Martes 07.12.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
20 de agosto de 2021 | Séptimo Arte

Cobertura REALPOLITIK

“Hay demasiados condimentos a nivel actuación en 'El Reino' que están muy bien”

Nico García Hume fue uno de los protagonistas de la serie argentina que causa furor en Netflix. Con condimentos de House of Cards, la ficción que mezcla política y religión se destaca en la plataforma.

HORACIO DELGUY

por:
Federico Carestia

El viernes pasado se estrenó una de las producciones argentinas más esperadas en la pantalla de Netflix. Con Diego Peretti, Mercedes Morán y Chino Darín como principales figuras, "El Reino" llegó para mostrar el talento y la calidad de producciones que se pueden realizar en el territorio nacional cuando hay buenas ideas y un respaldo económico que las sostenga. 

La historia de "El Reino", que tiene algunos elementos de "House of Cards", combina política, religión y conspiraciones. Emilio (Peretti) es un pastor evangélico de gran caudal de seguidores que se postula como candidato a vicepresidente. Sin embargo, el homicidio de su compañero de fórmula lo empujara no solo a encabezar la lista del partido Ética Ciudadana por la República (ECR), sino que también destapará todo los problemas de corrupción que envuelven a la Argentina. 

Quien desencadena todos los sucesos es Remigio Cárdenas (Nico García Hume), un fanático religioso que comete el asesinato del candidato. Con la escritura de Claudia Piñeiro y la dirección de Marcelo Piñeyro, la serie de Netflix se ubicó entre lo más visto y comentado de la plataforma. En diálogo con REALPOLITIK, García Hume contó cómo fue ser parte de esta megaproducción argentina. "La serie la había visto antes de que se estrene, pero ahora la vi totalmente terminada y soy muy fan", señaló.

RP.- ¿Cómo llegó a la serie?

Primero hice un casting para Remigio, grabado. Estaba en Paraguay. Me llegaron solo un par de escenas. Una vez que quedo me dieron los ocho libros enteros y cuando los leí, dije: "Esto va a estar muy bueno". Trabajar con Marcelo Piñeyro para mí era genial. También la conocía a Claudia Piñeiro como escritora y ya entendía todo lo que había atrás. Y después K&S, la productora la tiene muy atada en lo que es producir cosas grandes.

RP.- ¿Esperaban este nivel de repercusión estando en Netflix?

Hay cosas que Netflix hace que por ahí no funcionan. No te asegura la plataforma que esté bueno lo que vas a hacer. Sí te asegura que va a tener exposición en todo el mundo. Tienen muy armado su método de publicidad. Igual no es solo eso. Tenés que saber cómo poner la guita. Una cosa es tener una Ferrari y otra cosa es manejarla. Lo audiovisual es un arte coral, es grupal. No es que hay uno solo que hace todo. Es un grupo maravilloso y creo que eso se recontra ve. 

RP.- ¿Cómo funcionó esa tríada que armaron con Peter Lanzani y Chino Darín?

Funcionó muy bien. En primer lugar porque son dos personas geniales, son muy graciosos los dos. El director, el equipo también es gracioso. Había algo muy relajado y cómodo para trabajar. Y después son dos grandes actores, si no son los dos mejores de su generación, están ahí. Trabajar con gente que tiene tanto talento, tanto oficio, siempre es un aprendizaje, un crecimiento. Siempre se agradece estar con gente así, con gente que en el set se comporta de una forma amigable.

RP.- ¿Qué le pareció el trabajo que hizo Diego Peretti como el pastor Emilio Vázquez?

A mí Peretti me vuelve loco hace años, y verlo, todo lo que le sucede es espectacular. Me gustó mucho lo que hizo, es un actor maravilloso. Ver su trabajo de transformación es espectacular. Pero, repito, todos los actores tienen por lo menos una escena, un momento, en el que están luciéndose. Eso es a nivel de escritura. Eso es Claudia Piñeiro y Marcelo Piñeyro. Son personajes maravillosos. Hay demasiados condimentos a nivel actuación que están demasiado bien. Estoy orgulloso.

RP.- ¿De qué forma preparó el papel de Remigio?

Vengo de una familia mitad judía, agnóstica, católica. A lo largo de mi vida fui investigando lo que tiene que ver con la religión. Pero recién ahora pude estudiar un poco más la Biblia, interiorizarme más, y quedé fascinado. No te digo que soy creyente ahora, pero soy bastante fan de la poética o la narrativa que tiene la Biblia. Me preparé así, investigando lo que es una persona de fe, creyente, con poca expresión y que su atención solo está puesta en la fe, y le cuesta después no conectar todo con eso. Siento que las personas que son muy devotas, muy de fe, conectan todo con la religión.

RP.- ¿Hablaron la posibilidad de hacer más temporadas?

Tengo entendido que están escribiendo otras temporadas, o una segunda temporada. Tengo entendido que nada es lo que parece. Eso lo entendí desde el día uno, y en varios grados. Me imagino que sí, con lo bien que le está yendo, van a sacar una segunda, una tercera. Ojalá que sí.

RP.- ¿Qué es lo que se viene en términos laborales?

Estoy haciendo la tira de Polka, la 1-5/18, que creo que hago todo este año y parte del año que viene. Estoy en esa a full, son muchos capítulos. Me estoy divirtiendo mucho. Estoy haciendo de villano, malo real, un paraguayo y hago dupla con otra paraguaya. Se estrena pronto.

RP.- Hace poco salió el primer avance y lo criticaron mucho. ¿Cómo se tomaron la reacción de la gente?

Sí, nosotros estamos acostumbrados a que nos peguen palos. Que genere algo, es interesante. Bueno o malo. Al final, estamos haciendo una tira. Es una caricatura de una villa. No estamos haciendo algo como "El Reino" o "El Marginal", que es como mucho más realista. Son 120 capítulos de historias de amor, de traición, dentro de una villa que inventamos nosotros. Entiendo que la gente pueda reaccionar porque quiere más o menos verdad, más o menos crudeza, pero es ficción. (www.REALPOLITIK.com.ar) 


¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!