Viernes 24.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
3 de julio de 2021 | Municipales

Desidia

Las pésimas condiciones del hospital de Quilmes donde Mayra Mendoza decidió no operarse

Se trata del hospital Iriarte de Quilmes, que mantiene graves problemas estructurales como grietas en sus paredes, techos al descubierto con filtraciones de agua, puertas y baños deteriorados, entre otros. Mientras tanto, trabajadores autoconvocados le reclamaron a la intendenta que no fue intervenida allí de su adenoma.

El estado de abandono y desidia del nosocomio bonaerense expone el desinterés de sus autoridades y también de los políticos de turno. Si bien la institución pertenece a la órbita del gobierno de Axel Kicillof, la intendenta Mayra Mendoza hace oídos sordos ante las protestas por las lamentables condiciones edilicias. Pero otro actor responsable es el gremio ATE, señalado por la lista opositora Verde y Blanca de “no visibilizar” esta situación y “aplaudir” al director del hospital: Juan Fragomeno.


El hospital en pésimas condiciones.

Así lo expresó el representante de dicho espacio, Rubén Giménez, en diálogo con REALPOLITIK: “El gremio de ATE no hace nada al respecto, cuando han realizado otras grandes movilizaciones, pero nunca presionan al director”. En este sentido, agregó: “El secretario general, Claudio Arévalo, tiene un grupito que maneja a dedo porque él acomoda a gente para ingresar a trabajar, en un arreglo con Fragomeno”. Y, continuó: “Lo único que hacen es pedir por salarios -corresponden a provincia- y sacarse fotos con la intendenta”.

“Nosotros somos oposición porque del gremio no te da bola; tampoco apoya las manifestaciones de los autoconvocados. Mientras que desde la agrupación Verde y Blanca sacamos un comunicado exigiendo que solucionen estos graves problemas de infraestructura”, indicó. De este modo, comentó el aporte que hicieron al nosocomio: “Hace tres meses donamos pinturas para el jardín maternal del establecimiento, sin embargo, se lo adjudicaron los caraduras del oficialismo sindical”.


El hospital en pésimas condiciones.

Asimismo, resaltó que el tomógrafo fue arreglado tras la “presión mediática” que ejercieron en conjunto con el personal de salud autoconvocado. Por otra parte, aclaró que han convocado a Mayra Mendoza a recorrer las instalaciones del hospital para que dimensione la realidad que atraviesan, pero nunca les contestó. En tanto, criticó que el bono de 6.500 pesos extra destinado a los trabajadores sanitarios, por disposición del presidente Alberto Fernández, “todavía no fue pagado por Kicillof”.

REPUDIO A MAYRA MENDOZA

Además de protestar por las condiciones indignas en la que desempeñan sus actividades cotidianas, los trabajadores autoconvocados del nosocomio expusieron a la dirigente del Frente de Todos por no operarse en el establecimiento. “Lamentamos profundamente que deba transitar una cirugía para extirpar un adenoma pleomorfo y deseamos su pronta recuperación”, manifestaron. No obstante, cuestionaron: “Según trascendió en los medios de comunicación, se realizará el procedimiento en el lujoso hospital Austral y no en nuestro hospital Iriarte de Quilmes; eso también nos apena”.

“Sin embargo, la entendemos. Seguramente, sus razones están explicadas en la primera carta abierta que le enviamos los trabajadores y trabajadoras autoconvocados y que nunca contestó. Ojalá que los alrededor de 700 mil habitantes de la ciudad pudieran acceder a un sistema de salud de calidad, al igual que usted. Eso no sucede”, explicaron. Y añadieron: “En nuestra ciudad, o lugares aledaños, el pueblo que llega al Hospital Iriarte se encuentra con que de los cinco quirófanos solo funcionan tres”.

“Durante tres meses no tuvimos tomógrafo; todo el pabellón de internación (cirugía, pediatría y clínica) están en un edificio agrietado y peligroso, sin agua caliente, sin picaportes, con enchufes rotos, con cables colgando de los techos, con camas rotas y colchones en mal estado, y a veces sin luz, que los baños (en su mayoría) no funcionan o están clausurados”, sostuvieron. Aunque no quedó allí: “También hay faltantes de insumos y medicación, que el escaso personal técnico hace magia con la anticuada aparatología que poseemos; las especialidades cada vez son menos; el sistema de turnos está colapsado y los equipos de salud están incompletos, falta personal y los recursos son escasos”.

Por otro lado, se refirieron a su situación económica: “El salario de todo el personal de salud está por debajo de la línea de la pobreza, a pesar de ser el motor y la mano de obra que sostiene el sistema de salud en la primera línea de batalla contra la pandemia. La miseria hace que un trabajador de la sanidad deba tener dos, tres o más trabajos, lo que acrecienta el agotamiento y significa una doble o triple exposición al virus”. Al respecto, anticiparon su plan de lucha: “Por todas estas razones, los trabajadores autoconvocados del Hospital de Quilmes realizaremos un nuevo abrazo al nosocomio, el próximo viernes 9 de julio a las 11.30, para defender la salud pública, para que los graves problemas que nos aquejan se resuelvan de una vez y para solicitar un bono como el que acordó la CGT, de 100 mil pesos, y no los miserables 6500 pesos que prometió en abril el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y que aún ni siquiera ha pagado”.

Por último, le dejaron un mensaje a la funcionaria comunal perteneciente a La Cámpora. “Estimada Mayra Mendoza, soñamos con un hospital con la calidad, confort y estética del hospital donde le harán el procedimiento quirúrgico, porque los trabajadores de salud del Iriarte y los alrededor de 700 mil habitantes de Quilmes lo merecemos. El 9 de julio esperamos a todos los vecinos, a las organizaciones sociales y políticas, a todos, a abrazar simbólicamente al hospital de Quilmes”, concluyeron. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!