Miércoles 17.04.2024 | Whatsapp: (221) 5710138
17 de agosto de 2021 | Interior

¿Nació el “provincialismo” en Salta?

Elecciones: El oficialismo salteño se quedó con la mayoría de los cargos

Los espacios oficialistas de Unidos por Salta y Gana Salta se quedaron con nueve de las doce bancas que estaban en juego en la Cámara de Senadores de la provincia, además de 20 de 30 diputados, 38 de 60 convencionales constituyentes y el intendente del municipio de Aguaray, en las elecciones realizadas este domingo.

facebook sharing buttonCompartir
twitter sharing button Twittear
whatsapp sharing buttonCompartir
telegram sharing buttonCompartir
print sharing buttonImpresión
gmail sharing buttonCorreo electrónico

El candidato de Unidos por Salta, Emiliano Durand, se adjudicó el cargo de senador por el departamento Capital, con el 32,17 por ciento de los votos, seguido por el actual diputado nacional Martín Grande, de Juntos por el Cambio. Durante la jornada electoral, que se desarrolló con normalidad, el 60,20 por ciento del padrón se volcó a las urnas de un total de 1.052.535 personas que estaban habilitadas para sufragar, y los salteños votaron con el sistema de Boleta Única Electrónica.

Siete frentes, 26 partidos y 36 agrupaciones municipales participaron de las elecciones provinciales, con 1.017 listas presentadas y un total de 10.676 candidatos.

En tanto, en la categoría diputados provinciales del departamento Capital, el candidato más votado fue Víctor Lamberto, del Partido Identidad Salteña, que integra el frente oficialista Gana Salta, con el 20,51 por ciento de los sufragios. A él lo siguen Bernardo Biella, del partido Salta Independiente, con el 14,21, mientras que en tercer lugar quedó el candidato Roque Cornejo, de JxC, con el 13,97, e Isabel De Vita, del Frente de Todos (FdT), con el 7,14 por ciento de los votos.

El gobernador Gustavo Sáenz enfatizó, eufórico, que "es un orgullo poder decirle al país que en Salta no hay grietas. Nuestra querida provincia hoy no se pintó de amarillo, ni de azul ni de celeste. Se pintó con el poncho salteño, que llevamos en el corazón, para decirles a todo el país que es necesario que trabajemos juntos".

En la jornada electoral también se votaron convencionales constituyentes, que serán los responsables de trabajar en la reforma parcial de la Constitución provincial durante los próximos tres meses. En este caso el espacio oficialista conquistó 38 cargos de los 60 que se disputaban.

Sáenz proclamó además el nacimiento del “provincialismo” salteño: "Hoy nace un nuevo movimiento en Salta, un movimiento provincial, donde abrimos la puerta, los brazos y el corazón a todos los salteños de bien que quieran acompañarnos para sacar a Salta adelante". Para inmediatamente resaltar que: "En toda mi carrera política nunca necesité ni pedí la bendición de un dirigente nacional".

También destacó que la del oficialismo salteño "fue una ingeniería electoral arriesgada, porque lo más fácil era llevar una sola lista", pero aclaró que de esa manera "dejaban a muchos sin participar".

"Con estos dos frentes les dimos la posibilidad a todos aquellos que querían presentar sus propuestas en cada rincón de la provincia", marcó, y resaltó: "Fueron los salteños los que determinaron que, de 30 diputados, 20 sean de este frente, de 60 convencionales 38 sean de este frente, y que de 12 senadores 9 sean de este frente".

La jornada electoral se desarrolló con normalidad, aunque con una baja participación, ya que sólo votó el 60,20 por ciento del padrón: entre 4 y 6  por ciento menos que en los comicios de los años previos. Los salteños votaron con el sistema de Boleta Única Electrónica y no hubo mayores inconvenientes ni denuncias.

Las elecciones salteñas dejan mucha tela para cortar. En primer lugar, debe destacarse la decisión del oficialismo de presentar dos listas, para evitar el “fuego amigo” que hoy atraviesa a las principales coaliciones nacionales. En segundo, la derrota de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos, que ocuparon el segundo y quinto puestos en el escrutinio general, ya que el cuarto le correspondió al voto en blanco, con el 12,13 por ciento de los sufragios. El Frente de Todos sólo sumó el 9,43 por ciento de los votos.

Es de destacar no sólo la importancia del voto en blanco, sino también del ausentismo de la ciudadanía. Y también la propuesta “provincialista” que levantó el gobernador, que parece convertirse en la nueva característica de la política nacional.

¿Se reiterará la experiencia salteña en el resto del territorio nacional? Hasta ahora, los provincialismos vienen creciendo de manera arrolladora, explicitando el desacuerdo de las poblaciones de las provincias frente a la tradicional actitud centralizadora porteña.

Tal vez estemos asistiendo a la transformación del sistema federal en otro confederal, aunque aún es muy pronto para afirmarlo. (www.REALPOLITIK.com.ar)


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!