerciantes exigen trabajar y las autoridades pretenden continuar extremando las medidas de cuidado, ya que parece haber escasa disposición de las patronales para proteger la salud de los trabajadores. De este modo, existe un diálogo de sordos y el clima social se ha enrarecido. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS