Lunes 27.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
1 de agosto de 2021 | Nacionales

Del “que florezcan mil flores” al glifosato

Frente de Todos, unidad “aunque duela”

La decisión de torpedear las listas alternativas en el Frente de Todos generó reacciones y declaraciones muy graves dentro de las fuerzas minoritarias que integran la coalición. El primero en salir a la palestra fue Gabriel Mariotto, de Compromiso Federal, quien acusó al gobierno de “ser parte del poder del enemigo”.

Las juntas electorales del Frente de Todos en CABA y la provincia de Buenos Aires –así como también en muchos otros distritos electorales del país- demostraron que en la coalición gobernante la consolidación de la unidad entre los principales espacios políticos que la componen es el objetivo más preciado. Las instancias de participación y de competencia interna son las principales víctimas de la reproducción de ese delicado equilibrio. Y el reciente cierre de listas volvió a confirmarlo.

El “fuego amigo” parece ser la característica de este proceso electoral dentro de las dos coaliciones mayoritarias de nuestro país. Y es que, más allá de su valor intrínseco, son consideradas como la instancia de posicionamiento interno para 2023. En la provincia de Buenos Aires la mayoría de los intendentes no tendrá reelección posible –aunque se ensayarán distintos recursos para modificar esta situación-, por lo que la ocupación de cargos en los distintos niveles estatales juega un papel determinante. La disputa entre La Cámpora y los intendentes por el control de los municipios amenazó con hacer volar todo por el aire, pero finalmente se terminó negociando.

Las víctimas de estos acuerdos provisorios fueron las agrupaciones o listas minoritarias, y también los movimientos sociales, prácticamente excluidos de las candidaturas para los principales cargos. De este modo, las juntas electorales privilegiaron la unidad –“aunque duela”- a la participación, a punto tal que hasta el propio Sergio Berni debió bajar su candidatura a diputado provincial. Los acuerdos entre los intendentes peronistas y La Cámpora no fueron sencillos, y hasta último momento amenazaron con hacer estallar el espacio. Sin embargo, el acuerdo en Húrlingham entre “Juanchi” Zabaleta, el “Cuervo” Andrés Larroque y los candidatos de La Cámpora resultaron determinantes para garantizar la supresión de las internas en los municipios bonaerenses y evitar así la multiplicación de los “fuegos amigos”.

El referente de Compromiso Federal, Gabriel Mariotto, que responde a nivel nacional al liderazgo del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá-, visiblemente indignado, difundió un breve pero sustancioso video, que sintetiza el malhumor y el resentimiento que se multiplica por cada una de las agrupaciones y listas afectadas a lo largo del territorio nacional. Cuál es la incidencia real o qué tipo de consecuencias tendrá –si es que las tiene finalmente- el privilegio de la unidad entre los grandes jugadores es algo que sólo el tiempo podría responder.

Mariotto denunció: “La degradación que ha sufrido nuestro movimiento es alarmante. El Frente de Todos sigue cercenando la participación de compañeros y compañeras en listas que ni cortitas permiten que jueguen para ensanchar la base electoral de nuestro espacio”. Y agregó que el proyecto nacional y popular había recorrido un camino de constante retroceso: “Del ‘que florezcan mil flores’ al glifosato directamente”.

Luego denunció que la Junta Electoral “voltea listas a mansalva”, dejando afuera a “cientos de listas generaron un caudal enorme de votos en distintos ámbitos de nuestro país y sobre todo en la provincia de Buenos Aires”.

Desde el espacio de Guillermo Moreno ironizaron sobre la ingenuidad de Mariotto, quien insiste en dejarse engañar para no sacar los pies de un plato del que ya no come. “Le ofrecimos integrar un espacio común y se negó. Después le ofrecieron un lugar testimonial a la cola de la lista de diputados nacionales del Frente de Todos de provincia y lo tomó como una ofensa. Ahora le bajaron las listas cortas en provincia y en la CABA y se hace el ofendido”. “Ahora no alcanza con victimizarse”, concluyen.

Mariotto parece tener muy pocos motivos para sorprenderse. Meses atrás, la Junta Electoral partidaria impidió la presentación de la lista encabezada por Alberto Rodríguez Saá para la presidencia del PJ nacional, cuando había presentado más del doble de avales que el oficialismo que levantó la candidatura de Alberto Fernández. Ahora le ofrecieron un lugar a la cola de la lista de diputados nacionales que tomó como una ofensa, y finalmente le bajaron las listas en provincia y en la CABA.

El gobierno es “parte del poder del enemigo”, concluyó el ex vicegobernador bonaerense. Una vez más, por buscar una negociación imposible, Compromiso Federal se quedó sin nada.

Pero no son las desdichas de Mariotto las que causan preocupación dentro del Frente de Todos, sino la situación que se vive en La Matanza, la “sexta provincia” argentina y el distrito que aporta la mayor diferencia en favor del peronismo. Allí la Junta bajó a todas las listas opositoras a la del intendente Fernando Espinoza, con el argumento de la “falta de avales”. En el paquete quedaron incluidas las listas del Movimiento Evita, encabezada por Daniel Dauría; la boleta de la diputada provincial María Laura Ramírez, que contaba con el respaldo de un sector del kirchnerismo y La Cámpora; y otras dos listas menores.

La boleta del Frente Vecinal de La Matanza que estaba encabezada por Patricia "Colo" Cubría –la esposa de Emilio Pérsico-, ya salió a denunciar "proscripción" y "mezquindad política" de parte de Espinoza y negó la insuficiencia de avales. De ese Frente participaban también otros movimientos sociales como la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Somos - Barrios de Pie, además de sectores del sindicalismo matancero como la UOCRA y Comercio.

"El armado que aglutina a movimientos sociales, sindicatos y la iglesia ya analiza alentar el voto en blanco para evidenciar el disgusto con los manejos del intendente”, anticiparon. Y advirtieron: "Esto recién empieza".

Del lado de la lista de María Laura Ramírez, integrada por un sector del kirchnerismo –incluido Luis D’Elía- y La Cámpora, denunciaron que "Espinoza niega la opción electoral a los vecinos", al tiempo que aclararon que no se quedarían de brazos cruzados.

Si los movimientos sociales confirman finalmente la opción del voto en blanco, la victoria electoral estaría sumamente comprometida.

La conducción del Frente de Todos apostó a la unidad “aunque duela”. En pocas semanas quedará en claro si se trata de un dolor pasajero, o si pondrá a la estructura de la coalición en terapia intensiva. (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!