Miércoles 04.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
15 de julio de 2021 | Séptimo Arte

Entrevista REALPOLITIK

Jeremy Reed: “Mi trabajo en cine está muy estilizado y tiene que ver con los videoclips que hice”

El diseñador de producción se formó en la industria musical de la mano de bandas como Linkin Park y System of a Down, y trabajó en producciones de la talla de "Hard Candy" y "Gretel y Hansel".

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

El mundo de la música, en especial el de los videoclips que sirven para ilustrar o potenciar el lanzamiento de un single, y el cine, están intrínsecamente conectados. No solo porque en ambos procesos narrativos se cuenta una historia sino porque también, gran parte de los realizadores de hoy en día hicieron escuela de la mano de bandas que buscaban desarrollar el video que acompañara su último tema.

Uno de los que hizo gran parte de su trayectoria en la industria musical fue Jeremy Reed, diseñador de producción oriundo de Inglaterra que trabajó con bandas como Linkin Park, System of a Down y Nine Inch Nails, pero que también tuvo su costado más pop de la mano de Katy Perry, y que este mes realizó el último videoclip de Dua Lipa. Ese paso por el mundo de los videoclips tuvo tanto peso que definió su forma de encarar los proyectos, y así lo aseguró: "Mi trabajo en cine está muy estilizado y tiene que ver con los videoclips que hice".

En una entrevista con REALPOLITIK, Reed conversó sobre su trabajo en el mundo de la música, así como también recordó cómo fue trabajar en su primera película, "Hard Candy". Se trató de un proyecto muy pequeño, que saltó a la luz por lo oscuro de su relato, una historia alrededor del phishing y la pedofilia, que mostró por primera vez a Elliot Page y todo su talento. "Cuando empecé a hacer películas como que dejé de hacer tantos videoclips. Nació mi hijo y me fui a hacer publicidades, y pude volver, afortunadamente, al cine", contó Jeremy que también reconoció que últimamente, artistas como Travis Scott y Dua Lipa lo "sacaron del retiro" pero que es "el tipo más viejo del set".

RP.- ¿Cómo fue su trabajo con Linkin Park?

Hacía videoclips, me encantaba hacerlos. Eran hojas en blanco, tenías palabras en un pedazo de papel y llenabas los espacios, creabas el mundo. El director era Joe Hahn, un miembro de Linkin Park. Era genial, un tipo encantador, es un ilustrador fantástico, muy conceptual, muy creativo. Trabajar con él fue un placer. El video de "Somewhere I Belong" se inspiró en un artista llamado Lebbeus Woods. Su trabajo nos inspiró mucho. Joe es el tipo indicado, le llevás un libro con algo extraordinario y esotérico, y se lo devora. Lo mismo pasaba con David Slade, el director de "Aerials" de System of a Down.

RP.- ¿De qué forma se producía hace 20 años?

Estos tipos no hacían videoclips pop. Era música alternativa, y la música alternativa también tenía dinero, se tomaban muy en serio. Estaba "120 minutos", un show de videoclips los domingos por la noche en MTV, donde lanzaban los mejores videos alternativos y lo conducía un tipo llamado Matt Pinfield. La gente solía quedarse hasta tarde para ver el último, mejor y más cool de los videos. Era un placer ser parte de estos films en miniatura. El espacio que tenías para jugar... Era mi caldo de cultivo. Creo que mi trabajo de cine está muy estilizado, no me molesta que la gente lo diga, y tiene que ver con los videoclips que hice. Eso me dio un estilo. Era como crear mundos. Es mi parte favorita, crear mundos.

RP.- Su primera película fue "Hard Candy" ¿Cuál es el primer recuerdo que se le viene a la cabeza cuando piensa en ella?

Cuando pienso en esa película, siempre pienso en Elliot Page y tiene que ver con la fuerza del póster diseñado para la película. Sé que les costó mucho encontrar a la chica y al chico indicados, y acertaron. Tal vez, si eran otros dos, no hubiera sido lo mismo.

RP.- ¿Cómo fue trabajar con un presupuesto tan acotado?

La historia detrás de esto tiene que ver con que David Slade estaba en una fiesta en algún lado y conoció al señor Paul Allen, de Microsoft. Hablaron, y él le preguntó cuánto costaría hacer una película, y le dijo: "Un millón de dólares". Y lo consiguió. Venía de los videoclips, donde hacíamos cosas con palabras en un pedazo de papel. Te daban el trabajo de acuerdo a tu imaginación. David permitió el mismo proceso, me permitió ser creativo. 

Lo construimos en una semana porque no teníamos dinero y creo que preparé toda la película en nueve días, porque no tenía dinero. Inventé los nombres del equipo técnico porque no podía contratar gente. Así que inventé nombres para que pareciera que tenía un departamento de arte más grande. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!