Miércoles 04.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de junio de 2021 | Pelota dividida

Polémica en puerta

Mario Secco, Ricardo Kuzemka y un negocio a costas del estado

El fútbol es uno de los más grandes negocios de Argentina. Por ello, no resulta extraño que en ese nicho la siempre cuestionada política tenga intereses creados.

El estado argentino ha venido subvencionando el fútbol desde hace ya varios años. Los motivos son por demás injustificados. Si uno compara las disparatadas cifras que el estado ha venido invirtiendo en el fútbol, en contraposición con las destinadas a la educación y la seguridad, ni siquiera merecería un análisis.

La regla establecida era que existía una triangulación, donde el presupuesto del estado pasaba a los clubes a través de la AFA. Se llegó a hablar de cifras de más de 700 u 800 millones de pesos. Sin embargo, en el camino aparecieron financieras, también llamadas “cuevas”, amigas del poder. Al respecto se produjeron a este nivel ciertos desbalances presupuestarios en Futbol para Todos y AFA Plus, que generaron denuncias, una de las cuales llegó a manos de la jueza Servini De Cubría.

El escenario local no fue la excepción. Y si en los grandes clubes se hablaba de cifras millonarias, en equipos de divisiones inferiores se hicieron eco del despilfarro proporcionalmente hablando.

Así es como se dio a conocer a través de distintos medios que desde hace algunos años a la fecha, el intendente de Ensenada Mario Secco había invertido más de 1 millón de pesos (con una moneda mucho menos devaluada que la actual) en diferentes reformas edilicias en el estadio 12 de Octubre, perteneciente al Club Defensores de Cambaceres, que de la noche a la mañana pasó a contar con uno de los mejores campos de juego de la región.

Vale aclarar que cuando decimos que Mario Secco realizó esa millonaria inversión, no lo hizo con fondos propios, sino con el dinero público, proveniente del pago de impuestos. Pero como veremos luego, las intenciones de Secco iban más allá de lo meramente deportivo.

Mientras que el eterno intendente de Ensenada planificaba una desconocida estratagema política dentro del club, otro personaje local se encontraría con Secco por esas mismas instalaciones. Se trata, en este caso, de un jugador olvidado por las nuevas generaciones, como dicen en la jerga argentina, un dinosaurio del pasado: el ex mediocampista de Gimnasia y Esgrima La Plata, Ricardo Daniel Kuzemka, quien tendría una corta y polémica estadía en dicho club como director técnico.

Hace algún tiempo, Secco y Kuzemka se reunieron a solas junto a la comitiva del club. Entre ellos se encontraba el entonces presidente Raúl Onofri y el vicepresidente Sebastián Martinetti. El lugar elegido para el convite fue el quincho de la calle San Martín 715. El presunto motivo, celebrar lo que resultaría ser “un acuerdo non santo”, con un gran ágape de por medio, con un grotesco intendente de Ensenada cortando y repartiendo la torta.

Pero la algarabía no duraría demasiado. Tras las repetidas derrotas sufridas por el equipo dirigido por Kuzemka, la comisión directiva se reunió en el estadio 12 de Octubre para zanjar las diferencias que había con respecto al cuerpo técnico. La idea original era la de reunirse por la noche con ellos en la sede de la institución. Ante dicho pedido, Kuzemka reaccionó con una rotunda negativa, lo cual desencadenó en una discusión que por momentos se tornó muy tensa, prolongándose durante tres horas y tras la cual los dirigentes determinaron el despido del entrenador. Kuzemka se retiró del estadio sin hacer declaraciones.

No obstante, días más tarde, durante una entrevista, alegó diferencias económicas con el club. Sin embargo, su evidente ofuscamiento lo llevó a no medir sus palabras y cometer una serie de contradicciones que terminó sacando a la luz una vez más su alineamiento con el kirchnerismo, sus entreveros políticos dentro del club y los arreglos con la política, dejando abierta la sospecha de que estaría cobrando una subvención o algún tipo de ingreso del estado a través de la AFA.

