Domingo 17.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
25 de julio de 2021 | Opinión

Avanza Libertad

María Fernanda Araujo, la candidata de Milei en CABA que solo quiere vivir del estado

Siempre, antes de las PASO, comienza en la Argentina una danza, en algunos espacios políticos grotesca y carente  de respeto al votante, que se supera  año a año.

HORACIO DELGUY

por:
Alicia Panero

Candidatos que por una migaja (cargo) de lo que sea, muestran sus dislates ideológicos y sus más íntimas miserias con tal de aferrarse a alguno de esos espacios que integran, influencers, negacioncitas, antivacunas , terraplanistas, cara pintadas y demás. Especulan con la memoria escasa del elector.

Algunos, no pocos, hasta niegan el plan sistemático de desaparición de personas durante la última dictadura, sin tapujos, sin vergüenza alguna, como es el caso del mayor referente de NOS, Juan José Gómez Centurión. Fanático defensor de las dos vidas ahora, pero en su íntima negación olvida que en la ESMA no se defendió ninguna de las dos.

Tal es el caso de María Fernanda Araujo, presidente de la comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, convertida hoy, dicha entidad, en un club de amigos que la sostiene y la encubre.

Desde hace algún tiempo se habla de sus intenciones de ser candidata. El día sábado fue anunciada en el número cuarto del listado del Frente La libertad Avanza, cuyo primer candidato es el economista Javier Milei.

En democracia, todos tienen derecho a la participación política, y el votante tiene derecho a saber quiénes son los personajes que rellenan las listas, a quienes muchas veces, con la suerte de los números, arrastrarán siguiendo al primero.

Este es un problema de vieja data que debemos resolver, y se resuelve informado antes quiénes son algunos de esos personajes.

María Fernanda Araujo tiene una vida pública que deja bastante que desear y es nada menos que la administradora del cementerio Militar Argentino de Darwin, la dueña de todos los muertos que allí descansan, héroes nacionales.

Tiene derecho a postularse, lo que no puede hacer es representar a las familias en una campaña política desde un partido que ella eligió, y muchos menos usar a los muertos. Si fuera ética, debería renunciar a la comisión.

El único trabajo que se le conoce es el de hermana de un caído, para quien esa comisión es funcional. Pareciera que la entidad es la comisión de Homenaje Permanente del Soldado Araujo y no de los 632, que murieron en una guerra llevada a cabo por la dictadura. Hecho que ella se empeña en negar. Como se ha empeñado a negar otras cosas, que hacen al respeto de los derechos humanos que ella desconoce. Creyendo que los derechos humanos son una mera cuestión ideológica.

Ha impedido, con ausencia total de empatía, el acceso a la verdad de varias familias cuyos muertos están en Darwin, ha sido cómplice de la adulteración de tumbas, por las que hubo firmar nuevos acuerdos con Gran Bretaña, por la insistencia de quien escribe.

Le ha negado la información a familias de muertos, que no supieron desde el ’83 y por más de treinta años que sus muertos estaban enterrados e identificados.

Se opuso sistemáticamente a la identidad de los soldados, parándose violenta y vulgarmente,  frente a las madres chaqueñas y correntinas que comenzaron esa lucha, y al CECIM de La Plata que las acompañó.

Más allá de las preferencias políticas o ideológicas, propició escraches, participó de uno, muy violento, a dos personas octogenarias que regresaban  de una visita a las islas, pidiendo por la identidad.

La candidata del partido Avanza Libertad, ¿qué concepto de libertad tiene? El que se basa en la transparencia y la verdad, desde luego que no.

Durante años ha organizado viajes al cementerio dejando fuera a madres de soldados que se han muerto sin saber que tenían una tumba donde cerrar el duelo.

Volviendo a la política, Araujo no tiene en los últimos seis años ningún trabajo declarado en relación de dependencia, el último fue en la Agencia Gubernamental de Control de la mano de Juan José Gómez Centurión. Está inscripta en el monotributo como peluquera, y no sabemos cómo rinde las cuentas de la comisión de Familiares ante la Inspección General de Justicia

La comisión citada se sostiene con cuotas de socios y subsidios estatales para  el mantenimiento del cementerio de Darwin, pero nunca pudimos saber cuánto es y cómo rinde cuentas de eso.

