Sábado 25.09.2021 | Whatsapp: (221) 5710138
27 de agosto de 2021 | Cultura

La gira final

Virus vuelve... para despedirse

Los hermanos Julio y Marcelo Moura se reencuentran con Mario Serra para presentar un EP con versiones ajenas de la banda y anunciar la gira del adiós.

HORACIO DELGUY

por:
Juan Provéndola

Virus existe. Y, a la vez, no. La obra es eterna, inoxidable. Pero la banda, en cambio, va y viene, según los momentos de Julio y Marcelo Moura. Los hermanos protagonizaron las distintas formaciones tras la partida de Federico. La primera, como continuación de la que venía con su cantante original. Y las sucesivas con cada vez más cambios. Para la última, pausada desde 2015, solo perduraba Daniel Sbarra

Hasta la pandemia, Julio y Marcelo estaban encarando sus propios proyectos. Julio Moura había publicado a fines de 2018 "Enigma 4", su primer disco solista. Y Marcelo combinaba sets acústicos de Virus con presentaciones del libro sobre la banda, que había editado por Planeta. El único gran reencuentro se produjo el 8 de junio de 2016, en el estadio Ciudad de La Plata, en ocasión del homenaje a Federico Moura dentro del Festival Provincia Emergente. 

Sin embargo, en la noche del miércoles pasado los Moura confirmaron una data que andaba circulando desde los inicios de aquella primera cuarentena: alrededor de Virus se estaba organizando algo grande, de expansión continental y con un fuerte soporte tecnológico para las puestas en vivo. Incluso se hablaba del regreso de algunos músicos de la era dorada de la banda.

Y el regreso, según se oficializó el miércoles, en un bar de Palermo, será el de Mario Serra. El baterista se había ido de la banda en el lejano 1995 para tocar con Charly García (con quien grabó varios discos, entre ellos "Demasiado ego", vivo tras un multitudinario show gratuito en la Costanera Sur). Pero, más cerca en el tiempo, Serra comenzó a volver sobre la obra de Virus a través de Viralisados, grupo que formó con el otro Federico de la familia Moura: es uno de los hijos de Jorge, desaparecido desde 1977. También solían participar como invitados dos "viejos" Virus: el bajista Enrique Mugetti y Ricardo Serra, su hermano (y guitarrista en "Wadu, Wadu", "Recrudece" y "Agujero interior").

En la conferencia de prensa, los tres anunciaron la gira del adiós para el 2022. Un "regreso-despedida", definieron. A Mario Serra y los hermanos Moura se les sumarán el bajista Ariel Naón, el tecladista Patricio Fontana (ambos de las últimas re-formaciones) y el guitarrista Agustín Ferro (quien venía tocando con Marcelo Moura).

La idea se venía pergeñando desde fines de 2019. Pero pocos meses después apareció la pandemia y dejó todo colgado en el tendal. Finalmente, agosto de 2021 los reencuentra anunciando un tour por Latinoamérica. En diciembre se cumplirán 40 años de "Wadu, Wadu", su primer disco. Al final de la conferencia del miércoles, Julio y Marcelo hicieron una versión acústico-fogonero de "Dame una señal".

Pero Virus no solo recrudece con este regreso-despedida, jirones finales de una leyenda sobre el escenario, sino también con proyectos paralelos que potencian el revisionismo sobre la banda y su estela. Por un lado, el lanzamiento a fin de año de un documental. Por el otro, una sucesión de EPs con versiones de Virus a manos de artistas actuales. 

Casi como si fuera el traspaso del testimonio, los Moura y Serra encarnarán el autohomenaje final mientras casi veinte bandas revisan y actualizan en repertorio en un lanzamiento triple. Todos saldrán bajo el nombre de "Virus, viaje de placer".

El primero de esos tres EPs fue presentado el mismo miércoles. E incluye seis canciones. La versión de "Hay que salir del agujero interior" está acompañada de un video. En él, JulioMarcelo y Mario participan junto a Joaquín Vitola, cantante de Indios.

El EP se completa con "Imágenes Paganas" en voz de Bruno Albano, de Banda de Turistas, "Polvos de una relación", por Potra, "Me puedo programar", a cargo de Rayos Láser, y dos participaciones sudamericanas. 

En una de ellas, la chilena Javiera Mena hace una personal reversión de "Amores perpetuos". Pero acaso la que más sorprenda sea la de Moreno Veloso, hijo de Gal Costa, quien le mete impronta brasileña y letra portuguesa a "Dame una señal". Una canción de letra y música de Julio, aunque uno puede tranquilamente imaginarse a Federico escuchando a gusto esa canción en un balcón de Leblon. (www.REALPOLITIK.com.ar) 

Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a seguir ejerciendo nuestra tarea periodística con la mayor independencia y objetividad posible.

Te invitamos a colaborar con realpolitik

¿Qué te parece esta nota?

COMENTÁ / VER COMENTARIOS

¡Escuchá Radio Realpolitik FM en vivo!