Lunes 27.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
26 de julio de 2021 | Provincia

De cara al 2023

Intendentes Pro en el conurbano: Quiénes ganaron y quiénes perdieron

Así como en el Frente de Todos el cierre de listas dejó ganadores y perdedores, también en el caso del Pro hubo quienes celebraron y quiénes aun mastican su bronca. A los intendentes del Pro de los distritos del Conurbano no les fue nada mal, aunque su suerte fue diferente.

Paradógicamente los dos intendentes que más hicieron para el desembarco de Horacio Rodríguez Larreta en la provincia –Néstor Grindetti y Julio Garro– deberán confrontar en las PASO contra listas de la UCR. El intendente de La Plata deberá enfrentar a la lista de unidad radical armada por Leandro Bazze –hijo del diputado nacional Miguel Bazze–, mientras que Grindetti no se esforzó demasiado por alcanzar un acuerdo con la UCR. Más aún, su jefe de Gabinete, Diego Kravetz, se constituyó en el armador político más importante que tuvo Santilli antes de ratificar su precandidatura, desentendiéndose prácticamente de la interna municipal.

Grindetti fue, sin dudas, uno de los ganadores del cierre de listas de este sábado. Aunque debió ceder la cabeza de lista en la Tercera Sección Electoral al quilmeño Martiniano Molina –a instancias de Jorge Macri–, consiguió que Adrián Urreli ocupe el tercer puesto, por lo que conservará la vicepresidencia de la Cámara de Diputados bonaerense. Además, Grindetti será jefe de campaña de la lista de Santilli en la provincia de Buenos Aires. 

Tanto Guillermo Montenegro (Mar del Plata) como Diego Valenzuela (Tres de Febrero) cerraron listas únicas de concejales, evitando el desgaste de la competencia interna. Aquí será el extraño caso de que una funcionaria de Valenzuela, la radical Ayelén Berton –Directora de Género del Municipio–, será candidata a senadora provincial en la lista de Facundo Manes. Algunos creen que será el nexo de una reconciliación entre Santilli y Manes después de las PASO.

Jorge Macri fue uno de los grandes ganadores del cierre de listas, aunque fuera abandonado en un principio por el resto de los intendentes Pro que componían el Grupo Dorrego. Su rebeldía le permitió negociar en mejores condiciones, a punto tal de que las urnas lo dejarán con seis legisladores provinciales propios y una diputada nacional.

Del lado del radicalismo, el más perjudicado fue Gustavo Posse. Después de perder por estrecho margen las internas de la UCR provincial, el intendente de San Isidro experimentó el alejamiento de Emilio Monzó, que pegó el salto cuando se confirmó la candidatura de Facundo Manes. Hasta donde pudo mantuvo su pretensión de levantar una tercera lista, pero debió desistir por falta de respaldo en la mayoría de los distritos, incluso en los que se había impuesto en la interna. Entonces negoció con Manes y con Rodríguez Larreta, hasta que se inclinó por acompañar a la lista de Santilli en su municipio, aunque incluso allí deberá someter a su propia lista a unas PASO competitivas.

Todos hacen sus cálculos con la mirada fija en el 2023, donde se juega el juego que realmente importa a la mayoría. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!