Domingo 17.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
4 de agosto de 2021 | Opinión

Presión tributaria

Argentina y los impuestos: Una relación de políticos inútiles y su IQ en 0

Los impuestos que los argentinos pagan es un tema de debate que ha generado controversias y múltiples discusiones alrededor de esta problemática que lejos está de cesar.

HORACIO DELGUY

por:
Héctor Costa

En más de una oportunidad se ha escuchado las quejas de aquellos que pagan altos niveles de impuestos al estado y, debido a ello, existen diversas posiciones haciendo referencia a este tema. Algunos postulan que si existe una forma de sustentar el estado es por medio del pago de impuestos, otros por ejemplo que hay que reducir y anular completamente la presión tributaria. Argentina tiene una de las más grandes presiones tributarias en el mundo, los ciudadanos, las instituciones, empresas y organizaciones son quienes más impuestos deben pagar.

Pero, ¿qué es la presión tributaria? Se conoce como los ingresos tributarios que se obtienen de un sector plenamente afianzado como los diferentes niveles de gobiernos ya consolidados y meramente establecidos. En consecuencia, todos esos ingresos tributarios devienen de la paga que los ciudadanos hacen de impuestos tanto nacionales como provinciales y municipales. Cómo no van a saber los argentinos que es la presión tributaria si Argentina es el país de Latinoamérica con mayor presión tributaria.

El reconocido Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), en uno de sus documentos, expone la lista de los impuestos más reconocidos y pagados por los individuos como lo son el impuesto a las Ganancias, el IVA, el impuesto a los Bienes Personales, los Derechos de Exportación.

En la Argentina, un porcentaje de la recaudación económica resulta de los impuestos que se les cobra a todos por igual, entre ellos el IVA, que perjudica a la mayoría de los sujetos, así como el impuesto a las Ganancias, una muestra de la desigualdades distributivas. Este país es el emperador de los pagos de impuestos tributarios. Pero sí hay algo hay que afirmar, y es que es mentira que gracias a la recaudación de más de los 150 impuestos existe un mayor ingreso, porque el 90 por ciento de lo recaudado se hace gracias a tres grandes impuestos, el IVA, el impuesto a las Ganancias y Seguridad Social. El resto no aporta a la economía. A modo de ejemplo, el estado se queda con con un tercio de las ganancias de un trabajador.

El gobierno nacional lejos está de proponer alguna medida y enfrentar la disposición de los impuestos -la única política pública seguramente para ellos es la creación de otro impuesto- porque muy bien sabe que puede pagar un alto costo político, social y, sobre todo, de sus votantes en un clima electoral que ya se palpa. Todos estos impuestos son pura y exclusiva creación que quedaron y perduraron todos estos años.

Hoy, el gran dilema es cómo satisfacer todas y cada una de las necesidades de los individuos pero no aumentando los impuestos, porque eso le dará al gobierno una economía eficiente y hasta sostenible y lo único que logrará es la subsistencia y el mantenimiento político de quienes hoy gobiernan. Lo que hay que pensar es que a partir de ciertas bases y fundamentos se pueda implementar una política económica capaz y con el mero objetivo de no solo reducir el gasto público del estado, que es enorme, sino también reducir la tasa de empleo público, sino también en crear leyes que garanticen impuestos muchos más bajos con la apertura.

En la Argentina la mayoría de los tributos gravan el proceso productivo donde por ejemplo a los dueños de pequeñas y medianas empresas (pymes), los llevan a contratar empleados en negro (contratación informal) para poder subsistir económicamente por las altas cargas sociales. En conclusión, en la práctica esto significa que la alta presión tributaria recae sobre una porción minoritaria de la población, en especial los que trabajan en relación de dependencia y para solucionar este gran problema la Argentina no solo necesita un cambio de economía, sino un cambio de pensamiento político, social y cultural.

Se debe de dejar de pensar en la vieja política que nada bueno hizo para el país, ya que, si nos dejamos guiar por ella, hoy en día tenemos 167 impuestos que hace imposible que el país crezca, salvo los bolsillos del estado y nuestros gobernantes, dejando a la gente pobre.

 

1 En el caso de los municipios se consideran los recursos tributarios propiamente dichos (en los casos de los municipios que cobran impuestos) más los ingresos no tributarios (tasas, derechos y contribuciones).
2 La totalidad de estos impuestos es aproximadamente de 166 tributos, 42 nacionales, 41 provinciales y 83 tasas municipales.
3 Términos y definiciones del impuesto a las ganancias por el AFIP. Según la ley, se considera ganancia a: los rendimientos, rentas o enriquecimientos producidos por una fuente permanente; los rendimientos, rentas o enriquecimientos obtenidos por las sociedades comerciales y empresas unipersonales; los resultados obtenidos por la venta de bienes muebles amortizables e inmuebles y por la transferencia de derechos sobre inmuebles, los resultados obtenidos por la venta de acciones, valores representativos, certificados de depósito de acciones, cuotas y participaciones sociales, monedas digitales, títulos, bonos y demás valores.
4 Concepto IVA, impuesto valor agregado, una carga impositiva al consumo, en conclusión, es un impuesto que paga el consumidor.
5 El concepto que postula el AFIP: es un impuesto que se aplica sobre los bienes, situados en el país y, según el caso, en el exterior, que poseas en tu patrimonio al 31 de diciembre de cada año. Este impuesto establece, en relación a la valuación total de tu patrimonio para cada período fiscal, un monto mínimo a partir del cual se aplicará el impuesto
6 Los derechos de exportación son tributos que gravan a las destinaciones de exportación para consumo. Se trata de tributos que no obedecen únicamente a una finalidad recaudatoria.

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

ETIQUETAS DE ESTA NOTA

Alberto Fernández, Héctor Costa

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!