Jueves 30.06.2022 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de junio de 2021 | Interior

Tras el escándalo

Cueva financiera: Después del despliegue cinematográfico, no queda ningún detenido en Chaco

En el mes de marzo se realizó un operativo policial alrededor de una “cueva financiera” ubicada en pleno centro de Resistencia. El procedimiento se realizó a la causa iniciada por una médica que había concurrido allí, y que a continuación dejó los 60 mil dólares en un vehículo estacionado en las proximidades (Illia y San Lorenzo).

El dinero le fue sustraído y, tras la operación hollywoodense, también se allanaron tres inmuebles de la capital provincial, ubicados en la zona céntrica, Villa Oeste y el Barrio Güiraldes. A menos de tres meses ya no quedan detenidos y la investigación pasó a la Justicia Federal.

Según la hipótesis de la división de Investigaciones Complejas, la mujer fue seguida una vez concretada la operación. Los malvivientes habrían utilizado inhibidores de alarma para destrabar las puertas del vehículo.

La “cueva financiera”, según revelaron los investigadores, funciona desde hace más de diez años, y está ubicada justo en frente de la fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), sin verse incomodada en ningún momento hasta el del citado operativo.

De los allanamientos practicados se secuestraron dos armas de fuego, divisas de varios países y más de medio kilo de marihuana.

El fiscal federal Patricio Sabadini, a cargo de la causa por evasión y lavado de dinero, adoptó en el curso de la semana pasada varias medidas. Quienes permanecían detenidos a partir de los procedimientos practicados -Ramón Acevedo (26), Héctor Álvarez (44) y Pablo Tascón (29)- fueron puestos en libertad.

Sin embargo, Acevedo continuará detenido, ya que cumplía condena por narcotráfico y se encontraba en libertad condicional. Pero, al incumplir las condiciones que exige la misma, le fue retirado ese beneficio.

El caso tuvo un trámite bastante turbio, y a los tres meses no queda ningún detenido. Algo en lo que coinciden los especialistas es la sospechosa ubicación de la “cueva”, ubicada a escasos metros de la fiscalía de Investigaciones Administrativas, y la escasa disposición judicial y policial para avanzar en su resolución. Incluso algunos observadores sospechan que se trató de una operación armada para involucrar a inocentes, pero que se habría caído por su propio peso a partir de desacuerdos entre sus organizadores.

Ahora la causa recayó en la órbita de la Justicia Federal, aunque las expectativas de llegar a un resultado concreto se diluyeron con el paso del tiempo y la parálisis que sufrieron las investigaciones. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!