Jueves 28.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
6 de julio de 2021 | Judiciales

Lucha por el cargo

La disputa por la presidencia de la Corte Suprema

El período Carlos Rosenkrantz al frente del principal organismo de Justicia culmina el 1 de octubre, al cumplirse los tres años de su asunción. Razonablemente, el ex abogado de Clarín aspira a una renovación de sus funciones, pero no la tiene fácil: varios de los miembros “se la tienen jurada”.

Estas tensiones se dan no sólo por su cercanía con el macrismo, sino por cómo se valió de ella para conseguir dar el “golpe interno” que desplazó a Ricardo Lorenzetti luego de 11 años de ejercicio del mando.

Aunque sería lógico que la definición se adoptara en el curso del mes de septiembre, no hay disposiciones concretas al respecto. De hecho, las operaciones y movidas han alcanzado plena intensidad: todos sospechan de las ambiciones de los demás y ocultan las propias.

Así, en la próxima feria de invierno, en lugar de ejercer la presidencia un supremo por semana, quedará a cargo el “trío peronista” compuesto por Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. Ninguno de los cinco miembros quiere dejarle el comando a cualquiera de los otros cuatro. Las movidas son casi imperceptibles, pero todas apuntan a la construcción y consolidación de poder interno.

La situación de Rosenkrantz perdió musculatura cuando aparecieron 59 llamadas con Rodríguez Simón en el expediente de solicitud de refugio político en el Uruguay, lo que evidencia una consideración y sintonía con el gobierno de Cambiemos y sus operadores judiciales, que resulta muy poco conveniente en una etapa en la que han decidido marcarle la cancha al gobierno actual.

El debilitamiento del actual presidente parece haber incrementado las expectativas de Lorenzetti y de Rosatti. El primero, que nunca aceptó su desplazamiento anticipado de la presidencia, mantiene permanentes conversaciones con todo el universo político. Uno de sus frutos fue la designación de su hijo Pablo como miembro titular de la Cámara Civil recientemente creada en Rafaela (Santa Fe), y que dio lugar a múltiples cuestionamientos y sospechas.

Lorenzetti no sólo suma respaldos dentro del peronismo, sino que también cuenta con el aval de Gustavo Ferrari, el ex ministro de Justicia de María Eugenia Vidal, y una comunicación directa con Horacio Rodríguez Larreta. A estos apoyos les habría retribuido con su fallo sobre la presencialidad. A los del Frente de Todos, con la sentencia que impidió el desembarco de Farmacity –del ex vicejefe de Gabinete de Mauricio Macri, Mario Quintana- en la provincia de Buenos Aires. 

La candidatura de Rosatti es también una opción, aunque hasta ahora no se lo ha visto decidido a dar la disputa. De hecho, su acción resultó determinante en 2018 en el desplazamiento de Lorenzetti y la asunción de Rosenkratz.

De los dos jueces restantes, Maqueda no ha demostrado interés en presidir el cuerpo, y Elena Highton de Nolasco parece satisfecha con el desempeño de la vicepresidencia.

El gobierno nacional es un convidado de piedra en esta definición. El ministro de Justicia, Martín Soria, no ha conseguido establecer buena sintonía, con sus discursos confrontativos y arrebatados.

Si hay algo que caracteriza a la etapa actual de la Corte Suprema es la coincidencia en la necesidad de blindarse ante las eventuales presiones políticas, para mantener el control de sus decisiones, sus tiempos y su agenda. Y los interminables idas y vueltas sobre la reforma judicial y la designación del Procurador –incluida la manera de hacerlo-, y las propuestas sobre creación de instancias que auditen el desempeño del poder judicial, en poco contribuyen a mejorar la relación.

Será una lucha silenciosa, en la que la opinión pública quedará excluida. Hasta que se tome una decisión que será, en sí misma, toda una definición sobre el futuro de la Corte. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!