Sábado 25.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
28 de julio de 2021 | Cultura

Recordando tu expresión

Palo Pandolfo: Los discos de la buena memoria

En una entrevista que dio en febrero, el artista jugó a establecer la "discografía obligatoria" de su carrera. Ahí conviven su último proyecto -La Hermandad-, su década estrictamente solista, y, por supuesto, sus dos bandas legendarias: Los Visitantes y Don Cornelio.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

"Si tuviera que mostrar lo que hice a través de una determinada cantidad de discos, empezaría por lo último que grabé", dijo Palo Pandolfo el verano pasado. Se refería a "Transformación" y a "El vuelo del dragón". El primero, editado en 2016, fue consagrado en la mayoría de las encuestas del periodismo especializado como el álbum del año. Y el segundo, grabado en vivo, fungió de testimonio documental (y definitivo) para toda su carrera. "Esos discos con La Hermandad me parecen tremendos", decía entonces, con total sinceridad.

En ese catálogo imaginario, Palo Pandolfo agregaba también discos de épocas anteriores. Como "Ritual criollo", de su era estrictamente solista, donde se presentaba solo con su nombre, década del 2000. Y también "Espiritango", de Los Visitantes, la banda con la que atravesó los 90'.   

De Don Cornelio, en tanto, toma "Patria o muerte". Mediaos de 1988, el segundo de los casi quince discos que grabó. Y, al parecer, su favorito: "Es interesante como, a través del tiempo, el disco se mantiene igual de crudo y espontáneo que en su momento de creación", opinaba Palo.

"'Patria o muerte' tiene esa búsqueda desde el yerro, el caos, la noche, el abismo. Aunque le encontraron lecturas en base el contexto social y político de ese 1988 intenso, lo cierto es que el disco fue completamente autorreferencial. A veces me salieron postales sobre el momento, no lo niego, pero no fueron ahí". 

A pesar de que muchos la consideran como una obra postpunk (quizás el disco anterior, "Don Cornelio y La Zona", lo sea estrictamente más), Pandolfo asumió toda esa etapa como "muy punk". 

Entre las conexiones, recordaba a Los Violadores, especialmente cuando los vio como soportes de Los Ramones: "Fui a ver a Ramones porque sabía que Violadores era el soporte. Y no me equivoqué. Ese pogo fue mucho más divertido. Y bestial. Los Ramones, en cambio, decían 'uno, two, three, four'... y hacían lo mismo durante una hora y media".  

"Si pienso en el punk argentino, también me acuerdo de Gamexane. Si hay que hablar de ese género acá, no podemos dejar de mencionarlo", aprovechó Palo, recordando al guitarrista y cantante, parte de la generación iniciatica del género en nuestro país.   

"Pusimos ese título para burlarnos de la izquierda y de la derecha. 'Montoneros: patria o muerte'; 'Tacuara: patria o muerte'. Se estaban matando, y ambos usaban la misma consigna. El disco es una burla atroz en clave punk, un intento de acercamiento nacional y popular a 'God Save The Queen', de los Sex Pistols".

Sobre las actuales tendencias de consumos musicales, Palo aclaró que no le gustaba hacer "juicios de valor sobre una obra de arte. Te vibra o no te vibra. Te conmueve, o no". Aunque luego completó: "Hay cierta música que me parece que está más puesta para dominar que para liberar".  

"Hay toda una música industrial que no se entiende. Todos dicen "patatá, patata". Está vació de contenido. Música muy pasatista y funcional al establishment. Porque no aporta, no dice nada. No hay nada personal: una experiencia, un acierto, ni siquiera un error".

"Muchas veces me pregunto qué es el arte, para qué sirve", reflexionó Pandolfo. "Y creo que tiene que servir para dejar una experiencia que otra persona la pueda utilizar en su favor, para emocionarse". (www.REALPOLITIK.com.ar) 

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Cultura, Juan Provéndola, Palo Pandolfo

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!