Lleva una vida sin sobresaltos económicos y ha podido viajar por el mundo representando a las familias de los caídos.

Uno de los puntos clave del partido al que pertenece su candidatura es: “La actitud populista con el empleo público ha llevado a la acumulación de millones de empleados innecesarios que se han convertido en un lastre costoso e improductivo para la sociedad. A esta situación se ha llegado utilizando al estado como agencia de empleo frente a una supuesta falencia innata del sector privado para asegurar el pleno empleo. Si el sector privado ha fallado en generar el empleo necesario, la causa está originada en el mismo estado que ha cerrado la economía e impedido la expansión a mercados más amplios; y en el mantenimiento estatal de una legislación laboral anti-empleo. El círculo vicioso se ha generado cuando, frente a estos impedimentos para el empleo privado, el sector público sobre emplea y aumenta la presión tributaria, incrementando el desaliento para la inversión y el empleo privado.”

Esto se opone al pensamiento de Araujo, respecto de que el estado debe asistirla por ser hermana de un caído, hecho que no ocurre en ningún país del mundo, participe una de guerra. El beneficio de una pensión muere con su heredero en primer grado. Ella logró la presentación de un proyecto para que ese beneficio recaiga en los hermanos, así como la asistencia médica.

Su texto de presentación a los familiares que dice representar: “Buenas tardes familia, les comunico que en el día de la fecha, me postulo para ingresar al Congreso de la Nación (Partido NOS) y poder llevar la causa Malvinas y las voces de los familiares de nuestros héroes caídos al lugar donde se tratan las leyes”.

Y sigue: “Dios y nuestros ángeles nos den el apoyo para poder decir y trasladar desde adentro, todo lo que nos negaron durante cuarenta años y no tengamos que mendigar más, golpeando puertas para pedir por nuestros derechos y que de una vez por todas nos vean y nos escuchen  Recordemos que la unión nos hace mucho más fuertes”.

La señora Araujo quiere ser diputada para poder tener una pensión del estado, al que el propio partido al que se suma, rechaza.

De la plataforma del partido: “Nadie tendrá derecho en el futuro a recibir una jubilación, por más pequeña que sea, si no ha realizado aportes por un valor actuarial acorde al monto de la jubilación. Este nuevo paradigma es una necesidad inevitable para resolver la quiebra económica y financiera provocada por la desmesura de los beneficios concedidos en el pasado sin los aportes previos correspondientes. Se trata también de un incentivo clave para eliminar el incentivo a la evasión de quien hoy observa que llegado el momento recibirá una jubilación a pesar de que nunca realiza aportes”.

María Fernanda Araujo tiene dos denuncias por impedimento de acceso a la verdad, por impedimento de acceso a la identidad, por la adulteración de tumbas, en el fuero penal federal. Y una denuncia frente al comité Interamericano de Derechos Humanos por la misma causa, más la negativa de entregar documentación del gobierno británico a los propios familiares de caídos, que se refiere a sus entierros posteriores al ’83, aquellos cuerpos que fueron hallados posteriormente al final de la guerra.

Algunos partidos le toman el pelo al votante y sus candidatos se les ríen en la cara. Igual pagamos sus fiestas nosotros. Como siempre.

Todos tenemos derecho a ser candidatos, con proyectos que excedan los intereses personales. Un candidato que lo hace por su propio interés, está adulterando el contrato con el votante de ese partido. De adulterar, esconder, ocultar, María Fernanda Araujo sabe mucho, y eso deben saber quiénes voten por ese partido.

La guerra no baña con agua bendita a nadie, ni purifica los subsidios que reciben para las paso y que bien sabemos en qué terminan.

El partido en el que se presenta jamás hizo una declaración respecto de la soberanía de Malvinas, ni habló de proyectos de negociaciones, ni siquiera de transparencia. Usarán a este personaje para tocar esa parte del corazón argentino vinculado a la guerra, y a Malvinas. Una vez más, hará un negocio con los muertos, no teniendo otra cosa para ofrecer. Todo lo contrario, se candidatea como ella misma señala, para estar en el corazón donde se sancionan las leyes y lograr un ingreso que le permita vivir sin trabajar.

Araujo no desea otra cosa que vivir eternamente becada por el estado, y aspira a eso desde un partido que promueve todo lo contrario.

Alicia Panero

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!