Miércoles 04.08.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
21 de julio de 2021 | Provincia

Cuestionamientos

El negocio del agua envasada se traslada a la Contaduría bonaerense

La provincia de Buenos Aires, por orden del contador general Carlos Baleztena, saldrá a la compra de 40.500 bidones de agua de diferentes capacidades. Algunas de las empresas invitadas se encuentran investigadas por graves irregularidades, desde remitos truchos a explotación laboral.

Bajo la tutela de la Contaduría General de la provincia de Buenos Aires, actualmente bajo la administración de Carlos Baleztena, como Unidad Operativa de Adquisiciones, la provincia de Buenos Aires lanzó el proceso de compra 58-0188-LPU21 por el servicio de alquiler de dispensadores y la provisión de agua potable envasada por el período 2021-2022.

La contratación no es nada económica. Se trata, en total, de 500 dispensadores de agua, 10 mil bidones de 20 litros, 20 mil botellones de 5 litros de agua sin gasificar y 20 mil botellas de 500 ml. Por ellos, las empresas que se presentaron cotizaron desde 2.5 millones a 31.4 millones de pesos.

La licitación no está libre de polémicas. De un tiempo a esta parte, las empresas de aguas envasadas se encuentran bajo constante escrutinio por numerosas irregularidades ocurridas en el territorio bonaerense. Desde funcionarios de la administración pública a ex trabajadores de las compañías, numerosos testimonios dan cuenta de un manejo ilegal en la provisión de agua.

De acuerdo a los testimonios que pudo recolectar REALPOLITIK, son varias las técnicas utilizadas para aumentar ilegalmente la rentabilidad de las empresas proveedoras de agua potable. Una de las más habituales, es la de manipular los remitos. Numerosos funcionarios de la provincia de Buenos Aires aseguraron que los remitos que son cobrados por las empresas no son los originales, firmados por ellos, sino unos nuevos con cantidades de bidones muy por encima a los realmente entregados. En otras ocasiones, la impunidad llega al punto en el que simplemente “truchean” el remito original, modificando la cantidad con una lapicera.

Esto fue corroborado por ex empleados de al menos una de estas empresas, quien declaró que incluso algunos remitos son falseados apenas el repartidor los entrega en la planta de la compañía. En cuestión de segundos, por ejemplo, una empresa que entregó "9" bidones en una oficina, pasa a cobrar "19", con la magia de una lapicera.

Por otro lado, existen casos paradigmáticos, como una delegación bonaerense en la ciudad de La Plata que sólo tiene dos trabajadores y, de acuerdo a los remitos de la empresa que provee el agua, consumen catorce bidones de 20 litros de agua por mes. Es decir, cada empleado debiera beber seis litros de agua por día, sólo durante las ocho horas de trabajo, para alcanzar esa cantidad de bebida.

Otra de las razones que provocaron tanto la indignación de los trabajadores como las ansias de una investigación judicial es la cuestión laboral. De acuerdo a empleados de estas empresas que se comunicaron con REALPOLITIK, la situación es altamente irregular. La mayoría trabaja en jornadas de hasta doce horas, con sueldos miserables, aunque sólo están registrados como trabajadores de medio tiempo. Estas irregularidades y numerosas más, como el cobro de un curioso impuesto del IVA en las horas extras de los empleados, son las que pusieron a las empresas proveedoras de agua potable en la mira de la Justicia. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!