Jueves 28.10.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
10 de agosto de 2021 | Nacionales

De cara al futuro

Victoria Tolosa Paz quiere convertirse en la “nueva Cristina”

La precandidata a diputada nacional por el Frente de Todos está dispuesta a potenciar su protagonismo dentro del espacio. El cierre de listas la consagró en el primer lugar de la boleta, al tiempo que profundizó la interna dentro del cristinismo.

Los heridos son muchos, el “fuego amigo” no se calmará y episodios como la marginación de Agustín Rossi o Fernanda Vallejos demuestran que Cristina Kirchner atraviesa un ciclo de cuarto menguante. Por esta razón, Martín Guzmán ha recuperado su centralidad. No hay lugar en el gobierno para posiciones radicalizadas.

En el entorno de la candidata deslizan que su sueño es convertirse en “la nueva Cristina”. No es algo censurable ni extraño: todo político aspira a llegar a la presidencia. Pero Tolosa Paz sabe que va en el camino correcto: su instalación mediática ha sido excelente -en gran medida mérito de su marido, Pepe Albistur, y que no hay figuras incuestionables para el 2023 en el Frente de Todos-. Por esta razón debe potenciar aún más esa instalación mediática y política, y conseguir un excelente resultado electoral.

Así, ni lerda ni perezosa, salió a desafiar a los candidatos opositores "para saber qué propuestas tienen". "Hay un ocultamiento por parte de ellos. Queremos plantear un debate, que Santilli explique a la gente qué quiere”, dijo. "Juntos por el Cambio prefiere construir un relato antes de debatir, con Leandro Santoro queremos tener un debate serio con ellos", afirmó, sumando al precandidato por el oficialismo en la Ciudad de Buenos Aires.

Nótese que Tolosa Paz desafía a Santilli y suma a Santoro. Una estrategia muy sólida para tratar de sumar a los radicales que podrían quedar heridos en las PASO, en caso de perder la interna de Juntos por el Cambio. "Durante mucho tiempo escuché que Juntos por el Cambio eran republicanos, que sostienen las instituciones, así que queremos saber qué propuestas tienen", desafió Tolosa Paz.

Envalentonada, amplió la invitación al debate al conjunto de las fuerzas opositoras: "Desde el Frente de Todos llamamos a debatir tanto a (Diego) Santilli, como a (Facundo) Manes, a (Florencio) Randazzo y a (José Luis) Espert, para debatir qué provincia queremos".

La línea argumental apunta a discutir el futuro, presentándolo como una nueva oportunidad para los argentinos: "El debate que tenemos es qué Argentina queremos construir, por suerte la salida de la pandemia está muy cerca". Y, tratando de seducir al electorado, aseguró que desde el oficialismo pueden "contar todas las medidas" que buscan llevar al Congreso, pero aclaró que para eso necesitan "la fuerza y representación para poder hacerlo".

El problema que encuentra Tolosa Paz es que, si bien desde Juntos por el Cambio no aparecen propuestas concretas, centrándose en dos ítems -desligarse del gobierno de Mauricio Macri y profundizar la veta anticristinista-, el gobierno de Alberto Fernández asemeja a un barco sin brújula. Por esta razón, su prospectiva resulta absolutamente imprecisa, por lo que la afirmación de que “no se sabe cuál es la Argentina que quiere” también le cabe al oficialismo.

Por ese motivo suenan huecas sus afirmaciones de que "la ciudadanía tiene un cansancio de lo que se consume en los medios de comunicación, nos agradecen por seguir construyendo la Argentina que quiere, una esperanza para avanzar". En realidad, la caída en la imagen y en la voluntad de sufragio que experimentan los principales referentes del Frente de Todos y la coalición en conjunto la desmienten de plano.

Esta contradicción se reitera al afirmar que "necesitamos que el Frente de Todos afirme el rumbo que la gente eligió el 10 de diciembre de 2019", cuando el gobierno nacional parece avanzado en un programa sensiblemente diferente a lo prometido en su campaña electoral. O directamente opuesto.

Conservando su perfil de señorita “high society” de La Plata, Tolosa Paz debe afrontar el triple desafío de retener a los propios, conseguir el regreso de los que se fueron y seducir a los independientes y extraños, tal como intenta hacerlo en el video en el que la reportea Diego Iglesias.

¿Podrá mantener su perfil “políticamente correcto” cuando comience a ser objeto de ataques de la oposición y del “fuego amigo”? Y, en caso de conseguirlo, ¿le permitirá abonar el camino para convertirse en la “nueva Cristina”, o le pondrá a todos en su contra? (www.REALPOLITIK.com.ar)

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!