Sábado 25.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
24 de junio de 2021 | Municipales

Contra la propiedad privada

Juan Ignacio Ustarroz, otro de los intendentes K a favor de la expropiación de baldíos

Recientemente se sancionó la normativa que despertó polémica en Avellaneda, cuyo territorio es conducido políticamente por el ex intendente y actual ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. El año pasado, en Mercedes, en los pagos del hermano de crianza de Wado de Pedro, Juan Ignacio Ustarroz, se aprobó un proyecto similar.

Ambos dirigentes responden a la organización que conduce a nivel nacional Máximo Kirchner y han optado por una misma política: conceder a sus respectivos ejecutivos locales la potestad de disponer de terrenos baldíos o en desuso. A través de sendas ordenanzas, los camporistas Jorge Ferraresi y Juan Ignacio Ustarroz establecieron en sus distritos esta normativa que atenta contra la “propiedad privada”, según denunciaron voceros opositores.

En primer lugar, en septiembre pasado, el doble voto de la presidencia del Concejo Deliberante de Mercedes determinó la aprobación del proyecto que permitió a las autoridades comunales disponer de los terrenos vacíos para su limpieza y cercado. La propuesta llegó al recinto con despacho dividido entre los bloques que estaban a favor y los que intentaron realizar consultas a profesionales relacionados con la temática (colegios de ingenieros, martilleros, arquitectos, escribanos y abogados), aunque no lograron su cometido.

Sin muchos detalles de cómo se llevaría a cabo el proyecto, la ordenanza dispuso “la creación de un Plan Municipal de Producción de Suelo y Regularización del Hábitat”. En tanto, en su artículo 3, se facultó al ejecutivo a “realizar la ocupación de terrenos baldíos en aparente estado de abandono para su cercado, si fuese carente de él, y para su saneamiento, cuando estuvieran ubicados en zonas urbanas, complementarias y residenciales”.

Las voces disidentes no tardaron en llegar y fue la mesa de la Unión Cívica Radical – Mercedes la que sentó su postura mediante un comunicado. “Nos manifestamos en contra de toda expresión y de todo proyecto de ley u ordenanza que restrinja, altere, confisque o vulnere el derecho a la propiedad privada y sea violatorios de nuestra constitución nacional, provincial y las leyes de fondo”, cuestionaron. “Tanto el intento fallido de expropiación de Vicentín por parte del ejecutivo nacional, como los hechos de Guernica con subsidios a los autores de ocupaciones de terrenos”, son “señales claramente alarmantes y poco alentadoras para fomentar la iniciativa privada y el empleo”.

En esta misma línea, hace dos semanas, fue el Concejo Deliberante de Avellaneda el que sancionó una ordenanza que posibilita, tras un plazo de ocho años, la expropiación de terrenos sin edificar que sean considerados baldíos o en desuso bajo el rotulo de “utilidad pública”. La norma que crea el Registro Público Municipal de Inmuebles Baldíos, Inmuebles con Edificación Derruida o con Edificación Paralizada, fue aprobaba sobre tablas, sin debate en comisión, y contó con la mayoría del Frente de Todos pero con los reclamos de la oposición.

“Desde el bloque Juntos por el Cambio no vamos a permitir que se atropellen los derechos de los vecinos de Avellaneda”, criticó el concejal Maximiliano Gallucci. “Esta ordenanza viola la constitución nacional, vulnera la ley orgánica de las municipalidades y atenta contra la propiedad privada de los vecinos. (…) Nuestro enérgico repudio y oposición no son suficientes, necesitamos de la participación de todos para frenar este atropello”, reza el comunicado del sello macrista en este municipio del conurbano bonaerense.

Días después, salió a la luz que uno de los que tiene un lote baldío en Avellaneda es el propio ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat e intendente en uso de licencia, Jorge Ferraresi, quien fuera reemplazado por un joven militante de su sector: Alejo Chornobroff. El hallazgo de su inmueble lo dio a conocer un informe del programa Periodismo para Todos, donde se comprobó que el terreno continúa sin edificar y que cuenta con 308 metros cuadrados.


Baldío de Jorge Ferraresi


El funcionario nacional compró el terreno en 2019 y declaró haberlo adquirido para “inversión”, tal como figura en la primera declaración jurada que debió presentar ante la Oficina Anticorrupción, cuando asumió como ministro hace poco más de seis meses. Por otra parte, lo declaró con un valor fiscal de 4.100.000 pesos y adeuda 24.939 pesos del impuesto inmobiliario de ARBA. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!