Kuzemka, confundido ante quienes lo interrogaban, manifestó abiertamente su militancia kirchnerista, lo cual era algo de lo que ya se había hablado en otros medios al apodarlo “un técnico con sello K”. Confesó por otra parte que dentro del club “había hablado mucho de lo político” justamente mientras el mismo Secco aportaba a la institución dinero de la recaudación impositiva, a la vez que afirmaba “haber vivido del futbol toda la vida”, para seguidamente contradecirse con que “hoy en día no tenía posibilidades de trabajo”.

Paralelamente, su compañero Gabriel Pedrazzi afirmó, tiempo después, no sin cierto descuido: “Ya hace más de un año que con Ricardo (Kuzemka) no dirigimos”. Esto llevó a que muchos comenzaran nuevamente a manifestar lo evidente: que la AFA estaría brindándole a Kuzemka una ayuda monetaria a través de subvenciones del estado.

Kuzemka se vuelve a encontrar en un aprieto cuando se le pregunta por qué no se retiró del club cuando cambió la comisión y muy taciturnamente se vio obligado a mencionar un arreglo económico. No son pocos los que especulan que dicho arreglo económico en el club procedía fundamentalmente del estado, donde Secco habría actuado como si fuese una entidad financiera.

Mientras Kuzemka pugnaba por quedarse con una parte de lo que consideraba que le correspondía por sus arreglos políticos, Mario Secco continuaba brindándole a Cambaceres beneficencia económica con dinero que no le era propio. La gran pregunta seguía sin respuesta. ¿Por qué lo hacía? ¿Cuáles eran las intenciones detrás de esa máscara de altruismo?

La respuesta vendría servida en bandeja en 2018, con el descenso del equipo a la primera D. Los dirigentes y socios no dudaron en apuntar duramente contra el intendente ultra K, Mario Secco, que "por cuestiones políticas" le quitó el respaldo del municipio a la entidad que atravesaba un momento financiero muy delicado. 

Al respecto, miembros de la institución manifestaron: “El club viene recibiendo muchos palos de parte de Mario Secco, quitaron el apoyo, ni siquiera colaboran con el corte de pasto en los predios y como si fuera poco llamaron a algunos sponsors para que se vayan”.

Secco había apoyado a una lista de candidatos que perdió las elecciones dentro del club ante la nómina que presidía el veterano Raúl Zamponiy. A partir de ese momento se decidió por castigar a la institución con un “quite de colaboración” que trae a la memoria  el proceder de los grupos vinculados a la Cosa Nostra en épocas de la ley Seca.

Con un Cambaceres casi fundido y con un presupuesto del estado que no parecía llegar a la sociedad deportiva, aunque quizás sí a quienes se habían prendido de “la teta del estado”, tras muchos tires y aflojes políticos Kuzemka habría logrado llevarse parte del dinero que se suponía habían acordado pagarle por su insuficiente sueldo como técnico de club.

Su mansedumbre laboral continuó de manera sinuosa hasta que en septiembre de 2019 se lo vio junto a su compañero Claudio Tapia en un brevísimo encuentro para la foto con Diego Maradona en la cancha de Gimnasia, pantomima que fue vista por algunos como una alabanza excesiva con la intención de lograr algún beneficio personal, la cual venía a sumarse al escándalo con Cambaceres y a las contradicciones que ponían en evidencia su presunta manutención del estado.

¿No era Kuzemka mismo el que se jactaba de haber vivido del fútbol toda la vida? Claro que existen muchas maneras de vivir del fútbol, especialmente cuando la política está de por medio. Al respecto de su vista, y más allá de un cordial saludo, Maradona se mostró indiferente.

El sabor amargo que deja el conocer este tipo de hechos conlleva a la argumentación lógica: si la mano negra de la política de Secco pudiera entremezclarse como financiera en un equipo de la primera D con un ex jugador ya olvidado por las nuevas generaciones como Kuzemka… ¿Cuánto dinero le cuesta al estado -y por ende a cada uno de los argentinos que pagan sus impuestos- el subvencionar un deporte que no debería estar por encima de necesidades mucho más básicas como la educación y la seguridad?. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!